Pienso para perros.
photo_camera Pienso para perros.

Tendencias

Importancia del pienso de calidad para el desarrollo de tu cachorro

Los piensos para perros no siempre han sido como los conocemos ahora, y de hecho podemos decir que los primeros tenían poco que ver con la calidad que ofrece la empresa de piensos Lobo Azul.

Esta comida preparada para nuestras mascotas es más antigua de lo que creemos, ya que tiene más de 150 años, aunque su mayor evolución se vivió no hace mucho.

El primer pienso surge en 1860

El primer pienso para perros surge en los Estados Unidos, en 1860, aunque no tenía nada que ver con las típicas bolas o croquetas que conocemos ahora.

Para ver el alimento seco como el que podemos comprar en la actualidad, aunque desde luego no era el pienso para perros de la mejor calidad, tenemos que irnos a los años 30 del pasado siglo.

Esta comida para perros no era de la mejor calidad, por lo que hubo que esperar a los años 90 para que hubiese una revolución en la industria, la cual fue propiciada por los dueños de los perros, que se empezaron a preocupar por lo que comían sus mascotas.

Surgen los piensos para cachorros

No hay una fecha exacta, pero la revolución que se vivió en la década de los 90 hizo que los piensos se especializasen y se empezasen a vender los piensos para cachorros.

En un principio, el pienso de cachorros era el mismo para todas las razas, pero con el tiempo se fueron dividiendo según el tamaño y después incluso según los meses del animal.

¿Por qué son importantes los piensos para cachorros?

Un cachorro no es más que un perro en formación. En un periodo muy corto de tiempo se tienen que formar muchos tejidos, en especial los huesos y los músculos.

Nombramos los huesos porque quizá es la parte más delicada durante la época de crecimiento de los perros, en especial en las razas grandes y gigantes.

 

En este tipo de animales, un crecimiento demasiado rápido puede provocar problemas en los huesos, como la temible displasia. Esta enfermedad es genética, pero también puede aparecer por factores como un crecimiento demasiado rápido o un exceso de peso.

Este aumento de peso es un problema en los cachorros de raza pequeña, así el pienso para estas razas debe estar formulado con la idea impedir que engorden debido a un exceso de hidratos de carbono.

Escoger un buen pienso para cachorros puede ser la diferencia entre un perro adulto sano y otro enfermo para toda la vida, por lo que hay que elegirlo con sumo cuidado, sacando de esta elección a los piensos de mala calidad, que solo llevan harinas de cereales y subproductos animales, lo cual es un veneno para los cachorros.

En la elección nos debemos dejar guiar por los profesionales y de entre todo ellos el mejor es el veterinario al que llevemos a nuestro cachorro, al que le pediremos que nos haga una lista con algunos de los mejores piensos para probarlos, puesto que no todos los perros son iguales y el pienso de mejor calidad del mercado le puede sentar mal a nuestro cachorro.

Alimentar a un perro con pienso de calidad es fundamental para que lleve una buena vida, pero si tenemos que elegir una época para cuidar al máximo la alimentación es cuando el perro se está desarrollando, algo de vital importancia en animales de raza grande y gigante.

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes