Actualidad

Así se enfría el coche sin usar el aire acondicionado

No siempre podemos aparcar el coche a la sombra, por lo que el interior se convierte en un auténtico infierno

Coche.
photo_camera Coche.

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Cuidados Intensivos (Seapc) y la empresa Riverkids, en verano, cuando la temperatura exterior es de 32 grados, la temperatura interior del coche puede alcanzar los 60 grados. No siempre podemos aparcar el coche a la sombra, por lo que el interior se convierte en un auténtico infierno. Afortunadamente, existe un truco muy simple que puede enfriar un automóvil sin aire acondicionado en menos de un minuto.

¿Cuál es el truco para enfriar un coche?

Lo primero que hay que recordar es que es muy peligroso conducir un coche con temperaturas superiores a los 35 grados. Este efecto es prácticamente el mismo que conducir con una concentración de alcohol en sangre de 0,5 gramos por litro de sangre. Para evitar posibles riesgos, podemos poner en práctica las llamadas técnicas japonesas. Es muy simple, rápido y, lo más importante, reduce de manera efectiva la temperatura dentro del automóvil. Los pasos a seguir son:

  • Abrir la ventanilla de la puerta de delante del copiloto.
  • A continuación, haciendo movimientos enérgicos, abrimos la puerta delantera del copiloto varias veces, de manera muy rápida.

De esta forma podemos ventilar el coche y conseguir que baje unos grados sin encender el aire acondicionado. Además, hay otras medidas que funcionan bien, como los parasoles colocados en las lunas delantera y trasera cuando el vehículo está aparcado. Por ridículo que parezca, el truco para enfriar su automóvil está respaldado por la ciencia. Cambiando la presión en el interior del coche conseguimos evacuar el aire caliente del interior del coche, que está saliendo por las ventanillas, y al mismo tiempo facilitamos la entrada de aire del exterior del coche moviendo rápidamente las puertas para que se abran. Es importante mantener cerradas las puertas.

Consejos para conducir en verano

Para evitar al máximo el calor, las mejores horas para viajar son las primeras horas de la mañana, el amanecer y el anochecer. La temperatura ideal para el vehículo debe estar entre 20 y 23 grados. Por encima de esta temperatura, el cuerpo se deshidrata más y aparecen signos de somnolencia y fatiga.

Se recomienda parar cada dos horas y utilizarlas para rehidratarse. Lo mejor es el agua, aunque también se pueden tomar infusiones frías. La deshidratación al volante puede ser muy peligrosa ya que puede provocar una pérdida de concentración en la carretera. Además, como aconsejan los expertos, debes planificar tu viaje con antelación y tener mucha paciencia y tranquilidad cuando hay atasco.

 

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes