Lunes 18/06/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Sostiene que el partido está “desnortado”

Aznar promoverá un Congreso extraordinario si el PP sufre un batacazo en las elecciones andaluzas y en las municipales

Está en contacto con los barones regionales de Madrid, Castilla y León, Aragón, Asturias y La Rioja. Considera que el partido ha abandonado a sus votantes de la derecha y el centro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se avecina un ‘terremoto’ en el Partido Popular. José María Aznar considera que el partido que lideró se encuentra en una situación crítica y se ha mostrado dispuesto a apoyar una renovación a fondo. Varios barones regionales han contactado con él para decidir qué hacer en un futuro próximo.


Mariano Rajoy y José María Aznar. Mariano Rajoy y José María Aznar.

En el PP existe en estos momentos una división creciente. Algunos aluden incluso a un posible cisma interno. Barones regionales, ex dirigentes y parlamentarios veteranos que ocuparon puestos de gran responsabilidad en el pasado discrepan, cada vez con más fuerza, de las decisiones que están tomando Mariano Rajoy, como presidente, y María Dolores de Cospedal.

Estos integrantes de la ‘vieja guardia’ del PP aseguran que el partido se encuentra “desnortado”. No tiene un rumbo fijo y, además, la tendencia que observan es cada vez más errática.

Quiénes son estos rebeldes

El perfil de los discrepantes es variado. Hay algún barón muy enfadado, ex ministros que ocuparon carteras importantes y diputados y senadores que ostentaron cargos de gran responsabilidad en otro tiempo.

Todos ellos coinciden en afirmar que la deriva actual del PP podría conducirles al “desastre” en las próximas elecciones. Temen especialmente lo que suceda en las más inmediatas: en las andaluzas y en las municipales y autonómicas.

Estos dirigentes comparan el partido con lo que llegó a ser hace unos años y no les gusta el balance final. La organización ‘no existe’ en varias plazas históricas, como Cataluña o el País Vasco, donde su presencia es ahora testimonial. Todo hace presagiar que se avecina un descalabro electoral sin precedentes.

Aznar les apoya

Los críticos con Rajoy y Cospedal cuentan con un apoyo de gran relevancia: José María Aznar.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el ex presidente del Gobierno ha comentado recientemente en varias ocasiones que el PP se encuentra al borde del abismo. Pero lo que más le preocupa es que la actual dirección no hace nada para reconducir la situación.

Aznar se encuentra realmente inquieto, explican personas de su entorno más cercano, ante una debacle electoral del PP en este año crucial de elecciones. Considera que el partido que tanto le costó cohesionar ya no está unido y pierde votos a diario, ciudadanos que se están marchando a otras formaciones.

El ex presidente se encuentra en contacto y mantiene una relación fluida con los barones de Madrid (Esperanza Aguirre), Castilla y León (Juan Vicente Herrera), Aragón (Luisa Fernanda Rudi), Asturias (Mercedes Fernández) y La Rioja (Pedro Sanz).

También mantiene frecuentes contactos con dirigentes del PP vasco, catalán y gallego.

El análisis del ex presidente del Gobierno

El análisis que realiza Aznar sobre la situación actual del PP es el siguiente:

-- En una escala del 1 al 10, si el 1 representa la izquierda más radical y el 10 la derecha más tradicional, el PP aspira habitualmente a conseguir los votos de los ciudadanos cuya ideología está comprendida entre el 5 y el 10.

-- El problema es que el PP está perdiendo los votos del votante de derecha más centrista, aquel que abarca entre el 5 y el 7, que se está yendo a Ciudadanos.

-- Además, el voto más conservador, el de los españoles que se encuentran entre el 9 y el 10 de la escala, se va a ir previsiblemente a Vox, como ya ocurrió en parte en las pasadas Elecciones Europeas.

A todo esto hay que sumarle graves discrepancias de fondo sobre la respuesta que ha dado el partido a algunos desafíos: al órdago secesionista lanzado por Artur Mas en Cataluña; a la permanencia de Bildu en varios ayuntamientos; a la política fiscal que mantiene su partido; o a la corrupción (a la que denomina como “un cáncer” de la formación).

Convocatoria de Congreso extraordinario

En la convención nacional del PP, celebrada en Madrid el pasado mes de enero, José María Aznar lanzó desde el estrado una extraña pregunta, ante la atenta mirada de Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal: “¿Aspira realmente el PP a ganar las elecciones?”.

El ex presidente duda de que el partido pueda conservar plazas tan vitales para la formación como el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, la Generalitat Valenciana o el consistorio de la ciudad del Turia.

A Aznar le duele la situación en la que se encuentra el PP en Cataluña, donde considera que ha perdido toda identidad, o en el País Vasco, donde se avecina “un desastre sin precedentes”, asegura.

Por eso, alguno de estos barones inquietos ha dejado caer que la solución pasaría por la celebración de un Congreso extraordinario del PP en otoño si, como vaticinan las encuestas, el partido sufre un batacazo primero, en Andalucía y, posteriormente, en las municipales y autonómicas.

Este Congreso extraordinario se celebraría después del verano, justo antes de las generales, “para encarar con garantías”, en opinión de estos promotores, la cita más importante que afronta el PP desde hace años. Está en juego, alertan, el futuro de la formación que, a día de hoy, no ofrece lo que Aznar llama “un proyecto creíble para España”.

Algunos veteranos del PP, indignados por la desesperante situación que viven, han hablado entre ellos, incluso, de una “refundación” del partido. “Nos podemos quedar con el mapa de Alianza Popular”, vaticinan.

Aznar lo promovería

Si estos barones, secundados por ex dirigentes de gran peso en el PP, anunciaran la necesidad de un congreso extraordinario, José María Aznar apoyaría la celebración de este cónclave para renovar la estructura del partido y encarar con mayores garantías las generales de finales de año. No dudaría en respaldar y promover esta propuesta, afirman las fuentes consultadas por ECD.

El ex presidente del Gobierno ya ha conversado sobre esta posibilidad con barones autonómicos cercanos a él y considera que, si le piden ayuda, él se estaría dispuesto a echar una mano.

Aznar cree que todo lo que hizo él para situar al PP en el lugar que ha ocupado se está desmoronando, de ahí que considere seriamente la idea de dar un paso al frente y apoyar una renovación urgente.

Hay que recordar que la relación de José María Aznar con Rajoy y Cospedal es bastante fría. Aunque hubo un acercamiento en la convención de enero, al ex presidente le molestó que no contaran con él durante la campaña de las europeas y al actual jefe del Gobierno le enfadó mucho que su predecesor no asistiera a la convención de Valladolid.

A Aznar tampoco le convence lo que en el PP llaman “los métodos oscuros” de Rajoy y Cospedal a la hora de nombrar candidatos. Una estrategia que no funcionó en las europeas, aseguran desde su entorno.

El plan de Aznar para las municipales y autonómicas

Mientras tanto, el ex presidente del Gobierno estudia la oferta de varios barones regionales para acudir a sus mítines de campaña en las próximas municipales y autonómicas. En su equipo y en Génova hablan de invitaciones de Madrid, Castilla y León, Aragón, Asturias… y de localidades de la zona oeste de Madrid, feudo tradicional del PP.

Aznar tiene claro que sólo acudirá a aquellos territorios donde el PP vaya a revalidar su mandato. Desde su entorno le aconsejan no capitalizar la pérdida electoral de Mariano Rajoy. También elegirá los mítines de acuerdo a la afinidad que tenga con los candidatos y sus ideas.

Los problemas comenzarán el 22-M

Un apunte más. José María Aznar y los barones críticos con Rajoy consideran que el Debate sobre el estado de la Nación fue la primera gran derrota del PP y la siguiente, será una catástrofe en Andalucía, donde los populares vienen de vencer.

Nos ganará un catalán”, apuntan fuentes de este grupo de críticos aludiendo a la pujanza de Albert Rivera en toda España a costa de los votos que perderá el PP.

Estos díscolos también han criticado el trato que ha dado el PP a Ignacio González, apartándolo finalmente de la candidatura a la Comunidad de Madrid. Creen que el actual presidente regional había trabajado mucho para el partido. Tampoco les gusta que a Alberto Fabra, “que se ha cargado a todos los imputados en Valencia”, no se le haya confirmado hasta última hora.

En el entorno de Rajoy y Cospedal, por su parte, responden a todas estas críticas recordando sólo un dato. La actual secretaria general del PP todavía no ha perdido ninguna elección desde que dirige el partido.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

¡Elecciones generales ya!

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··