Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La presidenta andaluza ha perdido proyección nacional

Hasta los ‘susanistas’ reconocen que Pedro Sánchez lo está haciendo bien con Cataluña

Admiten que su liderazgo se ha fortalecido por apoyar al Gobierno en la aplicación del 155, pero incluyendo una enmienda a favor del diálogo si había elecciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 155 se ha convertido en el primer gran reto de Pedro Sánchez desde que recuperó la secretaría general del PSOE. La importancia de la postura que adoptaría sobre la aplicación de dicho artículo le situaba, de nuevo, como protagonista sin quererlo. No obstante, el líder socialista ha sabido capear al temporal y acallar las voces de sus críticos.

Pedro Sánchez en su comparecencia en Ferraz el 1-O. Pedro Sánchez en su comparecencia en Ferraz el 1-O.

Hace tres semanas, cuando el Gobierno condicionada la aplicación del 155 a obtener el apoyo del PSOE, en Ferraz se quejaban de que el PP pretendía situar a Sánchez en el mismo escenario de hace un año, cuando le exigía la abstención en la investidura de Rajoy. Entonces, su negativa a dar el gobierno a los populares le costó primero su caída como secretario general y, después, la renuncia al escaño en el Congreso.

La repetición de ese mismo escenario, un año después, también fue vista por Susana Díaz y sus apoyos, que aprovecharon la tesitura para ampliar la presión sobre Sánchez. La propia andaluza, así como algunos de sus partidarios -Felipe González, Alfonso Guerra, Lambán, Vara…- iniciaron una campaña para exigir al líder del PSOE que apoyara el 155.

Sánchez “ha contentado a todos"

El aumento de la presión sobre Sánchez fue paralelo a la escalada de tensión soberanista en Cataluña, con un Puigdemont que aprobó y después dejó en suspenso la declaración de independencia.  Un punto de inflexión que convenció al secretario general socialista de la necesidad de aplicar el 155.

Desde entonces, el discurso de Sánchez varió, se reunió con Rajoy y pactó con el presidente las formas y los plazos de la intervención en Cataluña. Un viraje que dejó sin argumentos a sus críticos, con Susana Díaz a la cabeza.

En este sentido, desde el entorno más próximo a la andaluza reconocen a El Confidencial Digital que Sánchez, con su táctica pactista con el Gobierno, “ha consolidado su liderazgo interno" pero, además, “sin descuidar los cálculos electorales y al ala más izquierdista del partidos.

Así, explican estas fuentes, el líder del PSOE se ha mantenido fiel a su apuesta por el diálogo entre los dos gobiernos, también defendida por Miquel Iceta. La enmienda presentada para que se anulara el 155 si Puigdemont convocaba elecciones “es una buena prueba de ello”.

Esa estrategia ha permitido a Sánchez “tener contentos a todos” y evitar un desgaste mayor, tanto electoral como a nivel interno. Un logro que, por ejemplo, no ha logrado un Pablo Iglesias que ha recibido duras críticas de Carolina Bescansa y que ha visto cómo Podemos caía en las encuestas por su posición sobre Cataluña.

Susana pierde fuelle a nivel nacional

Con Iglesias, precisamente, protagonizó Susana Díaz un cruce de declaraciones a cuenta de la comparación que el líder de Podemos hizo del referéndum de autonomía de Andalucía en febrero del 78 con el 1-O.

Los afines a la presidenta de la Junta afirman que la sevillana tenía razones para intervenir y que, además, ganó la batalla dialéctica con Iglesias. No obstante, lamentan que esa “haya sido la única intervención de peso sobre Cataluña”, que ha hecho, más allá de pedir el 155 y sus declaraciones el pasado viernes a favor del Estado de Derecho.

En ese sentido, los susanistas consultados reconocen que Díaz, en esta crisis, “ha perdido proyección nacional”, mientras que Pedro Sánchez se ha reforzado, tanto a nivel interno como externo.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··