Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Han anunciado una reunión inminente

Primero presidente y después pacto de gobierno. La oferta de Pedro Sánchez a Pablo Iglesias

El líder del PSOE va a argumentar que esta fórmula evita los vetos del Comité Federal y de Albert Rivera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias llevan días de conversaciones preparando una reunión de la que puede salir una alternativa de gobierno diferente a la encabezada por Mariano Rajoy. El líder del PSOE es consciente de la dificultad y aún recuerda lo que pasó en su propia investidura fallida. Y, por ese motivo, tiene una nueva hoja de ruta.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en su reunión del viernes. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE próximos a Pedro Sánchez, el secretario general ha abandonado su idea de un pacto a la portuguesa con Podemos y Ciudadanos para garantizarse el apoyo de ambos en una sesión de investidura. Sabe que cualquier acuerdo con uno de los dos sería rechazado por el otro, por lo que ha buscado una alternativa.

Ahora, la idea del madrileño es ofrecer a Pablo Iglesias un pacto de gobierno... pero después de ser proclamado presidente.

De esta forma, Pedro Sánchez planteará al líder de Podemos, en la reunión que mantendrán en los próximos días, que apoye su investidura para después, una vez evitadas nuevas elecciones y una nueva oportunidad a Rajoy, conformar juntos una estrategia conjunta y sacar adelante importantes reformas legislativas.

Objetivo: evitar un doble veto

El líder del PSOE es consciente de que su oferta, al menos a priori, no va a seducir a un Pablo Iglesias que en la legislatura pasada le exigió la vicepresidencia y el CNI para apoyar su investidura. No obstante, cree tener argumentos de peso para convencer al secretario general de Podemos.

En ese sentido, las fuentes consultadas explican que Sánchez recordará a Iglesias que cualquier pacto previo a la investidura corre el serio riesgo de sufrir un doble veto: el del propio Comité Federal del PSOE y el de Ciudadanos, cuyos votos también son necesarios para que salga adelante la investidura.

Así las cosas, la única opción para evitar esos obstáculos es que el PSOE se presente sin un acuerdo sellado con ningún partido y, después de ser investido presidente Sánchez, llegar a acuerdos parlamentarios con Podemos y también con otras fuerzas, como Ciudadanos.

Iglesias ha rebajado el tono

La oferta, aseguran desde el PSOE, es la única que puede defender Sánchez en su reunión con Iglesias. El socialista sabe que no es demasiado atractiva, pero considera que si el líder de Podemos realmente no quiere -como asegura- otras elecciones ni dar alas a Rajoy, debe aceptar ese planteamiento.

En la dirección del PSOE, además, se considera que Pablo Iglesias va a ir a la reunión con una actitud diferente a la que mantuvo a principios de año. Entonces se mostraba inflexible, pero ahora, al menos por los mensajes que ha lanzado, se presenta con otra actitud.

Por otra parte, desde el equipo de Sánchez recuerdan que tanto Izquierda Unida como Compromís, a través de Alberto Garzón y Joan Baldoví, han asegurado públicamente que prefieren apoyar al PSOE antes de que gobierne Rajoy o haya nuevas elecciones.

La incógnita de Rivera

De conseguir el apoyo de Iglesias, a Pedro Sánchez le quedaría el más difícil todavía: que Albert Rivera apoye también su investidura. El líder de Ciudadanos ya ha declarado que con Podemos no va “a ningún sitio”. No obstante, en Ferraz consideran que la estrategia de no alcanzar ningún acuerdo previo ni con Iglesias ni con Rivera puede ser suficiente para que ambos voten a favor.

Para lograrlo, en el PSOE saben que deberán emplearse a fondo para convencer a C´s. La interlocución entre Sánchez y Rivera, según Ferraz, se mantiene, pero en el partido son conscientes de que habrá que intensificar los contactos.

Por otra parte, la inminente imputación de Rita Barberá puede hacer estallar el pacto PP-Ciudadanos, por lo que en el equipo de Sánchez aún ven posibilidades para sumar a Albert Rivera.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··