Política

Codazos entre ministros para ser nombrado comisario europeo

Nadia Calviño tiene el apoyo de Pedro Sánchez, Borrell prefiere una cartera a la presidencia del Parlamento, Luis Planas ha entrado también en campaña

Consejo de Ministros.
photo_cameraConsejo de Ministros.

Desde la formación del nuevo Gobierno, Pedro Sánchez tenía claro que su candidata a comisaria europea iba a ser Nadia Calviño. Ex directora general de Presupuestos de la UE, la ministra de Economía era una apuesta segura para el puesto. No obstante, el presidente se ha encontrado ahora con que otros integrantes de su gabinete también aspiran a entrar en la futura Comisión Europea.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos del Ejecutivo, los “codazos” entre ministros han ido a más en las últimas semanas, después de que Pedro Sánchez haya dado por perdidos los Presupuestos de 2019. Desde entonces, “todo el mundo tiene claro que habrá adelanto electoral y cada uno empieza a hacer la guerra por su cuenta”.

La principal candidata para ser comisaria europea, Nadia Calviño, ha recordado en reuniones privadas recientes que el presidente del Gobierno le prometió, al nombrarla ministra, que le dejaría marchar a Europa tras los comicios de mayo. Un compromiso que el propio Sánchez se está esforzando por mantener, situando a la ministra también como candidata a vicepresidenta europea.

Una mejor salida para Borrell

El jefe del Ejecutivo, por tanto, mantiene a Calviño como su primera opción para la futura Comisión Europea. No obstante, desde el Gobierno y también desde Ferraz algunos consideran que debería ser Josep Borrell el que se convirtiera en comisario europeo.

El actual ministro de Asuntos Exteriores fue un apoyo fundamental para Sánchez después de la dimisión de éste el 1 de octubre de 2016, y su papel fue clave durante las primarias en las que se impuso a Susana Díaz. Ahora, sin embargo, su relación con el presidente se ha enfriado, entre otras cosas, por las presiones de los independentistas a Moncloa.

En ese sentido, tanto PDeCAT como ERC han pedido a Sánchez la cabeza de Borrell. Una exigencia que, de ser atendida por el presidente, podría provocar un cambio de criterio de los partidos catalanes, que volverían a apoyar al Gobierno.

Desde el gabinete de Sánchez se insiste en la idoneidad de hacer caer al ministro. Y, por ese motivo, se filtró su posible candidatura a las elecciones europeas. El plan del equipo del presidente es situarle como cabeza de cartel del PSOE el 26-M, y luego negociar para que sea elegido presidente del Parlamento Europeo.

No obstante, la reciente multa de Abengoa, y las reticencias del propio Borrell, dificultan esa operación. Sin embargo, apuntan altos cargos socialistas, el ministro vería con mejores ojos ser nombrado comisario, un cargo más relevante que el de presidente del Parlamento Europeo y, sin embargo, más accesible:

--“En el examen le afearían lo de la multa, pero como pasó con Arias Cañete, sería finalmente aceptado”

Luis Planas, el tercero en discordia

Sabiendo que Calviño insiste en ser comisaria, y que Borrell prefiere entrar en la Comisión antes que presidir el Parlamento, a Pedro Sánchez le ha surgido un tercer aspirante: Luis Planas.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación ya ha ocupado cargos relevantes en Bruselas. Ha sido embajador de España ante la UE y secretarío general del Comité Económico y Social Europeo. Ahora, y ante un previsible adelanto electoral, ha dejado caer a miembros del Gobierno, que no le importaría volver al ruedo comunitario.

Las fuentes consultadas por ECD afirman que el presidente del Gobierno es “consciente” de todos estos movimientos. Sin embargo, añaden, no va a hacer todavía ningún pronunciamiento. Asume, como le reconoció a Iglesias, que tendrá que convocar elecciones en unos meses, aunque en Moncloa no tienen claro si éstas serán antes o después de las europeas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?