Política

Feijóo no va a disputar a Pablo Casado el liderazgo del PP

El presidente gallego ha transmitido a Génova que no va a ser la Susana Díaz de los populares y que va a mantener el apoyo al líder nacional

Alberto Núñez Feijóo y Pablo Casado.
photo_cameraAlberto Núñez Feijóo y Pablo Casado.

En julio de 2018, el apoyo de Alberto Núñez Feijóo y de todos los compromisarios del PP gallego inclinó definitivamente la balanza a favor de Pablo Casado en el congreso extraordinario del partido frente a Soraya Sáenz de Santamaría. Apenas seis meses después, las diferencias de discurso y de criterio entre ambos dirigentes han provocado cierta preocupación en Génova 13.

Esos aparentes choques entre Casado y Feijóo se han incrementado en las últimas semanas, a cuenta de la irrupción de Vox en Andalucía y sus exigencias para apoyar al PP en la Junta. El presidente gallego no quiere saber nada del partido de Santiago Abascal, pero el líder nacional de los populares no ha tenido dudas a la hora de cerrar un acuerdo con esta formación.

Además, y antes de cerrar el pacto en Andalucía, ambos dirigentes hicieron públicas sus discrepancias sobre algunas de las exigencias planteadas por Vox. En concreto, Feijóo insistió en seguir hablando de “violencia machista”, en relación con la Ley de Violencia de Género, mientras que Casado habló de “violencia doméstica”, un término defendido por Vox.

Por último, esta misma semana el presidente de la Xunta ha asegurado que los de Abascal son “un partido de extrema derecha” y ha dejado claro que su intención, de cara a las municipales, es no pactar con este partido. Un discurso que contrasta con el realizado desde Génova 13 desde el pasado 2 de diciembre

Vuelve la tesis sobre la “Operación Feijóo”

Todo este cruce de declaraciones ha provocado que no pocos dirigentes y cargos intermedios del partido se hayan planteado si la alianza entre Casado y Feijóo, sellada en el congreso extraordinario de julio, es ya cosa del pasado y si el presidente de la Xunta le disputará al actual líder nacional la hegemonía en el PP a corto plazo.

Ya en noviembre, algunos miembros relevantes del PP empezaron a señalar la posibilidad de que estuviera en marcha una “Operación Feijóo” para relevar a Casado en 2020 si éste no logra recuperar el Gobierno. Una hipótesis que, después de lo sucedido en los últimos días, estaba tomando cuerpo de nuevo.

Los defensores de esa tesis comparan a Alberto Núñez Feijóo en el PP con Susana Díaz en el PSOE. La ya ex presidenta de la Junta llevó a Pedro Sánchez a la secretaría general del partido para después forzar su dimisión. Una hoja de ruta que, temían, pudiera repetir el gallego.

No será “la Susana Díaz del PP”

El presidente de la Xunta, sin embargo, rechaza totalmente adoptar el mismo papel que la lideresa socialista. Desde el entorno más próximo al dirigente gallego afirman al Confidencial Digital que “Feijóo no es Susana Díaz. Siempre ha dado la cara por Rajoy y ahora también lo va a hacer por Pablo Casado”.

Ese mensaje, de hecho, ha sido transmitido desde el PP gallego a Génova 13, dejando claro la postura de Núñez Feijóo: “Aquí nadie quiere moverle la silla a Casado, y menos Alberto”.

Las mismas fuentes señalan, además, que “la relación con Casado es excepcional”. Y añaden, sobre un posible choque entre ambos, que “entre Casado y Soraya, si alguien puede estar enfadado con nosotros es Soraya”.

En ese sentido, afirman que “puede haber personas a las que interese complicar la relación entre Pablo Casado y Núñez Feijóo, pero desde luego esa no es nuestra voluntad. Pablo Casado ha cogido un partido en una posición muy complicada, y nosotros no vamos a hacer ningún tipo de conjura contra la nueva dirección”.

Descarta presidir el PP nacional

Por otra parte, desde el entorno de Feijóo afirman que el presidente de la Xunta “tiene claro que el futuro del PP es Pablo Casado y no él: “Su tren para ir a Madrid ya ha pasado”.

Si no dio el paso en julio, reconocen, fue porque “en 30 días había que remodelar el gobierno gallego y el PP regional, y eso podía acabar con un partido hegemónico en Galicia a menos de un año de las municipales”.

Por último, admiten que“si el congreso extraordinario se hubiese celebrado en septiembre, la decisión de Feijóo, “que se lo pensó hasta el final”, podría haber sido otra, “pero no se dieron las condiciones y ahora, evidentemente, no estamos en eso”.

Por qué ataca a Vox

Las fuentes consultadas por ECD concluyen explicando por qué Alberto Núñez Feijóo ha mantenido, durante las últimas semanas, un tono crítico contra Vox, a pesar de las negociaciones abiertas en Andalucía.

El entorno del gallego afirma que si Feijóo ataca a Vox “es porque Vox llama a Feijóo extrema izquierda por su política lingüística. Feijóo siempre defenderá Galicia como una nacionalidad histórica y por eso ellos nos atacan. Y nuestro deber es defendernos”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?