Seguridad

La Policía enviará 250 antidisturbios a Cataluña para la Diada

Reforzará a los dos grupos con base en Barcelona con agentes de Madrid, Valencia y Oviedo. Se encargan de proteger edificios del Estado como los que va a rodear la ANC

Policías nacionales protegen la estación de Sants, en Barcelona, en octubre de 2019 (Foto: @Arran_jovent).
photo_cameraPolicías nacionales protegen la estación de Sants, en Barcelona, en octubre de 2019 (Foto: @Arran_jovent).

El Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social, la Agencia Estatal de Administración Tributaria, el Servicio Público de Empleo Estatl (SEPE), el Banco de España, la Delegación del Gobierno en Barcelona y las subdelegaciones en Tarragona, Lérida y Gerona, estaciones de Renfe...

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Son algunos de los puntos en Barcelona y otros municipios de Cataluña que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha elegido para manifestarse, en su tradicional jornada de movilización con motivo de la Diada de Cataluña del 11 de septiembre.

La mayoría de los edificios elegidos serán rodeados para mostrar, según la ANC, cómo los catalanes protestan contra los símbolos de “la presencia física del Estado” en Cataluña.

Las manifestaciones que convocan cada 11 de septiembre la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural son siempre comunicadas y transcurren en general de forma pacífica, sin incidentes.

Sin embargo, aprovechando esta fecha simbólica para el nacionalismo catalán hay sectores radicales que proponen recuperar la violencia callejera de octubre de 2019, y están llamando a “quemar” las calles de Cataluña y a enfrentarse a las Fuerzas de Seguridad para tratar de reactivar el proceso independentista.

Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes internas, que la Policía Nacional ya tiene diseñado un plan de refuerzo del despliegue en Cataluña para tener disponibles más agentes antidisturbios en esta comunidad ante cualquier eventualidad.

El plan contempla enviar a Cataluña entre cuatro y cinco grupos operativos de las Unidades de Intervención Policial (UIP) con base en otros puntos de España. Cada grupo tiene 50 agentes, al menos sobre el papel, ya que la mayoría tiene vacantes y lo forman unos 45 policías.

Así, hasta 250 policías serían trasladados a Cataluña para reforzar los dos grupos (casi cien agentes, por tanto) que conforman la IIª UIP, la que tiene su sede fija en Barcelona.

En principio, estarían en Cataluña entre una y dos semanas, cubriendo los días previos y posteriores al 11 de septiembre.

Desde hace años la Policía Nacional envía refuerzos de las Unidades de Intervención Policial a Cataluña con motivo de las movilizaciones independentistas por la Diada, para tener un retén mayor de agentes por si ocurriera cualquier eventualidad.

La vigilancia del orden público en Cataluña es competencia de los Mossos d’Esquadra, y así ocurrirá también en las manifestaciones independentistas de la próxima Diada. Pero la Policía Nacional y la Guardia Civil se despliegan en ocasiones para apoyar o cubrir los puntos a los que no pueden llegar las unidades antidisturbios de los Mossos, como son la Brigada Móvil (Brimo) y las Áreas Regionales de Recursos Operativos (ARRO).

Sin embargo, de lo que se encarga normalmente la Policía Nacional es de proteger y vigilar el exterior de los edificios de instituciones del Estado en Cataluña. Son policías nacionales quienes custodian la Delegación del Gobierno en Cataluña, en la calle Mallorca de Barcelona, la sede de la Agencia Tributaria en la Plaza del Doctor Letamendi, la del Banco de España en la Plaza de Catalunya con Portal del Ángel...

Ante los planes de la ANC de rodear edificios del Estado, la presencia de antidisturbios de la Policía Nacional es más perentoria. Aunque lo habitual en estos casos es que haya dos cordones concéntricos: los policías nacionales permanecen en el círculo interior, más cerca del edificio, mientras que son mossos d’Esquadra quienes forman el círculo exterior que contiene a los manifestantes.

Así se vio, por ejemplo, en las protestas ante la Delegación del Gobierno en Barcelona cuando Carles Puigdemont fue detenido en Alemania en marzo de 2018. Fueron antidisturbios de los Mossos quienes tuvieron que hacer frente a los manifestantes violentos que provocaron disturbios.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable