Judicial

El subdirector de Estremera amagó con intervenir las comunicaciones entre Villarejo y el abogado Miguel Durán

Los funcionarios de la prisión se opusieron a grabar el encuentro y el letrado amenazó con acudir a los tribunales

Captura de pantalla 2021-01-15 a las 11.22.32
photo_camera José Manuel Villarejo declarando en el juicio del CNI

El subdirector de régimen del Centro Penitenciario Madrid VII, Estremera intentó intervenir las comunicaciones entre el abogado Miguel Durán y el excomisario José Manuel Villarejo. Los hechos sucedieron hace unos meses y la grabación no llegó a producirse debido a la negativa de los funcionarios y a la amenaza del letrado. Este viernes la diputada de Vox Macarena Olona visita al excomisario en prisión entre la polémica de la grabación del encuentro. 

Hasta tres informes diferentes, a los que Confidencial Digital ha tenido acceso, explican lo que sucedió entre las cinco y media de la tarde y las seis de un martes en la prisión de Estremera. Miguel Durán llegó acompañado de su socio Luis de las Heras Vives para visitar al comisario jubilado que se encuentra allí desde noviembre de 2017. Durán ejerce la defensa del expresidente de Ausbanc Luis Pineda imputado en la Audiencia Nacional en la pieza en la que se investigan los presuntos encargos realizados por BBVA a Villarejo. 

Después de acreditarse, los letrados pasan a comunicarse en un locutorio con el excomisario. Los funcionarios de la prisión avisan al Mando de Incidencias de que Durán y Villarejo ya están hablando, un procedimiento que no es habitual, pero que según fuentes penitenciarias puede darse en casos de presos delicados. En ese momento uno de los subdirectores ordena que la comunicación comience a grabarse. “Recibimos la orden verbal del subdirector de Régimen de intervenir dicha comunicación”, dice uno de los informes de Comunicaciones Interiores de la cárcel. 

El vídeo del día

Puig pide una solución a las patentes de las vacunas contra el covid

El excomisario tiene las comunicaciones intervenidas, pero en el caso de los abogados la legislación es diferente. El artículo 51.2 de la Ley Penitenciaria se concreta que “las comunicaciones de los internos con el abogado defensor o con el abogado expresamente llamado” no podrán ser intervenidas a no ser que exista una orden judicial y eso, según los expertos consultados, solo se hace en supuestos extremos de terrorismo.  

Tanto el jefe de servicio como el resto de funcionarios presentes plantean dudas al subdirector sobre la legalidad de este procedimiento y este decide personalmente acudir a hablar con los abogados para explicarle su intención de grabar el encuentro. El abogado Durán muestra su negativa y amenaza con marcharse directamente a un juzgado a la salida de la cárcel si finalmente se produce la grabación. 

Tras la interrupción del encuentro y con Villarejo dando vueltas de un lado a otro a través del cristal, el subdirector da el visto bueno para que continúen hablando sin intervención. Así queda reflejado en otro de los informes internos: “Hechas las averiguaciones y pesquisas oportunas junto con el Sr. Mando de incidencias, finalmente este ordena que la comunicación se celebre sin ningún tipo de intervención”. 

Las partes implicadas han confirmado que el incidente se produjo e Instituciones Penitenciarias no ha querido pronunciarse al respecto. 

Macarena Olona en Estremera 

Este viernes está previsto que la diputada Olona acuda a la cárcel a mantener una entrevista con Villarejo que quería que se mantuviera con una serie de condiciones: en una sala reservada para las autoridades y no en un locutorio, sin que la cárcel grabara el encuentro y permitiéndoles a ellos grabarlo en un soporte audiovisual que luego pudieran reproducir en la Comisión Kitchen que se celebrará en el Congreso. 

Así lo dejó claro Olona en una carta que envió al director de la cárcel: “bajo ningún concepto pueden intervenirse las comunicaciones con autoridades y tampoco limitar el derecho de quienes acudimos a grabar el encuentro”. Y también el abogado del excomisario, Antonio García Cabrera quien hizo esta petición al Juzgado Central de Vigilancia Penitenciarias de la Audiencia Nacional. 

Sin embargo, la magistrada Reyes Jimeno Gutiérrez ha respaldado mediante un auto, al que Confidencial Digital ha tenido acceso, que el Ministerio de Interior mantenga la intervención de las comunicaciones con Olona, que se realicen en un locutorio. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?