Otros

¿Por qué la comida natural y cocinada para perros es la mejor opción?

Comida para perros.
photo_camera Comida para perros.

La nutrición natural es un concepto que ha ido ganando relevancia a lo largo de los últimos años y que ha llegado también al mundo animal. Esto abre un abanico de oportunidades hasta ahora desconocidas, sobre otras opciones, alternativas al pienso, con las que alimentar a nuestros perros.

La mejor alimentación que podemos ofrecer a nuestros perros es la nutrición natural. Y aunque cada vez son más los veterinarios que la recomiendan, es cierto que todavía existe mucho desconocimiento o miedo a que la dieta natural no sea completa. Por estos motivos, es posible que todavía muchos recomienden el pienso, ya que es un producto que ha estado establecido en el mercado durante muchos años.

¿El lobo y el perro: qué tienen en común?

El perro tiene como antecesor al lobo. A lo largo de la historia evolutiva, el perro ha cambiado en comportamiento y características, ya que el humano lo adiestró para tareas de trabajo y eso dio lugar a la domesticación. Sin embargo, sus ADN’s y por ende sus sistemas digestivos prácticamente no han cambiado.

En realidad, el lobo y el perro difieren genéticamente en un 0,03%, incluyéndose en este porcentaje aspectos como el pelaje, la forma del rabo o las orejas; pero no su fisiología.

Debido a estas similitudes, surge el interés por buscar una alimentación que se asemeje lo máximo posible a lo que comerían en su estado natural, respetando así sus necesidades fisiológicas.

Teniendo esto en cuenta, la opción del pienso puede empezar a perder sentido.

Los perros son carnívoros facultativos, lo que significa que la mayoría de su dieta debe estar compuesta por carne y por un pequeño porcentaje de carbohidratos simples, verduras y frutas.

¿Cuáles son los beneficios de la comida natural?

Los beneficios de la comida natural son muchos, aunque los más significantes son:

  • Adiós a los problemas digestivos:

La comida natural ayuda a los problemas digestivos (como, por ejemplo, el síndrome del intestino permeable), dado que una dieta alta en proteína, balancea la microbiota intestinal y la flora del perro. Al contener un mínimo del 70% de humedad, se facilita una digestión ligera y adaptada a su naturaleza. A diferencia del pienso, que tarda entre 10 y 12 horas en digerirse, la comida natural se digiere en un máximo de 3/4 horas.

  • Reducción de las alergias y de sus síntomas:

La comida natural potencia el sistema inmunológico del perro, por lo que se encuentra más preparado para hacer frente a otros patógenos.

Por otra parte, mejora la dermatitis y las alergias que afectan a la piel, debido al alto contenido en ácidos grasos como el omega3 principalmente y los minerales como el zinc o la vitamina C. Estos ingredientes son capaces de absorberse mucho mejor con la comida natural que con los piensos, ya que con la comida procesada estas vitaminas suelen oxidarse debido a los procesos de cocción a altas temperaturas. 

  • Control de enfermedades neurológicas:

Muchas dietas naturales son dietas cetogénicas, lo que significa que contienen un bajo % de glucosa, al contrario de las dietas que llevan cereales. Una elevada presencia de glucosa, produce mayor actividad cerebral y del sistema nervioso, hecho que, por ejemplo, no ayuda en nada a las enfermedades como la epilepsia. 

  • Control de peso:

La mayoría de piensos contienen altas cantidades de carbohidratos almidonados y azúcares innecesarios. Esto favorece la obesidad, que cada vez es más frecuente, sobre todo en perros de ciudad.

El problema con la obesidad, es que es el detonante de un abanico amplio de otras enfermedades, como la artritis, la diabetes, la hipertensión, problemas renales o hipertiroidismo.

En cambio, las dietas naturales favorecen el control de peso, controlando el índice de calorías que se ingieren al día. Además, al ser una dieta alta en proteína y baja en carbohidratos, esto hará aumentar la musculatura de nuestro perro y bajar su % de grasa corporal.

  • Alimentación adaptada a su especie:

Como hemos comentado con anterioridad, los perros y los lobos tienen un ADN muy parecido, por lo que ofreciendo comida natural nos aseguramos de respetar su naturaleza. Una dieta basada en carne, hará que el perro tenga una flora intestinal sana y que su sistema inmunitario se mantenga fuerte, con un alto nivel de anticuerpos.

  • Alta palatabilidad:

El elevado porcentaje de hidratación, hace que la comida natural sea mucho más apetecible para los perros, a comparación de una alimentación seca y procesada.

Con la comida natural, se incrementa también el bienestar emocional del perro porque no aborrece el alimento, y es posible que la hora de comer se vuelva uno de sus momentos favoritos del día.

¿Qué ocurre si cocinamos la comida natural a bajas temperaturas?

La dieta natural cocinada es probablemente la opción más acertada para nuestros perros, ya que, cuando cocinamos ingredientes de alta calidad al vapor y a bajas temperaturas, conseguimos dos beneficios fundamentales:

  1. Conservar todas las propiedades íntegras de los nutrientes, ya que no se oxidan al no someterse a altas temperaturas.
  2. Evitar el riesgo bacteriológico propio de los ingredientes crudos, que puede favorecer la proliferación de bacterias.

¿Cómo ofrecemos una dieta completa?

Lo más importante es escoger una dieta que esté equilibrada a nivel de macronutrientes (proteínas, grasas y fibras de calidad). Por otro lado, necesitaremos la ayuda de un experto en nutrición canina o de un veterinario nutricionista que pueda ayudarnos a escoger una dieta adaptada a las necesidades y características de nuestro perro, suplementando también en los casos que sea necesario.

Cocinarle en casa puede ser una buena opción, pero no es la más fácil ya que no sabemos si la cantidad que le estamos ofreciendo es la adecuada y la equilibrada para su situación, por lo que es probable que necesitemos la ayuda de un profesional. Una buena opción sería Dogfy Diet, una empresa que hace comida natural para perros cocinada a bajas temperaturas. Te lo entregan cada mes a casa, dividido en raciones diarias con la cantidad exacta de comida que debe comer cada perro al día según su condición. Además, cuentan con un equipo de nutricionistas que hacen el seguimiento nutricional de todos los perros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?