Otros

Kiko Matamoros ha acudido a revisión tras sus últimos retoques estéticos

Además, Carla Barber ha dado su opinión

Kiko Matamoros.
photo_camera Kiko Matamoros.

El pasado 22 de junio Kiko Matamoros pasaba por quirófano para someterse a un nuevo retoque estético y lucir la mejor versión de sí mismo este verano. Tal y como el colaborador desvelaba días antes en 'Sálvame', había decidido hacerse una marcación abdominal para presumir de 'six pack' a sus 64 años y, de paso, aprovechaba para retocarse los párpados con una blefaropastia que, sin duda, ha dado mucho que hablar en los últimos días, ya que se ha especulado con que podría haberse 'estirado' la cara tras las marcas y moretones que el padre de Laura Matamoros 'lució' en la fotografía con la que mostró a sus seguidores su nueva y renovada imagen en su cuenta de Instagram hace unos días.

Hemos pillado al colaborador yendo a revisión de su operación antes de su vuelta al trabajo este lunes y, visiblemente molesto, ha desmentido que se haya hecho un lifting facial como se ha comentado. "La cara no me la he estirado" ha asegurado tajante tras comprobar en su clínica de cabecera que todo marcha a las mil maravillas y que puede reaparecer por todo lo alto presumiendo de su nuevo aspecto físico.

Sin embargo, con moretones más que visibles por la cara y el cuello - aunque intento ocultarlos con la mascarilla y unas grandes gafas de sol - pudimos ver a Kiko con evidentes dificultades para caminar y gestos de dolor, confesando que "es molesto la verdad, sobre todo la cintura". Y es que, tal y como ha señalado su novia Marta López, "está con faja y tubos" tras la liposucción y de ahí sus problemas de movilidad.

Carla Barber ha dado su opinión y a pesar de que su relación con Diego Matamoros no funcionó, Carla Barber continúa teniendo una bonita amistad tanto con el influencer como con toda su familia. Por eso, una de las primeras cosas que ha hecho Kiko Matamoros tras retomar la normalidad después de sus últimos retoques estéticos ha sido visitar la clínica que la cirujana posee en el centro de Madrid para ponerse a punto de cara a su reaparición este lunes en 'Sálvame'.

Con una gran sonrisa, la modelo nos ha contado que el motivo de esta visita no era un nuevo retoquillo ya que, como la propia Carla confiesa, "no le hace falta nada de nada. Está guapísimo". "Yo lo he visto muy bien, perfecto", ha asegurado.

Eso sí, de una posible reconciliación con Diego Matamoros que cada vez parece más lejana, ni palabra: "No tengo nada que decir chicos". Y es que, a pesar de que se llevan bien y se tienen un gran cariño, tanto Carla como el influencer han asegurado en los últimos tiempos que, por lo menos por el momento, no hay posibilidades de que den una segunda oportunidad a su relación, que terminaba el pasado mes de abril después de un año lleno de amor pero también de altibajos y crisis que finalmente no han podido superar.

 

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?