Política

Los falangistas preparan un 20-N ‘caliente’ ante el plan del Gobierno para exhumar a Primo de Rivera

La marcha nocturna desde la calle Génova hasta el Valle de los Caídos está movilizando a simpatizantes de fuera de Madrid

Marcha falangista al Valle de los Caídos en 2017.
photo_camera Marcha falangista al Valle de los Caídos en 2017.

El Valle de los Caídos cumplirá esta semana un año sin albergar el féretro con los restos mortales de Francisco Franco, tras la exhumación y el traslado al cementerio de Mingorrubio-El Pardo que llevó a cabo el Gobierno de Pedro Sánchez.

Los cambios en este mausoleo en la sierra de Madrid no se van a quedar ahí. El Gobierno, ahora en coalición PSOE-Unidas Podemos, tramita una Ley de Memoria Democrática que pretende expulsar a los monjes de la abadía benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, convertir el lugar en un cementerio civil y retirar de su ubicación singular los restos de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange y fusilado en Alicante por el bando republicano el 20 de noviembre de 1936.

En estas páginas ya se contó que los falangistas actuales, quienes consideran a Primo de Rivera como su referente ideológico, se preparan para reaccionar con contundencia si se concretan los planes de esta exhumación.

Pues bien: en esta campaña de movilizaciones, el primer hito se producirá el próximo 20 de noviembre. Ese día se conmemora el aniversario del fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera, igual que de la muerte de Franco (en 1975, en este último caso).

Desde hace décadas, los falangistas se movilizan en el aniversario de la ejecución de su fundador con una marcha a pie que sale desde la calle Génova de Madrid, donde estaba la casa en la que nació Primo de Rivera, y llega hasta el Valle de los Caídos, donde depositan una corona de flores.

Confidencial Digital ha podido saber que para este 20-N, los distintos partidos y grupos que se reclaman herederos de la Falange fundada en 1933 por José Antonio Primo de Rivera están ya preparando movilizaciones que esperan que tengan más eco y más seguimiento debido precisamente a la amenaza de exhumación que pende sobre el fundador de Falange.

Marcha a pie de 60 kilómetros

El viernes más cercano al 20 de noviembre se celebra una marcha a pie de decenas de falangistas, que se relevan para llevar a pie una corona de flores hasta el Valle de los Caídos. Esta “marcha azul” de 60 kilómetros empieza en la calle Génova de Madrid, donde estaba la casa natal de José Antonio Primo de Rivera.

Fuentes de la organización del acto consultadas por ECD aseguran en fechas recientes FE-La Falange y otras entidades impulsoras están recibiendo un buen número de consultas y peticiones de simpatizantes de fuera de Madrid que, sin ser afiliados, preguntan si pueden apuntarse para participar en la marcha en recuerdo del fundador de Falange.

“Daremos bastante guerra y se espera más gente que nunca”, aseguran miembros de las organizaciones convocantes. El inicio de la tramitación del anteproyecto de Ley de Memoria Democrática ha despertado las alarmas en el entorno de los simpatizantes del falangismo y admiradores de José Antonio Primo de Rivera, que temen que este 2020 pueda ser uno de los últimos años, si no el último, que su fundador está enterrado en el Valle de los Caídos.

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.

El aumento del interés por asistir a la marcha ha provocado que los organizadores ya se estén planteando alquilar más autobuses que otros años para trasladar a los participantes, que participan en algunos relevos a lo largo del camino nocturno entre Madrid y el Valle de los Caídos.

El Gobierno prevé exhumarlo

Los falangistas ya se lo temían desde hace meses, cuando Carmen Calvo anunció una nueva ley que iría más allá de la Ley de Memoria Histórica aprobada en 2007 con José Luis Rodríguez Zapatero. A mediados de septiembre el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de la Ley de Memoria Democrática, y se confirmaron sus sospechas: entre otras medidas en el Valle de los Caídos, se pretende retirar el féretro de Primo de Rivera del lugar preeminente que ocupa.

El Valle de los Caídos se inauguró en 1959, justo cuando se reinhumó al fundador de Falange en una tumba justo delante del altar mayor de la basílica. Sus restos se trajeron desde el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, adonde había sido trasladado desde Alicante al terminar la Guerra Civil, en 1939.

