Viernes 25/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los otros sectores afectados por la crisis inmobiliaria: cementeras, pinturas y tintas, PVC y la industria electróquimica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La industria electroquímica, los fabricantes de cemento y PVC o los productores de pinturas y tintas componen esa 'segunda ola' de afectados por el pinchazo del boom inmobiliario.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, son muchas las empresas englobadas en la industria química que están sufriendo los efectos colaterales de la crisis inmobiliaria. Los fabricantes de cloro se encuentran entre los principales perjudicados, de acuerdo con fuentes del sector.

A este segmento le afecta directamente no sólo el pinchazo del ladrillo, sino también la crisis energética, especialmente la supresión de tarifas industriales de electricidad que entró en vigor el paso mes de julio. 

Desde la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), la patronal de la industria química española, indican que "la empresa electroquímica es la más afectada con diferencia" entre sus asociados por la nueva regulación tarifaria de la electricidad.

Su producto más demandado, el cloro, consume energía intensiva, añaden desde Feique. Desde este organismo indican que aunque son pocas las firmas que lo fabrican -Elnosa, Electroquímica de Hernani, Ercros, Química del Cinca y Solva –mueve unas cifras representativas en la producción total industrial nacional-.

Las plantas de producción de cloro y sus derivados suponen empleo directo para 3.500 personas. De acuerdo con los datos proporcionados por la Asociación Española de Productores de Cloro (ANE), este componente se utiliza en el proceso de fabricación del 60% de los productos de química básica

Su utilización como materia prima en la formulación del 90% de los productos fitosanitarios; en el 80% de los productos farmacéuticos y en el 40% de los plásticos genera un valor para la economía española de más de 24.000 millones de euros anuales.

Por otro lado, fuentes de Feique consultadas por este confidencial destacan las dificultades por las que atraviesa otro sector industrial que factura, según fuentes de mercado, cerca de 50.000 millones de euros cada año, el de las tintas y pinturas.

En declaraciones a ECD, el secretario general de la Asociación Española que engloba a los fabricantes de pinturas y tintas (ASEFAPI), José Luis Díez, advierte de que la drástica reducción de su negocio en los últimos meses puede acabar con el trabajo de cerca de 2.000 de sus 13.000 empleados en todo el país.

En este sentido, Díez apunta que hoy en día, dentro de los segmentos de la industria de las pinturas, el más afectado es el de la construcción. El 50% de la producción total de estas empresas se destina a la construcción, obra pública, industria del mueble y la madera o bricolaje y decoración, amplía.

La otra mitad de su producción se reparte entre productos tan dispares como los de la industria del automóvil, ferrocarriles y embarcaciones, las bellas artes o las tintas para artes gráficas.

El responsable de Asefapi resalta que la crisis "no sólo incide en los fabricantes de productos sino también en los profesionales aplicadores", los pintores cuyas agendas de actividad se han reducido drásticamente, y por ello ha aumentado también la morosidad, concluye Díez.

La diferencia entre esta crisis y otras dificultades por las que ha atravesado este tipo de empresas anteriormente es que, esta vez, la contracción en la compra de viviendas no se ha visto amortiguada por el auge en rehabilitaciones, obras y reformas.

Además, denuncian varios empresarios del sector químico, al hundimiento de la economía del ladrillo hay que "añadirle problemas estructurales como el encarecimiento del petróleo y sus derivados" –materia prima indispensable para la elaboración de estas tintas y pinturas, así como de los plásticos y PVCs-.

"Y no hay que olvidarse de las estrictas limitaciones" a las que están sujetos los productos químicos en materia de distribución y transporte: "no podemos recortar por ningún sitio", lamentan.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··