Política

PDeCAT y ERC admiten que el Consell de la República es el “plan de pensiones” de Puigdemont

La antigua Convergència va a dejar de financiar su exilio y el ex president pretende utilizar este organismo para subsistir

Carles Puigdemont.
photo_cameraCarles Puigdemont.

El Consell de la República fue ideado como una especie de gobierno de Cataluña en el exilio presidido por Carles Puigdemont desde Bélgica. No obstante, finalmente se ha constituido como una fundación ante el carácter ilegal del proyecto inicial. No obstante, al ex president no parece importarle ese cambio de planes.

El político fugado llevaba presionando durante meses a PDeCAT y Esquerra Republicana para que pusieran en marcha un organismo que ya estaba planeado incluso antes de que él mismo empezara su “exilio”. De hecho, llegó incluso a lanzar el órdago de que no permitiría que otro president fuera investido hasta la creación del Consell.

Las trabas legales, no obstante, han provocado que finalmente se impusiera la realidad y que el invento de Puigdemot no tenga ningún tipo de validez política. No obstante, el ex president ha admitido que su Consell de la República se constituya como fundación... siempre y cuando eso le permita seguir financiando su vida en Bruselas.

El PDeCAT no le va a pagar eternamente

Así lo admiten al Confidencial Digital cargos del PDeCAT y Esquerra, que ven en el ex president un cambio de actitud en los últimos meses: “Se ha vuelto más realista y más práctico. Ya no habla de gobierno en el exilio y solo quiere poder mantenerse en Waterloo con los medios suficientes”.

Las fuentes consultadas explican, en este sentido, que Puigdemont es consciente, porque así se lo ha trasladado la dirección de su partido, que el PDeCAT no puede mantenerle un sueldo de por vida. Y, por ese motivo, ha decidido aceptar un Consell de la República sin validez política... pero que permite una nueva vía de financiación.

Tal y como se explicó en estas páginas, lo primero que hicieron los creadores de esta fundación fue abrir una web para iniciar la inscripción de catalanes que apoyan esta nueva plataforma independentista. Una inscripción para la que hay que realizar una aportación de diez euros.

El objetivo, tal y como declaró Puigdemont recientemente, es llegar al millón de adhesiones para, esta vez sí, “activar de forma efectiva el Consell de la República”. Una promesa que, de salirle bien al ex president, le reportaría un total de diez millones de euros para sus arcas.

Pese a ello, de momento los planes no les están saliendo como pensaba, ya que hasta la fecha solo se han inscrito poco más de 33.000 personas. Pese a ello, Puigdemont ya ha recaudado, en pocos días, 330.000 euros para seguir viviendo en Bruselas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?