Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Abogacía del Estado ya ha sido informada

El Gobierno trabaja con el peor escenario: un Otegi lehendakari por aclamación

No aparecería en las listas al 25-S, pero la suma de PNV, Podemos y Bildu permitiría proponerlo como candidato a la investidura

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Abogacía del Estado ya está activada. El Gobierno pretende anticiparse a una “escenificación” de la izquierda abertzale en el Parlamento vasco para nombrar a Otegi lehendakari por aclamación, sin pasar previamente por las listas del 25-S al ser inelegible y estar inhabilitado para cargo público.

Arnaldo Otegi, a su salida de la cárcel de Logroño. Arnaldo Otegi, a su salida de la cárcel de Logroño.

El pasado 24 de mayo, Otegi fue proclamado oficialmente candidato a lehendakari como cabeza de lista de EH Bildu. Nadie sospechaba todavía que el actual jefe del Ejecutivo vasco, Íñigo Urkullu, iba a adelantar unos comicios previstos inicialmente para el próximo mes de octubre.

Entonces, el Gobierno anunció que recurriría esa candidatura, al recordar que el ex dirigente de Batasuna había sido condenado por terrorismo e inhabilitado, por la Audiencia Nacional, para ejercer cargo público. Desde la formación abertzale, por su parte, daban por seguro que la propuesta sería aceptada porque existían precedentes.

Ahora, la Junta Electoral de Guipúzcoa acaba de dictaminar que Arnaldo Otegui no puede presentarse como candidato a lehendakari de EH Bildu a las elecciones vascas del próximo 25 de septiembre. Ratifica así la sentencia de la Audiencia Nacional que le inhabilita para ejercer un cargo público hasta 2021.

Primer frente ganado: sin derecho al voto pasivo

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, la Abogacía del Estado cuenta con que la defensa de Otegi se remitirá ahora efectivamente al caso de Iker Casanova, diputado de EH Bildu condenado por terrorismo a siete años y medio de prisión.

Argumentarán, en concreto, que sobre Casanova pesaba también una pena de inhabilitación especial. Y ésta quedó sin efecto al no especificar la sentencia para qué cargos públicos, lo que le permitió obtener escaño en el Parlamento Vasco.

En ese sentido, en el Ejecutivo se reconoce que, en ambas sentencias, existe ambigüedad respecto al cargo que pueden o no ocupar los condenados.

Pero la Fiscalía da este frente por ganado. Destacan que en el caso de Otegi, existe otra condena que le deja sin ninguna opción. Es la correspondiente a “inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo”.

Esta pena, que está en vigor hasta 2021, impide que Otegi pueda presentarse a ningún proceso electoral. La Audiencia Nacional le retiró ese derecho: “No puede presentase a unas elecciones porque nadie puede votarlo; no tiene derecho al voto pasivo”.

El objetivo es que no aparezca en las papeletas

Según las fuentes consultadas, la Fiscalía General del Estado se muestra también optimista respecto a la acción legal contra la candidatura de Otegi. Precisamente, porque vaticina un proceso judicial que se extenderá durante varios meses.

El Gobierno pretende garantizar por encima de todo que el nombre del dirigente de EH Bildu no aparezca, en ningún caso, en las papeletas.

Esa circunstancia es posible porque los plazos juegan ahora a favor de los intereses del Gobierno. Si el Constitucional acepta el recurso de la Abogacía del Estado, la Junta Electoral del País Vasco deberá apartar, de forma automática, a Otegi de las listas electorales hasta que el caso quede resuelto.

Las papeletas de la formación abertzale en la que aparezca su nombre no podrán ser impresas. Así las cosas, no le quedará otra que buscar un candidato alternativo.

… pero le inquieta la escenificación del desafío

Pero el peor escenario con el que trabaja el Gobierno se localiza ya después de las elecciones del 25 de septiembre. Y le inquieta especialmente porque es un acto que se escapa de su control y puede tener una gran repercusión a nivel internacional en términos de imagen.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el equipo de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría no descarta que los abertzales intenten escenificar su desafío al Estado desde el Parlamento Vasco.

De la misma manera que el Parlament de Cataluña lleva varios meses impulsando actos de desobediencia y desacato a las sentencias del Constitucional, EH Bildu tratará de reivindicar la figura de Otegi como lehendakari sin haber pasado por las urnas el 25-S.

La  fórmula para nombrar a Otegi lehendakari

El Gobierno sospecha que la fórmula que pueden utilizar los abertzales es la elección de Arnaldo Otegi como lehendakari por aclamación, con la suma de los votos de PNV, Podemos y EH Bildu en el Parlamento.

Recurrir a esa vía supondría un doble desafío al Estado. Por un lado, a diferencia de lo que sucede en el Congreso de los Diputados, el candidato a lehendakari debe seleccionarse entre los miembros del Parlamento vasco en una eventual votación de investidura. Debe, por tanto, ser diputado electo. Otegi no conseguirá serlo pues quedará fuera de las elecciones del 25 de septiembre.

Por otro lado, la propia votación para elegir a Otegi por aclamación sería un segundo acto de desobediencia. Sería recurrido de inmediato por la Abogacía del Estado por “fraude de ley”.

No obstante, el Gobierno pretende anticiparse a esta escenificación para ahorrarse un “espectáculo mayúsculo”, aunque le inquieta que sea un asunto que se escapa de sus competencias.

“El temor en Moncloa a más patochadas como las del Parlament de Cataluña existe y es un grave frente que se abre después del verano”, lamenta en privado un alto cargo del Gobierno.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·