Seguridad

Los Mossos preparan un dispositivo especial de antidisturbios y patrullas para el 1-O

Diseñan el “Plan Minerva”, un despliegue similar al del otoño de 2017, con más agentes disponibles y en la calle

Agentes de los Mossos d'Esquadra.
photo_cameraAgentes de los Mossos d'Esquadra.

No sólo la Policía Nacional y la Guardia Civil se activan para estar en alerta en torno al martes 1 de octubre, aniversario del referéndum independentista de 2017 y fecha en que el independentismo catalán volverá a movilizarse en las calles.

Confidencial Digital ha podido saber, por varias fuentes distintas del cuerpo, que los mandos de los Mossos d’Esquadra están perfilando un despliegue especial que se activará en vísperas del 1 de octubre.

Se tratará de un dispositivo similar al Plan Operativo Especial Ágora que la policía autonómica de Cataluña activó a mediados de septiembre de 2017, tal y como desveló entonces ECD. En esas fechas, la Prefectura del cuerpo decidió actuar ante la previsión de numerosas movilizaciones en las calles con motivo del proceso independentista y especialmente por el referéndum ilegal de secesión que preparaba el Govern de Puigdemont.

Ágora, otoño de 2017

El Plan Ágora supuso cambiar los cuadrantes y horarios de los agentes de determinadas unidades, que pasaban a trabajar en turnos de cuatro días seguidos, diez horas al día. Se aumentaba el número de patrullas preventivas y se reforzaba la presencia policial en puntos como estaciones de transporte, aeropuertos y lugares de gran concentración de personas, especialmente las zonas de aglomeraciones turísticas.

Especialmente fueron activados la Brigada Móvil (Brimo), los antidisturbios; y las unidades de Arro (Área Regional de Recursos Operativos), otras unidades con funciones de orden público distribuidas por el territorio catalán. También supuso poner en alerta, ante una posible movilización en cualquier momento, de los guías caninos, medios aéreos, equipos de desactivación de explosivos, así como el Grup Especial d’Intervenció (GEI), el equivalente al GEO de la Policía Nacional.

Tras los incidentes en torno al 20 de septiembre, con el acoso a la Guardia Civil cuando registraba el Departamento de Economía de la Generalitat en Barcelona, y otras protestas en registros en imprentas, la dirección de los Mossos elevó el nivel de alerta dentro de ese Plan Operativo Especial Ágora, y ya implicó en él a los cerca de 10.000 agentes de las Unidades de Seguridad Ciudadana (USC), que patrullan las calles de Cataluña y que también pasaron a realizar turnos más intensivos.

Antidisturbios, los primeros en ser movilizados

ECD ha podido recabar información de distintas fuentes de los Mossos, que coinciden en señalar que a la plantilla han llegado los planes de los mandos de poner en marcha un dispositivo especial que implicará, de nuevo, una movilización muy importante de agentes.

Este viernes 27 de septiembre está prevista una reunión del comisario jefe del cuerpo, Eduard Sallent, con los máximos responsables de la policía autonómica, en la que se prevé que se aborde la situación de la seguridad en Cataluña en las próximas semanas. Y el lunes 30 de septiembre, los mandos recibirán a los representantes sindicales de los Mossos, para informarles del dispositivo, que supondrá cambios en el trabajo diario de los agentes en las próximas semanas.

En principio, los más directamente afectados por el dispositivo especial serán, de nuevos, los antidisturbios de Brimo y Arro, que son los movilizados en primer lugar ante la previsión de manifestaciones, concentraciones y riesgo de tensión en las calles.

Pero, además, algunas fuentes apuntan que el dispositivo también va a terminar afectando a los agentes de Seguridad Ciudadana.

Todavía faltan los detalles por concretar, y la información que ha llegado es limitada, más allá del aviso de que se avecina un dispositivo con similitudes con el Plan Ágora del otoño de 2017. Dicho plan operativo especial, que además llegó apenas un mes después del dispositivo “Cronos” que sacó a las calles de Cataluña a los Mossos por los atentados yihadistas del 17 de agosto (con 16 víctimas mortales), desgastó a los agentes, a lo que luego se añadió la tensión por la polémica del referéndum del 1 de octubre.

“Plan Minerva”

Ya circula un nombre para este dispositivo especial: “Minerva”, un nombre que ya se utilizó en la primavera de 2018, cuando ante el repunte de la conflictividad por las protestas de los CDR -detención de Puigdemont, boicot en autopistas de peaje en Semana Santa...-, los Mossos decidieron reforzar la protección en ciertos puntos.

Por ejemplo, se aumentó la presencia policial en edificios judiciales (dispositivo Toga), y en sedes de partidos políticos, el denominado Plan Minerva.

Este último nombre es el que algunas fuentes apuntan como el elegido para ‘bautizar’ el inminente dispositivo para tener alerta a miles de agentes desde el segundo aniversario del 1-O o sus vísperas, y a la espera de las protestas que se esperan cuando (previsiblemente también en octubre) se conozca la sentencia del Tribunal Supremo sobre los líderes de la intentona secesionista de 2017, que puede suponer penas de cárcel de decenas de años a algunos de los procesados.

Se prevé que el cambio en los cuadrantes horarios seguiría las pautas del Plan Operativo Especial Ágora del otoño de 2017.

En lo que hay menos información es qué instrucciones tendría el despliegue especial de los Mossos en este eventual “Plan Minerva” que está preparando la Prefectura del cuerpo.

En general se apunta que el objetivo sea de nuevo contar con mayor presencia policial en las calles ante la alta probabilidad de incidentes; y tener disponibles a las unidades antidisturbios prácticamente en pleno y 24 horas para poder activarlas en cuanto sea necesario.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes