Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Fue vetado para la Comisión de Asuntos Exteriores

Las llamadas de emergencia que cambiaron la postura del PSOE sobre Fernández Díaz

Eduardo Madina garantizó el martes que el ex ministro sería elegido aunque “hubiera paripé” y a primera hora del miércoles anunció que había contra-orden

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los integrantes del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores se acostaron el martes convencidos de que, al día siguiente, Jorge Fernández Díaz iba a ser elegido presidente de ese órgano. Tenían garantías de un PSOE que, no obstante, y apenas horas después de alcanzar ese compromiso, cambiaron totalmente de opinión.

Jorge Fernández Díaz habla por teléfono ante la mirada de un Policía. Jorge Fernández Díaz en el patio del Congreso.

Según explican a El Confidencial Digital diputados del PP pertenecientes a la Comisión de Asuntos Exteriores, a última hora del martes el partido tenía el compromiso, por parte del PSOE, de no impedir la elección de Fernández Díaz.

Eduardo Madina, presidente en funciones de ese organismo, había confirmado al portavoz del PP en la Comisión, José Ramón García Hernández, en una conversación entre ambos esa misma tarde, que los diputados socialistas, pese a mostrar su disconformidad por la elección de los populares para ese cargo, no iban a vetar al ex ministro.

El diputado vizcaíno, no obstante, sí avisó al portavoz del PP de que, ante la candidatura alternativa de Pablo Bustinduy de Podemos, “habría paripé”, pero los socialistas no apoyarían “ni a uno ni a otro” para que finalmente Fernández Díaz fuese el elegido.

Unas llamadas de urgencia lo cambiaron todo

La elección del ex ministro, por tanto, estaba amarrada en la noche del martes y Madina y García Hernández acordaron convocar a la Comisión el miércoles a las 10.30 de la mañana para realizar la votación. No obstante, treinta minutos antes de la hora prevista, el diputado socialista comunicó al PP que había habido un cambio de postura.

En concreto, según las fuentes consultadas, el diputado vasco explicó que, desde la última conversación con el portavoz popular, había mantenido una serie de “conversaciones telefónicas” que habían provocado una contra-orden.

Ante las acusaciones de que ese cambio de postura se había producido por culpa de Podemos, Madina respondió que “todas las llamadas recibidas han sido del PSOE”, reivindicando además a su partido como “autónomo” de otras formaciones.

El presidente en funciones de la Comisión de Asuntos Exteriores, sin embargo, no quiso aclarar al PP si las llamadas procedían de la dirección del Grupo Socialista, con Antonio Hernando a la cabeza; de la gestora presidida por Javier Fernández o, incluso, de Susana Díaz. Madina solo volvió a insistir en que la decisión era “únicamente hablada con gente del PSOE”.

Margarita Robles, ¿la máxima beneficiada?

La maniobra a última hora del PSOE provocó un quebradero de cabeza para el PP que, no obstante, logró finalmente una nueva ubicación para Fernández Díaz en la que los socialistas no podían influir: la presidencia de la Comisión de Peticiones.

Por contra, el cambio de opinión in extremis del Grupo Socialista ha podido tener una beneficiada sorpresa: Margarita Robles. La ex magistrada del Tribunal Supremo tenía todas las papeletas para dejar de presidir la Comisión de Justicia, pero la gestora del PSOE decidió ayer mantenerla en ese cargo.

La amenaza de que ahora el PP vetara a un nuevo candidato del PSOE para esa Comisión, tras lo sucedido con Fernández Díaz, planeó el jueves en Ferraz. De hecho, los periodistas presentes en la sede nacional del PSOE plantearon esa cuestión a un Mario Jiménez que no aclaró los motivos de la continuidad de Robles y del resto de presidentes socialistas en las comisiones parlamentarias.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·