Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se apuesta por el sistema de segunda vuelta

La presión de los barones ha ‘obligado’ a Rajoy a promover la reforma electoral

La pérdida de ayuntamientos y autonomías tras el 24-M tiene indignados a cargos provinciales y locales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rajoy acaba de impulsar, en la recta final de la legislatura, la reforma electoral que el PP llevaba en el programa de 2011. Esta decisión, que muchos le reclamaban desde hacía tres años, se produce después de que el presidente del Gobierno haya escuchado a los barones regionales del partido. Algunos de ellos le han reprochado que no la aprobara antes de las municipales y autonómicas.

Mariano Rajoy durante el debate del estado de la nación de 2015. Mariano Rajoy.

Tal y como se informó en estas páginas, Mariano Rajoy decidió, tras la debacle electoral del 24-M contactar con todos los líderes regionales del PP para analizar los resultados y los posibles cambios a introducir en el partido. Fue entonces cuando los barones populares reclamaron, entre otras cosas, la salida de Carlos Floriano de la ejecutiva nacional.

Pues bien. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, en esas conversaciones el presidente del Gobierno también recibió reproches por no haber modificado, antes de esos comicios, la ley electoral. Rajoy, que hace un año dio marcha atrás al proyecto para que no le acusaran de “pucherazo” en las municipales y autonómicas, escuchó de los suyos que “con esa reforma, ahora gobernaríamos en bastantes más ayuntamientos y autonomías”.

Cargos provinciales y locales, indignados

Las fuentes consultadas por este diario explican que dirigentes regionales como Eshan transmitido a Rajoy la indignación de cargos provinciales y locales del partido, que achacan la pérdida de gobiernos municipales a la “falta de previsión de Madrid”.

Estos dirigentes sostienen que, con un escenario político en el que han aparecido nuevas formaciones, era evidente que el voto se iba a fraccionar y, por tanto, “absolutamente justificable” la reforma electoral. Una reforma que, según su opinión, “hubiera evitado que un pacto de cinco partidos nos quiten ayuntamientos donde habíamos obtenido más el 40% de los votos”.

Mariano Rajoy, una vez escuchados estos argumentos, decidió impulsar desde este mismo mes, en el Congreso de los Diputados, una modificación del actual sistema electoral.

Ofrecerán al PSOE la doble vuelta

El objetivo del PP es que la reforma pueda salir peranza Aguirre, Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo adelante antes del final de la legislatura y con el apoyo del PSOE: “No tendría sentido que no la hayamos sacado antes porque buscábamos consenso y ahora pasadas las municipales y autonómicas la aprobemos en solitario”.

Por ese motivo, las fuentes populares consultadas apuestan por ofrecer un modelo de doble vuelta, en el que las dos formaciones más votadas se disputen, con la participación del electorado, los gobiernos autonómicos y municipales.

Desde el PP recuerdan que ese sistema lo propuso el PSOE en tiempos de Alfredo Pérez Rubalcaba, y confían en que Sánchez esté de acuerdo con él: “Lo defendió el anterior secretario general. Mucho ha debido cambiar el Partido Socialista si el nuevo no lo acepta”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··