Defensa

Una nueva asociación militar se registra en Defensa para exigir la libertad sindical

La Constitución permite limitar esa opción y la Ley de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas lo prohíbe expresamente

Marcha de militares españoles.
photo_camera Marcha de militares españoles.

El panorama de las asociaciones profesionales de militares se mueve. En los últimos meses han aparecido nuevas entidades, a las que en fechas recientes se ha sumado otra asociación que aspira a lograr que se reconozca la libertad sindical dentro de las Fuerzas Armadas.

Así lo explican a Confidencial Digital desde “Militares Con Futuro”, que hace unas semanas ha recibido la confirmación de haber sido inscrita en el Registro de Asociaciones Profesionales de Miembros de las Fuerzas Armadas, que controla el Ministerio de Defensa.

“Militares Con Futuro” existe desde hace años como colectivo. Cuenta con varios canales de comunicación, en los que entre otros servicios ofrece consejos y resuelve dudas de militares sobre cuestiones de normativa de personal: libranzas, bajas por enfermedad, partes de lesiones, permisos de paternidad, reducciones de jornada, vacaciones...

También se ha pronunciado públicamente en ocasiones para denunciar determinadas problemáticas en las Fuerzas Armadas: por ejemplo, cuando miembros de las Fuerzas Armadas fueron multados por las agentes de las Fuerzas de Seguridad al desplazarse entre sus unidades de destino y sus domicilios familiares durante el estado de alarma de la primavera de 2020.

Ahora este colectivo ha decidido dar un paso y registrarse en el Ministerio de Defensa como una asociación profesional de militares, lo que en el futuro le podría dar entrada al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas), donde los representantes de las asociaciones que superan un mínimo de socios se sientan y discuten propuestas y plantean quejas a los responsables del Ministerio de Defensa y de los ejércitos.

Libertad sindical en las Fuerzas Armadas

Desde “Militares Con Futuro” explican a ECD que como asociación aspiran a que se llegue a dar el salto desde el asociacionismo a la libertad sindical dentro de las Fuerzas Armadas.

Algunos de los responsables de esta asociación ya se han pronunciado recientemente sobre este punto, señalando que, frente a lo que algunos argumentan, “el sindicalismo no altera la disciplina militar, un bien imprescindible en la interrelación de los miembros de las Fuerzas Armadas”, y añaden que su objetivo es terminar con la impunidad de los mandos.

Los impulsores de “Militares Con Futuro” admiten que el sindicalismo militar está prohibido por ley, y a los miembros de las Fuerzas Armadas no se les permite ni fundar sindicatos ni afiliarse a uno. Ellos abogan por que se cambie la normativa para conceder a los militares el derecho a sindicarse libremente, “pero mientras eso ocurre respetamos escrupulosamente la ley”.

La Constitución y la ley, sobre los sindicatos

La Constitución Española establece en su artículo 28, el que reconoce que “todos tienen derecho a sindicarse libremente”, que “la ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos”.

 

Esa limitación se concreta en la Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas. Su artículo 7 prohíbe que los militares se afilien a partidos políticos, y también proclama que “el militar no podrá ejercer el derecho de sindicación y, en consecuencia, no podrá fundar ni afiliarse a sindicatos ni realizar actividades sindicales”.

Por ello no se permite el ejercicio a los sindicatos en el ámbito de las Fuerzas Armadas, “salvo las que para el personal civil se contemplan en la Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical y demás legislación aplicable. En todo caso [el militar] mantendrá su neutralidad en relación con la actuación de los sindicatos”.

Esa Ley de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas sí reconoce que “los militares tienen derecho a crear asociaciones y asociarse libremente para la consecución de fines lícitos”, pero añade que “las asociaciones de miembros de las Fuerzas Armadas no podrán llevar a cabo actividades políticas ni sindicales, ni vincularse con partidos políticos o sindicatos”.

La ley está salpicada de frecuentes avisos para que ni la actividad de los militares de forma individual ni las de las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas se incline hacia el sindicalismo:

-- “Los miembros de las Fuerzas Armadas no podrán recurrir a los medios propios de la acción sindical, entendida como negociación colectiva, adopción de medidas de conflicto colectivo y ejercicio del derecho de huelga. Tampoco podrán realizar acciones sustitutivas o similares a este derecho, ni aquellas otras concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de las unidades de las Fuerzas Armadas”.

-- “En cumplimiento del deber de neutralidad política y sindical, el militar no podrá pronunciarse públicamente ni efectuar propaganda a favor o en contra de los partidos políticos, asociaciones políticas, sindicatos, candidatos a elecciones para cargos públicos, referendos, consultas políticas o programas u opciones políticas”.

-- “No podrá organizar ni participar activamente en reuniones o manifestaciones de carácter político o sindical. Vistiendo el uniforme o haciendo uso de su condición militar, no podrá organizar, participar ni asistir en lugares de tránsito público a manifestaciones o a reuniones de carácter político, sindical o reivindicativo”.

-- “Las asociaciones de miembros de las Fuerzas Armadas no podrán llevar a cabo actividades políticas ni sindicales, ni vincularse con partidos políticos o sindicatos”.

-- “Las asociaciones profesionales deberán respetar el principio de neutralidad política y sindical y no podrán incluir en su denominación ni en sus estatutos referencias políticas o ideológicas. Tampoco podrán tener vinculación con organizaciones políticas o sindicales, realizar conjuntamente con ellas pronunciamientos públicos ni participar en sus reuniones o manifestaciones”.

-- “Las asociaciones no podrán utilizar locales pertenecientes o cedidos a organizaciones políticas o sindicales”.

Podemos propone permitir sindicatos militares

En los últimos años, sólo Podemos ha propuesto extender el derecho de sindicación a las Fuerzas Armadas. En el programa con el que se presentó a las últimas elecciones generales, las de noviembre de 2019, señaló que “es urgente aproximar las condiciones sociolaborales de nuestras y nuestros militares, tanto a las de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (FCSE) como a las de las y los funcionarios públicos en general, así como revisar el sistema para compensar los excesos en la jornada laboral”.

En ese sentido, el partido de Pablo Iglesias prometía equiparar los derechos de los militares a los del resto de los ciudadanos: “En particular, los derechos fundamentales de reunión, manifestación, asociación, libertad de expresión, sindicación y afiliación a partidos políticos”, si bien más adelante hablaba sólo de las asociaciones profesionales, “fomentaremos y normalizaremos la actividad de las asociaciones de militares como instrumento clave para el desarrollo de sus derechos y deberes, permitiendo su actividad y otorgando protección laboral a sus representantes y subvenciones equiparables a las de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”.

“Sindicalismo Militar Español”

Precisamente en fechas recientes ha aparecido en Twitter un perfil denominado “Sindicalismo Militar Español”, que como principios fundamentales proclama que “los sindicatos son necesarios en unas fuerzas armadas del siglo XXI” y que “no habrá democracia plena hasta que el sindicalismo militar sea legal, y normal”.

En estos mensajes a favor del derecho a sindicarse de los militares han contado con el apoyo de otros colectivos, como “Militares antifranquistas”.

Este otro colectivo recordó recientemente la fundación del Sindicato Unificado de Guardias Civiles, en su día clandestino hasta que se permitieron las asociaciones profesionales en el cuerpo: “Otros países del entorno no lo prohíben a sus militares. No peligra la seguridad nacional, no se rompe nada. Sí, la sindicación que ya pedían hace decenios se torna en el medio para contener situaciones inadmisibles. No sólo por los gc [guardias civiles], si no por el conjunto de las libertades”.

Contra los ‘despidos’ a los 45 años

Más allá de su aspiración a que se reconozcan los sindicatos en las Fuerzas Armadas, “Militares Con Futuro” ha elaborado un programa de 140 puntos, en el que tratan de abarcar muchos de los problemas laborales que entienden que existen en el ámbito militar.

Como asuntos más urgentes, “que requieren una inmediata solución”, destacan dos: el fin de la temporalidad en la Escala de Tropa y Marinería (los ‘despidos’ a los 45 años) y la “justicia salarial”, la mejora de las retribuciones.

Desde esta nueva asociación profesional de las Fuerzas Armadas explican que su actividad no sólo irá orientada a presentar propuestas y reclamaciones ante el Ministerio de Defensa. También tienen decidido trabajar de cara a la sociedad en general.

Consideran que “hay que sacar la problemática laboral de los militares fuera de los cuarteles y exponerla ante la ciudadanía”, y por ello van a tratar de introducir en el debate social asuntos como “que hay compañeros [militares] que tienen dos trabajos porque cobramos salarios tan bajos que no permiten llegar a fin de mes”, o que la mayoría de los militares que estuvieron en primera línea contra el coronavirus, desinfectando residencias, o apagando incendios y desplegados a miles de kilómetros de sus casas, “se van a ir al paro a los 45 años”.

“Todas estas cuestiones, y muchas más, es urgente que tengan visibilidad”, subrayan.

Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas

Al estar ya registrados pueden dirigir propuestas, quejas e informes al Ministerio de Defensa. Pero para entrar en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, tendrán que esperar al menos hasta principios de 2022.

“Militares Con Futuro” será una asociación abierta a las tres escalas: Tropa y Marinería, Suboficiales y Oficiales. En este caso, la Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas exige que lleguen a un número de inscritos que sea al menos el 1% de los efectivos de las Fuerzas Armadas.

Al cierre del año, el 31 de diciembre, tendrán que certificar el número de afiliados que tienen mediante una declaración responsable. Si alcanzan la cifra exigida, a principios de 2022 entrarían en el Consejo de Personal.

Desde esta asociación apuntan que, vista la experiencia de los últimos años con las asociaciones militares ya existentes, “el problema es que el Consejo de Personal hasta el momento ha demostrado una escasa utilidad a la hora de mejorar la vida de los militares, a pesar de que las asociaciones profesionales elevan multitud de propuestas que no tienen mucho recorrido en ese órgano”.

De ahí que su orientación será también ‘vender’ los asuntos que preocupan a los militares ante la sociedad, pero también ante partidos políticos y otros interlocutores sociales, para tratar de ganar simpatías y aliados con los que ejercer presión sobre el Ministerio de Defensa para realizar los cambios que demandan en las condiciones laborales y de vida de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Nuevas asociaciones militares

El salto de “Militares Con Futuro” de mero colectivo a una asociación registrada en el Ministerio de Defensa llega después de otros movimientos recientes en el ámbito de las asociaciones profesionales de militares.

ECD ya informó hace unos meses de la creación de la asociación Tercios Viejos Españoles. En este caso, uno de los objetivos principales de la entidad es defender la imagen de las Fuerzas Armadas y denunciar y responder a los ataques que reciben en ocasiones los militares por parte de ciertos sectores políticos y sociales.

Por ejemplo, esta asociación está canalizando querellas de militares que se consideran señalados y perseguidos por “Ciudadanos de Uniforme”, un canal de Telegram que publica denuncias anónimas de miembros de las Fuerzas Armadas sobre supuestas irregularidades de los mandos militares.

Más recientemente ha hecho su aparición una plataforma, “Militares”, que ha colocado pancartas reivindicativas en Madrid y, lo que es más llamativo, ante las puertas de cuarteles militares, como la base de El Goloso, donde se ubica la Brigada “Guadarrama” XII. Estas pancartas reclamaban la derogación de la Ley de Tropa y Marinería y el fin de los ‘despidos’ de los soldados y marineros temporales a los 45 años.

Carolina Darias pone énfasis en la necesidad de las vacunas solidarias

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?