Dinero

Los bancos garantizan la seguridad de la firma por voz con un PDF de 400 páginas y dos archivos de audio

La “huella vocal” que se crea tiene una fiabilidad del 99,4% y es válida para acreditar la identidad del usuario ante un juez

Una persona firma un pagaré.
photo_camera Una persona firma un pagaré.

Cada vez son más las empresas que incorporan el sistema de firma por voz para sus clientes. Como ya contamos estas páginas, el Sabadell y Abanca se preparan para lanzar esta opción en sus aplicaciones móviles, aunque el Sabadell ya cuenta con esta opción para cerrar contratos. 

La autenticación biométrica, a diferencia de las contraseñas, usa características biológicas únicas para verificar la identidad de un individuo. Es más difícil de falsificar y más cómoda para los individuos, no deben recordar ninguna clave, el autenticador es parte de sí mismos. 

El reconocimiento de voz aplica análisis de la voz de una persona para verificar su identidad. Las vías respiratorias y las cavidades de los tejidos blandos, así como la forma y el movimiento de la boca y la mandíbula, influyen en los patrones de voz para crear una “huella de vozúnica

¿Cómo funciona el sistema? 

Estos sistemas “se entrenan”, explica un experto en telecomunicaciones a Confidencial Digital. Se entrena un sistema de inteligencia artificial de forma que este aprende a distinguir todas las características de voz que el desarrollador considere. 

Este introduce las variables que considere , el sistema las aprende y a partir de ahí le toca al usuario “entrenar” al sistema de forma que aprenda a reconocerle solo a él. 

Esto se hace registrando una muestra de voz con un micrófono, el sistema aprende cualidades vocales (duración, tono, intensidad, dinámica…) y la contraseña que repetirá tres veces el usuario. Algunos sistemas funcionan con números (como el DNI) y otros con frases. 

Las cualidades vocales son únicas en cada usuario y la precisión de este tipo de sistemas supera el 99%.

¿Qué genera el sistema?

Expertos de la empresa Biometric Vox, que ha diseñado el sistema del Banco Sabadell, explican que cuando se utilizan estos sistemas en firmas por voz de contratos se genera un PDF de 400 páginas, 5.000 cláusulas y se incrustan en el documento dos audios. 

Uno de ellos recoge la conversación con la calidad total y se cifra con un código público-privado. El cifrado privado se lo queda un notario. 

 

El otro recoge el audio degradado con marca de agua sonora. Se puede reproducir y suena en metálico. Este tiene simetría probatoria, es decir, se puede usar en conflictos legales y se le reconoce una fiabilidad de 99%. 

Además, este recoge los parámetros biovocales y se sella en el tiempo. Esta rúbrica vocal sirve como un documento pericial, lo que equivale a la huella manuscrita. 

Firma de contratos por voz

La firma por voz no es exclusiva de bancos. Cada vez son más las empresas que incorporan estos sistemas para la firma de sus contratos. Existen dos tipos de contratos, los que exigen verificar la identidad antes de firmarlos y los que no. 

Para aquellos que sí, por ejemplo la compra-venta de valores por altas cantidades de dinero. Antes de poder firmar desde casa con la voz, el usuario debe acudir a la empresa y portando su DNI se hace el enrollamiento vocal (huella vocal). 

De esta forma, la siguiente vez que se quiere comprar o vender solo tendría que llamar al roker y verificar su identidad diciendo su DNI, el sistema lo reconoce y autoriza la firma. 

Para aquellos casos en los que no se obligue a verificar la identidad (la mayoría), como la firma de un contrato con una compañía telefónica, el sistema funcionaría de la misma forma, pero no hace falta acudir a las oficinas previamente a acreditar la identidad. 

Garantía jurídica

En caso de juicio, el archivo que se genera al firmar por voz (el PDF con los audios incrustados) funciona como un documento pericial, con una fiabilidad del 99,4%. Este se coteja con muestras de voz que se toman del usuario y se dicta sentencia. 

Varios expertos señalan que este es el futuro por la garantía jurídica que aporta. Ponen el ejemplo de los contratos que se firman sin necesidad de acreditar la identidad. 

Ya ha sucedido que un ciudadano fue a juicio diciendo que alguien firmó por él un contrato, pese haberse hecho desde su ordenador y con sus contraseñas. La justicia le dio la razón puesto que la empresa no podía acreditar quién se encontraba al otro lado de la pantalla. 

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?