Política

La gira “internacional” del consejero catalán de Exteriores sólo la cubren medios españoles

En las ruedas de prensa de Alfred Bosch en capitales europeas únicamente se ven micrófonos de TV3, Cadena SER, Catalunya Ràdio...

Alfred Bosch, en la delegación del Govern en París.
photo_cameraAlfred Bosch, en la delegación del Govern en París.

El inicio del juicio oral en el Tribunal Supremo contra los responsables de la intentona secesionista en Cataluña en otoño de 2017 ha motivado que el Govern de la Generalitat de Cataluña y en general el independentismo active una nueva campaña internacional de propaganda.

El objetivo es denunciar, a los ojos sobre todo del resto de Europa, que España está juzgando de forma injusta y sin respetar los derechos humanos a los ex consejeros de Carles Puigdemont que no están huidos fuera de España, a la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, y a los líderes de la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

En estas páginas ya se contó que en esta campaña juega un papel clave Alfred Bosch, el consejero de Acción Exterior de la Generalitat. Bosch ha comenzado una ‘gira’ para visitar en las primeras semanas del juicio hasta siete capitales europeas, en las que acudir a foros y medios de comunicación en los que colocar los mensajes del independentismo contra España en el contexto del juicio por el 1-O.

El responsable de Exteriores del gobierno de Quim Torra está participando en conferencias y ha concedido entrevistas a varios medios franceses en su primera etapa de esa ‘gira’, que ha sido París: intervención en el plató de la televisión France 24, entrevista al diario L’Opinion, al semanario L’Obs, y una entrevista radiofónica a la BBC World.

Sin embargo, un simple repaso de las imágenes que difunde el propio Departamento de Acción Exterior de la Generalitat de Cataluña permite concluir que, durante sus viajes al extranjero en esta campaña, Alfred Bosch está atrayendo la atención, principalmente, de medios de comunicación catalanes y otros medios de España.

El viaje a París

En su viaje a París, Alfred Bosch empezó acudiendo a la reapertura de la delegación de la Generalitat en Francia, que fue cerrada durante la etapa de intervención del Gobierno de España mediante el artículo 155 de la Constitución.

En la sede de esta delegación, Alfred Bosch ofreció una rueda de prensa. En el atril en el que se apoyaba se podían ver tres micrófonos: el primero de la Agencia Catalana de Notícies (ACN), pública, dependiente de la Generalitat; el segundo, de la Cadena SER; y el tercero, de 324, la web de noticias de TV3, y de la propia televisión autonómica.

Alfred Bosch, en la delegación del Govern en París.

Dichos micrófonos no son una excepción. Durante este mismo viaje a París esta semana pasada, Alfred Bosch acudió a pronunciar una conferencia en el Institut de Relations Internationales et Stratégiques (IRIS).

Junto a él, en una mesa cerca del sillón en el que se sentaba el consejo de Acción Exterior, estaban apoyados en trípodes dos micrófonos: el de 324/TV3, y de la de Agencia Catalana de Notícies.

Alfred Bosch, en una conferencia en París.

A ello hay que añadir otra cita de Bosch en la capital francesa. Mantuvo un encuentro con Benoit Hamon, ex ministro socialista y candidato derrotado por Emmanuel Macron en las últimas elecciones presidenciales.

El consejero catalán y el político francés ofrecieron declaraciones en una calle de París, y la imagen del momento muestra un solo micrófono: el de la Agencia Catalana de Notícies, por parte de un reportero que también sostenía hacia Bosch un teléfono móvil.

Alfred Bosch, en París con Benoit Hamon.

En ninguno de estos tres casos se pudo ver ni rastro de micrófonos de medios de comunicación franceses que quisieran captar las palabras del representantes del Govern de Cataluña en su gira para denunciar el juicio a los responsables del intento secesionista de 2017.

En Londres

Esta situación que se dio en París tuvo su precedente inmediato en Londres. Alfred Bosch estuvo en la capital del Reino Unido el pasado 31 de enero. Viajó allí para inaugurar, en la sede de la delegación del Govern en el Reino Unido e Irlanda, la “Catalonia House”, que pretende ser punto de encuentro de los catalanes que viven en Londres.

De forma similar a lo ocurrido en París, Bosch compareció ante periodistas en la delegación, detrás de un atril y acompañado del delegado del Govern en Londres, Sergi Marcén. Además de dos teléfonos móviles usados a modo de grabadora, en el atril había cuatro micrófonos, los cuatro de medios españoles y ninguno británico: 324/TV3, Agencia Catalana de Notícies, Catalunya Ràdio (la emisora pública de Cataluña) y Radio Nacional de España (RNE).

Alfred Bosch, en la delegación del Govern en Londres.

El caso de Quim Torra

La tendencia a atraer sólo el interés de los corresponsales de medios catalanes y de otros medios también españoles ocurre con Alfred Bosch, pero también con Quim Torra en los viajes al extranjero que ha hecho en estos meses, como el que realizó a Estados Unidos en junio. Allí también en sus ruedas de prensa sólo se dejaban ver los micrófonos de 324, de Catalunya Ràdio y de TVE, por ejemplo, sin rastro de medios estadounidenses.

Más recientemente, en enero, también estuvo en Estados Unidos Unidos y la tónica fue similar, como se ve en las imágenes que difundió la oficina de comunicación del presidente de la Generalitat: micrófono de TV3, de Catalunya Ràdio y de la Agencia Catalana de Notícies.

Y en su último viaje (también fue en enero) a Bélgica para reunirse con Carles Puigdemont, Torra atrajo a un mayor número de medios, pero de nuevo todos españoles y ninguno belga: 324/TV3, Catalunya Ràdio, Agencia Catalana de Notícies, Agencia EFE, TVE, RNE, Antena 3, laSexta, Agencia Atlas (Telecinco)...

Quim Torra, con Puigdemont en Waterloo en enero de 2019.

La excepción: Carles Puigdemont

La excepción a este fenómeno, que apunta a un interés reducido de los medios locales de otros países por el asunto de la independencia de Cataluña, la constituye Carles Puigdemont. El ex presidente de la Generalitat sí que atrae a periodistas extranjeros.

Por ejemplo, el día que comenzó el juicio por el 1-O en el Tribunal Supremo ofreció una rueda de prensa en Alemania, de nuevo para denunciar lo que considera el “carácter antidemocrático del Estado español”.

En el atril desde el que habló había al menos once micrófonos, entre los que estaban los de EFE, Radio Nacional de España, TVE y 324/TV3. Pero, además, se pudo ver las ‘alcachofas’ de la Agencia Reuters (agencia internacional con sede en Reino Unido), las televisiones públicas alemanas ARD, ZDF y Deutsche Welle, y hasta un medio chino.

Puigdemont comparece en Berlín el 12 de febrero de 2019.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable