Dinero

Crisis en las cafeterías de los organismos públicos: el teletrabajo de los funcionarios hunde la facturación hasta un 70%

La Moncloa, RTVE, TV3, el Banco de España... se encuentran entre las Administraciones afectadas

photo_camera Las cafeterías y restaurantes de organismos públicos están en crisis.
  1. Menús del día a 4 euros
  2.  ¿Cómo se consiguen las concesiones?
  3. Cafeterías abiertas al público 
Funcionarios teletrabajando.
Funcionarios trabajando.

El teletrabajo de los funcionarios está afectando gravemente a los servicios de restauración que se prestan en los organismos públicos. Estas cafeterías y restaurantes se rigen por la Ley de Contratos del Sector Público, casi siempre gozan de subvenciones, y por lo tanto, sus precios son más bajos.

Una compañía que se dedica a este tipo de servicios en Administraciones públicas ha comentado a Confidencial Digital que “el trabajo a distancia ha afectado de manera muy considerable al volumen de negocio. Ahora la facturación baja los lunes y los viernes un 70%, y en lo relativo a la facturación mensual ha llegado, en muchos casos, a descender un 50%”.

Por su parte, la empresa de restauración colectiva Serunion -que tiene 30 años de experiencia y sirve a 500.000 personas al día- ha indicado a ECD que “el teletrabajo ha supuesto, aproximadamente, una bajada del 20% de comensales, lo que significa que las personas teletrabajan entre 1 y 2 días por semana”.

“La disminución de los comensales en los centros es una realidad que nos ha retado a desarrollar nuevos conceptos gastronómicos; como de servicios que van desde nuevas herramientas tecnológicas, servicios de take away, e incluso opción de cenas para facilitar la conciliación de los empleados”, ha añadido Serunion.

Fuentes del sector han explicado a Confidencial Digital que: “en todos los casos los precios son mucho más bajos que los de las cafeterías de calle”. Además, otras muchas veces “a los precios, ya baratos de por sí, se les aplican subvenciones. Por ejemplo, un menú del día cuesta 7 euros, y con una subvención de 3, acaba costando solo 4 euros

Desde Serunion subrayan que “cada Administración marca sus precios y las subvenciones que quieren dar a sus empleados, y nosotros nos adaptamos a esas condiciones y damos el servicio de acuerdo a lo establecido en el concurso público”. 

 ¿Cómo se consiguen las concesiones?

A este tipo de contratos se opta a través de licitaciones públicas, que se anuncian en la plataforma de contrataciones del Estado. Según ha podido saber este medio se suele otorgar un plazo de 15 días desde la publicación hasta la presentación de las ofertas.

Serunion ha aclarado que la licitación “se anuncia por parte de la Administración en el boletín oficial, de forma pública y abierta para todas aquellas empresas que reúnan las condiciones de solvencia técnicas y económicas para contratar con la Administración del Estado, Comunidad Autónoma, o ente que solicite el concurso”.

“El último de los contratos que hemos ganado ha sido con el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat de Cataluña, que abrirá su restaurante a partir de enero 2023. Este nuevo cliente se suma a La Moncloa desde hace un año, RTVE, TV3 o el Banco de España, entre otras” han remarcado desde la empresa de restauración.

Asimismo, tal y como informó ECD, en la actualidad el Ministerio de Hacienda está buscando -mediante una licitación pública- a una empresa que se encargue de gestionar la cafetería/restaurante de su sede central. Este local obtuvo en 2021 una ganancia de 62.308 euros, 125.870€ menos que en 2019.

Cafeterías abiertas al público

Una empresa que regenta cafeterías y restaurantes en Administraciones ha señalado a Confidencial Digital que “preferiríamos que estos sitios estuvieran abiertos al público” porque “eso haría que aumentaran nuestras ventas, y así podríamos mantener los puestos de trabajo que te obligan a subrogar y a mantener cuando se acepta el contrato”. Además, han comentado que “la Ley hace que los contratos duren 4 años, por lo que los precios no han podido ajustarse a la inflación, mientras que los funcionarios han percibido una subida de sueldo”.

 

En comparación, Serunion ha declarado que la compañía “trabaja en casa de sus clientes y adapta sus ofertas a los distintos públicos que se determinan. Nuestra experiencia nos permite poder ofrecer servicio tanto en comensales cautivos como en lugares o centros abiertos al público general”.

Funcionario.
Funcionario.

 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable