Opinión

Por la boca… Que se estrellen ellos

Pedro Sánchez en el discurso de investidura
photo_camera Pedro Sánchez en el discurso de investidura

Estamos a muy pocos rebrotes para que Sánchez, en una u otra forma, cargue toda la culpa de la actual situación de la pandemia a la gestión de las autonomías.

Con Sánchez, con sus mentiras, con sus trapisondas bajunas y con su política de medio pelo, es imposible no ser malpensado.

Parafraseando la boutade de don Miguel de Unamuno, parece que Sánchez, a la vista de lo que ocurre, ha dicho a las autonomías aquello de que “se estrellen ellos”.

O también puede haber usado plenamente la frase unamuniana y aquello de “que inventen ellos” convertirlo en algo así como “que engañen ellos” o “que se las ingenien ellos”.

Desde que se levantó con toda solemnidad el estado de alarma -se acabaron las homilías del fin de semana, los gimoteos de Illa se hicieran más intermitentes, aunque continúan los balbuceos y las gansadas de Simón- se hizo más que previsible que Sánchez, una vez lavadas las manos, cargue, en las autonomías, toda la responsabilidad de los rebrotes. Estamos a muy pocos rebrotes para que eso suceda.

Quienes pensaran que se trataba solamente de atacar a Madrid y a su presidenta, se equivocaban porque resulta evidente que todos los traspasos de culpa son pocos para que Sánchez pueda tapar sus vergüenzas y sus mentiras.

No importa que desde el Gobierno no se haya preparado una sola medida legal para agilizar y facilitar la toma de decisiones de carácter local y autonómico…

Da igual que el ministerio de Sanidad siga limitándose a dar cifras, mentirosas como siempre, sin que llegue a los ciudadanos una mínima, ya que no segura, sugerencia sanitaria que no sean las mascarillas y las distancias…

Es lo mismo que se siga en la incertidumbre de las existencias de material suficiente para los sanitarios…

Pasan los días y el Gobierno, tras llamarse andana, simplemente nos prepara, amenazante, para que aceptemos, hipotéticamente, que vuelva a tomar las riendas, tras demostrarse que el único que hace bien las cosas y soluciona los problemas de los españoles, a la vista del desastre de la gestión de las autonomías, es Sánchez.

Post scriptum. Preguntar no es ofender: ¿Simón ha ido a Portugal para aprender de sus colegas algo sobre la gestión de pandemias o sus colegas no practican el surf y no pueden enseñarle nada? 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes