Viernes 17/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Juguemos a la demagogia de Candela Peña

Libertad de expresión para todos, por supuesto. Pero, como diría María Dolores, que cada palo aguante su vela. Si Candela Peña decidió apostar por la demagogia y se atrevió a utilizar la memoria de su padre para arrearle al Gobierno Rajoy (motivos no faltan, ciertamente), lo haremos todos sin rubor.

Juguemos, por tanto, a la demagogia de la actriz Candela Peña. La actriz soltó este domingo, en la Gala de los Goya, aquello de:

-- “Hace tres años que no trabajaba. En estos tres años he visto morir a mi padre en un hospital público donde no había mantas para taparlo y le teníamos que llevar el agua. En estos tres años ha nacido un hijo de mis entrañas y no sé qué educación pública le espera. En estos tres años he visto gente sin trabajo que se mata por no tener casas. Esta alegría no me la amarga nadie y os pido trabajo. Tengo un niño que alimentar”.

Vamos por partes. En estos tres años vio morir a su padre, estuvo sin trabajo y comprobó que la educación no chuta. Rajoy lleva en el gobierno un año... Es decir, que los responsables principales de su paro, de la escuela de su niño y de la falta de mantas y agua podrían ser –por este orden: Valeriano Gómez, ex ministro de Trabajo; Ángel Gabilondo, ex ministro de Educación; y Leire Pajín, la ministra de Sanidad con Zapatero.

Pero no dudemos de la palabra de Candela. Su padre murió sin mantas y sin agua. Vale. Pero yo me pregunto: ¿Qué pasa? ¿Falleció en Cuba? Allí sí que están fatal. El régimen comunista de los hermanos Castro se las ve y se las desea para lograr abastecer los centros sanitarios. Una verdadera pena.

Otro dato. El padre de Candela falleció en el Hospital San Lorenzo de Viladecans, en Barcelona. Por tanto, no era un tirón de orejas a Mariano Rajoy sino a Artur Mas, que gobierna en Cataluña, comunidad que tiene delegada la gestión de los hospitales públicos de la región. Allí todavía están penando el gobierno tripartito (PSC, ERC, ICV) y su deuda de 3.000 millones de euros. Quizás por eso, no haya mantas y agua en los centros hospitalarios. ¿No te parece, Candela?

Quizás, la próxima vez, la actriz debería asesorarse en temas sanitarios con los también actores Javier Bardem y Penélope Cruz. Para que Pe diera a luz decidió acudir a un centro médico de muy distinto perfil: el judio Cedars-Sinai de Beverly Hills. Se estima que cuesta unos 3.000 dólares por día de hospitalización. No era público, ni de la seguridad social. Todavía hay categorías.

Por cierto. Si el estupendo de Javier Bardem cotizara en España, si pagara impuestos en el país que lo lanzó a la fama, quizás habría más dinero en las arcas del Estado para poder destinar después a sus amiguitos del cine y pagar las mantas y el agua de los hospitales españoles.

Una cosa más. No entiendo la estrategia de los chicos del cine. ¿Alguien recuerda el título de la película por la que fue premiada Candela Peña? Muy pocos. Yo se lo digo. Se titula ‘Una pistola en cada mano’.

Es curioso. De eso, los actores no quieren hablar... Ellos sabrán por qué. Pero después, que no se quejen.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·