Desde 1959 los restos mortales del fundador de Falange, fusilado en la cárcel de Alicante por los republicanos a los cuatro meses de empezar la Guerra Civil, reposan bajo una lápida de granito como la que cubría el féretro de Franco. El dictador fue enterrado justo al otro lado, detrás del altar mayor.

Al ser él víctima de la Guerra Civil, hasta ahora no se ha tocado a Primo de Rivera. Pero los planes del Gobierno pasan porque deje de tener ese lugar preeminente, ya que otros fusilados y muertos en la contienda de 1936 se encuentran enterrados en columbarios en capillas laterales, a las que no se puede acceder.

De llegar a aprobar la Ley de Memoria Democrática en las Cortes, la duda es si simplemente los restos mortales del fundador de Falange serán ubicados en otro punto más discreto del Valle de los Caídos, o si sus familiares preferirán trasladarlo a un panteón familiar en Cádiz.

Todos estos planes del Gobierno PSOE-Podemos han provocado que en los partidos que llevan por nombre Falange (FE-La Falange, Falange Española de las JONS, Falange Auténtica...) y que tienen por inspirador de Primo de Rivera se enciendan las alertas.

Acto falangista unitario

Este es el contexto en el que los partidos y asociaciones de extrema derecha vinculadas con el falangismo están preparando los actos conmemorativos del 20-N. Las fuentes consultadas por ECD señalan que “casi con toda seguridad” esa marcha hasta el Valle de los Caídos será un acto unitario de todas las organizaciones falangistas.

Ya el año pasado a FE-La Falange y a la Hermandad de la Vieja Guardia se unió Falange Española de las JONS, con su líder Norberto Pico marchando en la cabecera junto a Manuel Andrino, de FE-La Falange.

Además de, como se ha indicado antes, falangistas y simpatizantes de distintos puntos de España, que nutrirán el grueso de la marcha, a ese acto en la noche del 20 de noviembre en Madrid acudirán delegaciones y dirigentes de organizaciones de extrema derecha, afines a los convocantes, de otros países de Europa como Francia, Italia, Alemania y Polonia.

Todos estos planes se están diseñando teniendo presente que las restricciones por el coronavirus pueden alterarlos, y por ejemplo podrían tanto impedir una concentración de decenas o cientos de personas, como prohibir salir de los límites de la ciudad de Madrid, en este caso para ir a pie hasta San Lorenzo de El Escorial.

Muchos falangistas realizan esta marcha vestidos con sus uniformes de camisa azul mahón, con banderas rojinegras de Falange y otros estandartes, bengalas, cantando el ‘Cara al sol’ y otros himnos propios.

 

Cuando llegan a las puertas del recinto del Valle de los Caídos ya no pueden acceder, porque están prohibidos los actos políticos y de exaltación del franquismo. Celebran un responso religioso en un prado cercano, y depositan la corona de flores en memoria de José Antonio Primo de Rivera.

Además, a algunas de las misas de ese día suelen acudir algunos militantes falangistas, que consiguen depositar o unas flores o una corona sobre la lápida que cubre la tumba de su fundador.

Concentración en la Plaza de Oriente

Además de esta marcha al Valle de los Caídos, las organizaciones falangistas tienen previsto programar un acto de recepción y bienvenida a los “camaradas” de otros países de Europa, que en ocasiones también desfilan con ellos en la “marcha azul” de la corona.

Ya el domingo, en este caso 22 de noviembre, habrá otro acto pero ya en la Plaza de Oriente, donde se celebraban los grandes baños de masas de Franco y sus discursos desde el balcón del Palacio Real.

En ese caso, La Falange y Democracia Nacional (otro partido de extrema derecha) impulsa un acto unitario de todas las organizaciones de su ámbito ideológico, para expresar su rechazo tanto a la próxima Ley de Memoria Democrático, como su oposición frontal a lo que denominan “el Régimen del 78 que nos ha llevado a la situación de caos actual en todos los órdenes, político, de unidad territorial y de identidad nacional, social, sanitario, económico, laboral...”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes