Opinión

Anormalidad

Pedro Sánchez comparece en La Moncloa.
photo_camera Pedro Sánchez comparece en La Moncloa.

Es imposible que la ‘nueva normalidad’ sea algo que tenga algún significado. Lo nuevo no es normal. Sería más bien anormal, algo que se sale de lo conocido hasta entonces. Lo normal es lo que se ajusta a las normas, no lo que las cambia. Para que se pueda entender lo que nos están diciendo podría  interpretarse como una ensoñación de  simular que cambie algo para que no cambie nada de mi mismo.

No parece que el Gobierno quiera cambiarse hacia algo nuevo: otra coalición, otro presidente, algo que pudiera generar una sensación de ‘nueva normalidad’ y no de que vaya a seguir el ‘más de lo mismo’. Después de los fracasos evidentes de gestión, sería difícil entender que la nueva normalidad sea para no cambiar ni de política, ni de esos modos tan repentinos de decir una cosa y la contraria poco después, sin haberlo hablado ni contrastado con nadie. Ni siquiera de su propio partido.

El propósito de enmienda tendría que empezar por uno mismo: abandonar la camarilla de fans subcontratados, reducir ministerios inútiles, renunciar a seguir y/o marcharse, o algo por el estilo, para que se pudiera entender que habría llegado eso tan difícil de entender como es una ‘nueva normalidad’. Querer que los demás cambien y lo ‘normal’ siga como hasta ahora, es lo que algunos han querido siempre, no es nada nuevo sino la anormalidad de creerse más que los demás, presumir de saber más que nadie y pedir que te apoyen para que sigas así.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable