Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La emotiva carta de agradecimiento del padre de uno de los pilotos fallecidos en Albacete: “vivió con la plenitud de un alma dedicada al servicio de los demás”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 20 de enero dos aviones Mirage-F1 colisionaron en el cielo de Albacete. Los tripulantes, dos capitanes y un teniente, fallecieron en el accidente aéreo. El padre de uno de ellos escribió una carta de agradecimiento por las muestras de apoyo. De su hijo ha destacado que “vivió con la plenitud de un alma dedicada al servicio de los demás”.

El escrito, al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, ha sido redactado por el coronel José Negrete, padre de uno de los aviadores fallecidos, el capitán Fernando Negrete Usón.

A continuación se incluyen algunas de las afirmaciones del texto de agradecimiento:

-- “Fernando ha hecho lo que siempre le gustaba. Volar bajo las alas de nuestro Ejército del Aire y ostentar orgulloso en todo momento ese uniforme azul intentando transmitir siempre a todos los que le rodeaban esa ilusión. Esa vida tan llena de todo”.

-- “Verdaderamente es muy duro lo que nos ha sucedido. ¡Es verdad!, pero debo de deciros que el alma y el corazón de mi mujer y mío están tranquilos”.

-- “Vivir con la plenitud de un alma dedicada al servicio de los demás lo hizo en todo momento con buena cara y gran diligencia según sus propios compañeros y superiores”.

-- “Dejó una estela de carisma y cariño que hicieron que todos los que conocía, desde soldado hasta el JEMA, hicieron que sus palabras para Fernando fuesen siempre las mismas:"Es que Fernando es especial"”.

-- “Desde el plano militar fue despedido con los máximos honores militares como un héroe, lo que nos llena de orgullo y satisfacción”.

-- “Él está ya en el Cielo. Él está bien. Y yo os digo que lo percibo. Quizás por eso estoy tan tranquilo por ahora. Fernando es nuestro hijo. Fue nuestro compañero. Dejó en este mundo sólo cosas bonitas, según sus amigos y conocidos. Y ahora es una estrella más que rutila en el cielo velando porque nosotros nos tranquilicemos y nos preparemos para seguir cuando Dios quiera ese mismo camino, su camino.

-- “Siempre estaremos en deuda con todos y es deuda de vida. Os tenemos siempre presentes en nuestro corazón. Y estaremos en todo momento vigilantes y atentos para ayudaros a todos en cualquier circunstancia que lo necesitéis, como debe de ser, aunque no hubiese ocurrido esta desgracia. Lo sabéis.”

Para ver el escrito completo en su formato original pinche aquí.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·