Opinión

Parole,parole, parole

El Rey Felipe VI y Pedro Sánchez
photo_camera El Rey Felipe VI y Pedro Sánchez

Cuando el presidente Sánchez se reunió con Ayuso, afirmó con la rotundidad que le caracteriza: ‘he venido con la voluntad de respetar el ámbito competencial de Madrid, y en ningún caso para tutelar, ni evaluar, ni mucho menos para suplantar’, por lo que parece que no controla bien a su ministro de Sanidad, quien al día siguiente empezó a tutelar, evaluar y suplantar al gobierno madrileño en ese tema espinoso de la salud pública.

No extraña que el ministro se haya mosqueado con esa ‘intromisión’ del Presidente, porque nunca se le había visto tan enfadado en tantas y tantas intervenciones públicas sobre la pandemia, intentando abrochar a Madrid para que le hiciera caso alguien, alguna vez, a sus propuestas.

‘Hay que escuchar a la ciencia’ dijo el ministro del comité de expertos inexistente y de las reuniones canceladas una y otra vez con ‘gente científica’. No se le había oído hasta la fecha semejante demanda, como si Ayuso no tuviera expertos a los que hacer caso y debiera hacer lo que él sostenía, sin que se sepa el rigor científico con que lo hacía.

Parece que los ministros de Sánchez le han cogido el gusto a la actitud levantisca, no sólo los de Unidas Podemos contra el Rey, sino también alguno de los innumerables que tiene, como el de Justicia y su frase no dicha de ‘se han pasado’ referido a los gritos a favor del Rey en el acto de entrega de los despachos a los nuevos jueces.

Parece como si en Sanidad hubieran tomado nota de que no tuvieran mucho sentido las palabras del Presidente y se las pudieran saltar alegremente a la torera. Como en la canción: ‘parole, parole, parole, soltanto parole, parole tra noi’: palabras entre nosotros, sin ningún significado. ‘Que cosa sei’, quién eres tú para decirme algo y que me lo crea.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable