Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Piensa ahora que se equivocó asistiendo al acto

“El Mundo me ha utilizado”. La indignación de Pedro J. por la fiesta aniversario del periódico

Se le ha escuchado: han maltratado a Ágatha Ruiz de la Prada, en el editorial han manipulado mis palabras, García-Abadillo es un “pequeño Napoleoncito”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo ocurrido en la fiesta del XXV aniversario de El Mundo ha provocado una crisis definitiva entre Pedro J. Ramírez y la actual dirección del periódico. Ahora la situación es de tensión máxima. El fundador y ex director se encuentra muy molesto por los sucesos, y considera que haber asistido al acto fue por su parte un error.

Pedro J. rompe su discurso tras su intervención en el aniversario de El Mundo. Pedro J. rompe su discurso tras su intervención en el aniversario de El Mundo.

El acontecimiento, celebrado en el hotel Palace de Madrid, el pasado lunes, se ha convertido en un terremoto en Unidad Editorial y alrededores, cuyas consecuencias todavía son impredecibles.

Fuentes del entorno más directo de Pedro J. Ramírez han explicado a El Confidencial Digital cuál es la situación personal en este momento del periodista. Está “muy jodido”, resumen.

Mal trato a Ágatha Ruiz de la Prada

Tras los sucesos de la fiesta, estos son los reproches que se han escuchado a Pedro J. en las últimas horas, siempre según personas muy cercanas a él:

La organización del acto del XXV aniversario de El Mundo colocó a Ágatha Ruiz de la Prada en un lugar secundario. La diseñadora tuvo que sentarse en una mesa lejana y quedó situada de espaldas al escenario principal.

Además, El Mundo publicó ayer una única foto de Ruiz de la Prada, que además no gustó nada a Pedro J. y su entorno: se le veía junto a Carmen Rigalt, en un primer plano, con un rictus y una mueca forzada. Una imagen que en el entorno de Pedro J. Ramírez, se define como un “sello de correos”.

Una decisión premeditada

En ese entorno consideran que publicar una imagen nada favorable de Ágatha Ruiz de la Prada fue una decisión premeditada y estudiada por la actual dirección

El trato a su mujer ha disgustado más si cabe a Pedro J. porque considera que ella ha ejercido como relaciones públicas de El Mundo durante más de dos décadas. Ella convenció a Francisco Umbral para que escribiera en el periódico, también se le atribuye haber traído a Isidoro Álvarez y El Corte Inglés al diario, conseguir las mejores relaciones en el ámbito de la cultura y el arte

Para perjudicarle a él

Por todos estos motivos, en el entorno de Pedro J. se considera que el trato desconsiderado a Ágatha Ruiz de la Prada se ha hecho de forma consciente y para perjudicarle a él.

El pasado 22 de septiembre, ECD publicó que El Mundo había decidido castigar a Ruiz de la Prada. Como reacción, Pedro J. remitió a este medio una carta en la que decía:

-- “Me resisto a creer que pueda ser verdad que, como se afirma al final del artículo, la “cúpula de EL MUNDO haya tomado la decisión de silenciar a Pedro J. Ramírez”, o que en la redacción en la que he vivido un cuarto de siglo se hayan podido decir cosas como las que se entrecomillan o no digamos nada que el “castigo” vaya a hacerse extensivo a algún miembro de mi familia pues, sólo quien no haya leído ni a Gibbon, ni a Mommsen, ni siquiera a Goldsworthy –en realidad quien no haya leído a nadie- puede soslayar que esa práctica marcó el pináculo del tiempo en que el Imperio devino en tiranía”.

Utilizado en el editorial

El Mundo publicó ayer un editorial, el principal, dedicado a los 25 años del periódico, titulado “Un diario maduro, relevante y respetado por la sociedad española”, que incluyó con comillas palabras de Antonio Fernández-Galiano, Casimiro García-Abadillo y del propio ex director.

Pues bien, Pedro J. va contando que la cúpula del periódico ha manipulado sus palabras. En el cuarto párrafo del editorial se lee:

-- El pasado mes de enero, fruto de un acuerdo empresarial, Pedro J. Ramírez cedió el testigo del periódico a Casimiro García-Abadillo, “que hoy lo dirige con gran acierto y como factor de continuidad”, según señaló el propio Ramírez en su discurso.

Esta referencia ha indignado a Pedro J., que se siente utilizado. Por varias razones:

-- La dirección ha intentado legitimar su destitución con unas palabras sacadas de contexto.

-- Han blanqueado el cese utilizando esa expresión.

Factor de continuidad

Detrás de esa frase (“como factor de continuidad”) que pronunció Pedro J. en su intervención se esconde una historia no conocida hasta ahora.

Fue el propio Antonio Fernández-Galiano quien le pidió que la incluyera en su discurso. Él aceptó y, a última hora, la pronunció. Incluso, el propio presidente de Unidad Editorial le agradeció al final de su discurso el tono y las palabras empleadas. Sin embargo, ahora Pedro J. Ramírez siente que le han utilizado.

Cuando se encontraba en la tribuna, hablando ante los reyes y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, Pedro J. no hizo ninguna referencia al Gobierno y a los motivos reales de su destitución. En su entorno lo califican como “un discurso de gentleman”, porque pudo aprovechar para lanzar “dardos envenenados” y no lo hizo.

Fue por esa rabia e impotencia, por no decir lo que habría querido y por tener que comportarse de manera educada, por lo que cogió los papeles de su discurso y, tras parafrasear a Enrique V, los rompió mientras abandonaba el estrado.

Excluido de la foto oficial

No acaban ahí los reproches de Pedro J. Ramírez. El ex director fue también excluido de la foto oficial, en la que aparecían todos los directivos de El Mundo junto a los reyes y Sáenz de Santamaría y los premiados. Él quedó fuera.

Precisamente ese era uno de los objetivos de la cúpula de Unidad Editorial, según explican fuentes internas: evidenciar con dicha imagen que las relaciones con Zarzuela y el Gobierno se han reconducido después de la etapa de Pedro J.

El lío con las mesas del salón

La organización de la mesa presidencial también esconde un ‘encontronazo’ entre Pedro J. Ramírez y la actual cúpula.

Fue el equipo de Fernández-Galiano quien diseñó la ubicación de los asistentes. En un principio se decidió que hubiera una única mesa presidencial, con doce personas, en la que no iba a estar Pedro J. Ramírez. El ex director quedaría situado en una mesa lateral, al mismo nivel que los patrocinadores, y no en la presidencial.

Cuando Galiano envió a Pedro J. el croquis de la ubicación, éste lo no aceptó. Argumentó con el presidente recurriendo a referencias históricas:

-- Los aztecas adornaban a sus víctimas con guirnaldas y les dejaban despedirse de los suyos. Sin embargo, los generales romanos tenían a sus víctimas cautivas y las exhibían como trofeos.

Pedro J., en definitiva, manifestó que no iba a aceptar la humillación de situarle al mismo nivel de los empresarios “que pagaron para echarle”. Antonio Fernández-Galiano tuvo que rehacer la ubicación de los invitados y montar una gran mesa presidencial uniendo tres mesas en una, y en ella ya estuvo Pedro J.

Ruptura total con Casimiro García-Abadillo

Pedro J. Ramírez se siente profundamente humillado por todos estos desplantes. Es más, ha llegado a comentar que se equivocó asistiendo a la fiesta del XXV aniversario de El Mundo.

Respecto al ‘cerebro’ de los escarnios, en el entorno de Pedro J. Ramírez se apunta como responsable a Casimiro García-Abadillo, “el pequeño Napoleoncito”, como se le conoce.

Quienes hasta hace menos de un año formaban un equipo inseparable y complementario, ahora ni se dirigen la palabra. La fotografía en la que se les ve dándose un abrazo en el Palace no muestra la situación real, que es de profunda división.

El Mundo me ha utilizado”, resume ante los suyos el propio Pedro J. lo ocurrido y su presencia en la fiesta del XXV aniversario.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··