Miércoles 18/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las vacaciones comenzarán el miércoles

El dilema de Rajoy para Semana Santa: Doñana o Sanxenxo en función de las lluvias

El presidente apuesta por repetir descanso en el Palacio de las Marismillas de Huelva, pero la incertidumbre de la predicción del tiempo tampoco le llevan a descartar Galicia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy lo tiene claro: aprovechará la Semana Santa para una desconexión total. El presidente pasará “cuatro días muy familiares”, entre el miércoles y el domingo, acompañado de su esposa, Elvira Fernández, y sus dos hijos, Mariano y Juan. Pero el dilema se encuentra en el destino final por la incertidumbre de la predicción del tiempo.

Elvira Fernández y Mariano Rajoy, las pasadas Navidades. Elvira Fernández y Mariano Rajoy, las pasadas Navidades.

Tal y como ha realizado otros años, Rajoy dedicará algún tiempo al ejercicio físico, sea cual sea su lugar de descanso. Aprovechará los momentos en los que los niños y su esposa estén descansando para practicar ‘footing’. Tiene previsto salir todos los días, a primera hora de la mañana. Incluso, bajo la lluvia.

El mal tiempo desluce la estancia en Doñana

Pero otros de los planes habituales de Rajoy en Semana Santa se ven amenazados en este momento por la incertidumbre de las previsiones meteorológicas para esos días en el entorno del Parque Nacional de Doñana, en la provincia de Huelva.

Así las cosas, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes con acceso a La Moncloa, el Palacio de las Marismillas se sitúa ahora como primera opción para las vacaciones, pero la posibilidad de descansar en Galicia tampoco ha sido descartada.

Rajoy suele realizar actividad deportiva dentro del perímetro de la finca onubense. Quienes conocen el recinto aseguran que hay terreno suficiente “para realizar nueve maratones”, sin llamar la atención de vecinos ni curiosos.

El presidente y Elvira Fernández disponen para el resto del día de unos kilómetros de playa virgen para uso exclusivo. Allí, ambos pueden jugar con sus hijos, Mariano y Juan, a las palas.

El difícil acceso a esta zona garantiza la tranquilidad, intimidad y soledad que busca Rajoy para estas jornadas de descanso.

Las dos entradas al Palacio, cerradas a vehículos no autorizados, requieren cruzar el Guadalquivir desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) o recorrer en la bajamar los treinta kilómetros de playa que separan la finca de Matalascañas (Huelva).

Pero el mal tiempo también le impediría, por ejemplo, dar largos paseos y recorrer junto a su esposa amplias zonas de alto valor ecológico.

Lo pueden hacer además sin ser molestados y desplegando sencillos operativos de seguridad. Al ubicarse el Palacio de las Marismillas sobre terreno arenoso, los caminos que lo rodean son pistas penosas de transitar, cuando no imposibles para quien no está familiarizado con las arenas.

La alternativa, si opta finalmente por trasladarse a Doñana, sería entretenerse con juegos de mesa, como el parchís, para disfrutar en familia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··