Martes 23/01/2018. Actualizado 14:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ha comenzado la votación, que durará tres meses

Las bases de Podemos se han propuesto imponer a Pablo Iglesias la renta básica universal

El líder del partido la ha rebajado a una “renta mínima garantizada” y los militantes han organizado un referéndum para forzarle a que recupere la promesa electoral inicial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las bases de Podemos se rebelan contra Pablo Iglesias. La marcha atrás en la promesa de instaurar una renta básica universal ha movilizado a los militantes. Han organizado un referéndum sobre la medida, para forzar a la dirección del partido a reconsiderar el cambio de postura.


Pablo Iglesias y los economistas Vincenç Navarro y Juan Torres. Pablo Iglesias y los economistas Vincenç Navarro y Juan Torres.

Pablo Iglesias se muestra ahora partidario de incluir una “Renta Mínima Garantizada” en el programa de Podemos para las generales, que en realidad es una vía a medio camino entre la renta básica apuntada inicialmente y la renta mínima de inserción que ya existe en algunas comunidades autónomas.

El anuncio lo realizó el pasado sábado, en el programa “La Sexta Noche”. Lo justificó afirmando que la Renta Básica es de imposible aplicación a corto plazo. Primero sería necesaria una fuerte subida de impuestos, para después comprobar si resulta viable financiarla con la recaudación que se obtenga.

Críticas a Pablo Iglesias

Esa nueva marcha atrás ha puesto en pie de guerra a las bases del partido. Desde el “Círculo Podemos Renta Básica” consideran que “el subsidio planteado ahora no es un instrumento de redistribución de la riqueza suficiente para erradicar la pobreza”. Aseguran que sólo la Renta Básica puede acabar con la precariedad social y articular nuevas relaciones económicas y sociales.

Denuncian que las últimas declaraciones de Iglesias, excluyendo la Renta Básica del programa electoral, demuestran que “se ha carecido del necesario y obligado debate interno como establecen los principios organizativos del partido”.

Defienden, además, que el modelo que proponen, la renta básica, que fue anticipado en estas páginas, demuestra que la medida es financiable, sostenible y sensible a las intenciones políticas de Podemos.

Sometida a referéndum

Por ello, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del partido, el “Círculo Podemos Renta Básica” está sometiendo a referéndum su propuesta de Renta Básica, para forzar a Pablo Iglesias a recuperar la promesa con la que concurrió a las pasadas elecciones europeas.

Pretenden recabar el apoyo de las bases, con el objetivo de persuadir a la Secretaría General y al Consejo Ciudadano Estatal de que incluya de nuevo la medida en el programa para las elecciones generales de finales de año.

La propuesta necesita reunir el apoyo de un 10% del censo de Podemos, es decir, alrededor de 37.000 votos. La votación se está realizando a través del Portal Participación (https://participa.podemos.info/es/propuestas/101).

Según ha contrastado ECD, la medida ha recabado poco más de 4.000 apoyos en el primer mes que ha estado abierta la consulta, aunque aún quedan otros dos meses hasta que se cierre el plazo para reunir los votos necesarios. No obstante, hay que tener en cuenta también que la participación de los militantes de Podemos en este tipo de procesos internos es cada vez menor.

De 257.000 millones a 35.000

Además, según las fuentes consultadas, la Renta Básica no costaría ya los 257.000 millones de euros calculados inicialmente.

Explican que la inversión total del Estado en esta medida no resulta de multiplicar la población por el coste individual porque gran parte de esa cantidad ya se está pagando en diversos tipos de prestaciones, subsidios y ayudas.

Se produciría, por tanto, un ahorro con respecto a la propuesta inicial. En resumen, calculan que el coste bruto total sería de 154.000 millones de euros, pero el coste neto, el que finalmente tiene que pagar el Estado, estaría alrededor de los 35.000 millones.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··