Política

Junqueras y Pablo Iglesias también negociaron en la cárcel un pacto para el Ayuntamiento de Barcelona

Han acordado impulsar un gobierno de coalición formado por ERC y En Común tras las próximas elecciones. Un teniente de alcalde de Colau ha sido clave

Junqueras e Iglesias.
photo_camera Junqueras e Iglesias.

Pablo Iglesias acudió el pasado viernes a la cárcel de Lledoners para reunirse con Oriol Junqueras y pedirle el apoyo de ERC a los Presupuestos de Pedro Sánchez. El líder republicano transmitió que no daría respaldo al Gobierno si la Fiscalía no retiraba el delito de rebelión de su causa y la del resto de políticos presos, pero aprovechó la reunión para llegar a otro importante acuerdo.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos de Esquerra, los dos dirigentes sentaron las bases para formar un gobierno de coalición en Barcelona tras la celebración de las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo, en las que ERC y En Comú parten como las opciones favoritas de los votantes.

Las últimas encuestas sitúan a los republicanos como el partido más votado de celebrarse hoy los comicios, obteniendo entre 10 y 11 concejales. La candidatura liderada por Ada Colau ya no sería la más votada, quedándose en 8 o 9 representantes. Unas cuentas que, de confirmarse, dejarían a la suma de ambas formaciones a un escaño de la mayoría absoluta de 21 ediles.

Intentarán convencer al PSC

Con ese escenario, el objetivo de Pablo Iglesias, y también de Oriol Junqueras, es obtener el respaldo del PSC, antes que del PDeCAT, para asegurar la estabilidad del gobierno municipal. Incluso, no se descarta formar un tripartito con los socialistas.

Dentro de la dirección de Esquerra se ve con muy buenos ojos esta posibilidad, toda vez que las relaciones con la antigua Convergència no pasan por su mejor momento ni en el Govern ni en el propio Ayuntamiento de Barcelona.

De hecho, y tal y como se informó en El Confidencial Autonómico, la elección de Pascal Maragall como candidato republicano a la alcaldía, en sustitución de Alfred Bosch, obedece a esas intenciones por parte de ERC.

En el partido, reconocen, ven más posible un acuerdo con En Comú y el PSC con este nuevo cabeza de lista, que obtendría más votos que el actual portavoz municipal y además cuenta con un programa “más de izquierdas que independentista”.

Jaume Asens, clave

La otra persona que tendría que aceptar este acuerdo es la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que a lo largo de esta legislatura ha preferido pactar únicamente con el PSC, llegando incluso a incluir a los socialistas en su gobierno, pero siempre apartando de esos pactos a Esquerra Republicana.

La líder de En Común, por tanto, debería cambiar de criterio, pero Oriol Junqueras y Pablo Iglesias confían en ese viraje por dos razones fundamentales: ya no será primera fuerza y, además, desde sus filas le piden que pacte con ERC.

 

El gran defensor de esa alianza es el teniente de alcalde de la propia Colau en Barcelona, Jaume Asens, que acompañó a Iglesias a la cárcel de Lledoners en su visita a Junqueras.

El concejal, que también es abogado, defendió la consulta ilegal del 1-O asegurando que “nos puede acercar más a un referéndum pactado”. Ha tenido varios choques con la actual alcaldesa de la Ciudad Condal, pero su acercamiento a Iglesias le sitúa como una figura clave para lograr que Colau dé su brazo a torcer y acepte un pacto con ERC.

Portugal 2-0 Uruguay
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Bruno Fernandes lanza a Portugal
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?