Vivir

La Otra Cara del Covid-19

Robles roza el liderazgo de Almeida en la comunicación contra el coronavirus por asumir errores, pedir perdón y ser una “política-persona” que pone ‘alma’ a la gestión del Gobierno

Aunque “la coherencia” de la actuación pública del alcalde de Madrid sigue siendo incuestionable, los expertos cada vez valoran más el ejemplo de la ministra de Defensa por su “humildad real” en el 5º barómetro de comunicación política contra el coronavirus de Confidencial Digital. De los ocho consultados, cinco creen que el Gobierno debería decretar ya el luto nacional

Margarita Robles, ministra de Defensa, en la reunión de la OTAN del pasado 15 de abril. Foto: Marcos Romero
photo_camera Margarita Robles, ministra de Defensa, en la reunión de la OTAN del pasado 15 de abril. Foto: Marcos Romero

Margarita Robles es la protagonista de la quinta edición del barómetro de comunicación política frente al coronavirus que elabora cada semana Confidencial Digital desde el arranque del estado de alarma. Aunque José Luis Martínez-Almeida lidera esta clasificación desde el primer día, la ministra de Defensa destaca por asentarse como la única representante del Gobierno de España aplaudida con nota desde diferentes sensibilidades por su papel en esta crisis sanitaria y su crisis política paralela. Al menos, así lo refleja la opinión de los ocho politólogos y expertos en comunicación consultados por Confidencial Digital.

Cuatro de ellos mantienen en el podio al alcalde de Madrid y tres le otorgan la plata, pero casi todos coinciden en que el protagonismo de esta fase de la gestión del covid-19 es para Robles. Como destaca Juan Ríos, consultor político y periodista: “Martínez-Almeida gana, quizás, por acumulación, pero el mejor ejemplo es el de la ministra de Defensa, que encadena tres apariciones solventes y es la primera representante del Gobierno que demuestra humanidad real. Ante una comunicación institucional fría, a veces impostada, errática y con ramalazos de vanidad, Margarita Robles ha resurgido como una política-persona, con sus flaquezas, sus miedos, sus penas, su humildad superada por la realidad. Acierta en la gestión, entiende el momentum, aplica las dosis justas de realismo y empatía, y no desafina. Su éxito se debe a una alineación de los conceptos ethos, pathos y logos. Robles es congruente con la imagen que proyecta de política sosegada y experimentada. Su actitud es natural, sus sentimientos son reales y sus palabras se ajustan a esa forma de presentarse. Cuando esos tres elementos aristotélicos se alinean, se produce un brillo natural que no necesita campañas ni propaganda, porque habla por sí solo”.

Juan Ríos: “Margarita Robles es la primera representante del Gobierno que demuestra humanidad real. Ante una comunicación institucional fría, a veces impostada, errática y con ramalazos de vanidad, ella ha resurgido como una política-persona, con sus flaquezas, sus miedos y sus penas”

Diana Rubio, directora del Instituto Mediterráneo de Estudios de Protocolo, coincide en esta valoración, sobre todo después de la comparecencia de la ministra en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados “asumiendo errores y pidiendo perdón por ellos, algo que demuestra que los políticos también son personas y que ante esta pandemia no estábamos preparados. Dar la cara, explicar la situación y las medidas con seguridad y pedir disculpas son aspectos que se agradecen en un momento de polarización y máxima sensibilidad”.

Por su parte, Eduardo Bayón, consultor en comunicación política, asuntos públicos y estrategia, apunta que “Robles ha mostrado empatía y cercanía durante las últimas semanas sin perder un ápice de su imagen como mujer fuerte de Estado. Su intervención en el cierre de la morgue del Palacio de Hielo mostró que su sinceridad, su emoción y sus lágrimas son un buen ejemplo de ello. Además, ha sabido reivindicar la labor del Ejército en estos momentos difíciles y se ha mostrado contundente frente al independentismo catalán. Su imagen está logrando un reconocimiento generalizado, más allá de las filas” del PSOE, con el que la ministra simpatiza como independiente.

De Martínez-Almeida, que revalida la máxima puntuación en esta tabla, los expertos subrayan la idea que destaca Rafael Rubio, consultor de comunicación y redes sociales en Dog Comunicación: “Su coherencia durante todo el proceso, que ahora se refleja involucrando a instituciones y personas en los distintos aspectos del día después” de esta crisis mundial con epicentro español en Madrid. Allende Martín, consultora y CEO-fundadora de CompoLider, apuesta de nuevo por el alcalde madrileño, porque considera que “es el que mejor ha estado a la altura en la gestión y ejecución frente a la crisis del covid-19 por su reacción, demostrando siempre una verdadera preocupación por los ciudadanos de Madrid. Su imagen y liderazgo aúnan firmeza, empatía, cercanía, claridad en sus mensajes y coherencia en sus acciones, a lo que se suma su predisposición a bajar al terreno de la ayuda social en primera persona. Desde el ámbito político ha destacado su carácter conciliador y su aspiración al consenso al ganarse la confianza y el respeto de la oposición”.

Fernando García Cumbreras, politólogo y experto en relaciones institucionales y protocolo, lidera la apuesta creciente por Nadia Calviño en esta clasificación. Para él, “en esta etapa nueva etapa de la pandemia que aborda el camino hacia la "nueva normalidad", cambian los escenarios. Del frente sanitario, al económico, y del nacional, al comunitario. En este contexto, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos del Gobierno de España ha ganado peso en Europa, siendo hoy la principal candidata a presidir el Eurogrupo en julio gracias a su defensa en Bruselas y en España del Fondo de Reconstrucción”. En su opinión, aumenta su protagonismo esta semana en la negociación de los ERTE “en detrimento de Yolanda Díaz”, ministra de Trabajo. Estas tres ministras -Robles, Calviño y Díaz- son las únicas personas del Gobierno presentes en el top de los ejemplos positivos de comunicación en la quinta edición de este ranking.

Robles, Calviño y Díaz son las únicas ministras del Gobierno aplaudidas por los expertos. En las autonomías, Núñez Feijóo, Moreno Bonilla, Puig, Díaz Ayuso, Lambán y Urkullu son los presidentes que, según los expertos, mejor están comunicando en plena pandemia

En el ámbito autonómico, se mantiene el liderazgo de Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia. Para Paco Gutiérrez, periodista y consultor en comunicación especializado en el sector sanitario y farmacéutico, es incluso el mejor valorado a nivel nacional “por su claridad en el mensaje y su anticipación en la toma de decisiones”. Juan Manuel Moreno-Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía; Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, Javier Lambán, presidente de Aragón; e Iñigo Urkullu, lehendakari del País Vasco, en este orden, son los únicos dirigentes de comunidades autónomas con valoraciones positivas esta semana.

 

La crisis de los partidos nacionales y el peso de los ayuntamientos

Una de las conclusiones que llama la atención de este 5º barómetro es la desaparición de Pedro Sánchez. Ninguno de los ocho expertos considera que se merezca seguir en esta tabla, ni siquiera en la semana del anuncio de las fases de la desescalada que invita a los ciudadanos a prepararse para el final del confinamiento con más esperanza. Es la primera vez que el presidente del Gobierno no recibe ningún voto favorable. Su exclusión de los ejemplos positivos de comunicación política coincide con que ningún miembro de la ejecutiva federal del PSOE -de la que forman parte José Luis Ábalos, Adriana Lastra, Carmen Calvo u Óscar Puente, por ejemplo, habituales en la influencia del discurso político nacional- ha logrado la más mínima representación desde el inicio de la pandemia.

Tampoco la oposición encuentra mucho eco entre los elogios. Pablo Casado, presidente del Partido Popular, ha bajado su relevancia en esta edición y solo recibe un voto. Ni rastro tampoco de referentes ordinarios de la bancada popular, como Teodoro García Egea, secretario general del PP, o Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes.

Desaparecen también las valoraciones positivas para Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos, presente en las últimas clasificaciones, y se mantiene la marginación total de los líderes de Unidas Podemos (Pablo Iglesias), Vox (Santiago Abascal) y del resto de las formaciones con representación en la Cámara Baja. Solo Iñigo Errejón, referente de Más País, mantiene un ligero reconocimiento en la clasificación. Estos datos reflejan que la crisis más importante que ha sacudido a España en los últimos años nos ha cogido a los ciudadanos con un Parlamento sin líderes sociales en acción.

Pedro Sánchez se cae por primera vez de esta lista. Tampoco hay rastros de Arrimadas, Iglesias o Abascal. Salvo Casado y Errejón, que obtienen un ligero reconocimiento, el desierto de valoraciones positivas entre los primeros espadas del Congreso es desolador

Como novedad en este barómetro, preguntamos por el clima político que emiten los representantes nacionales desde las Cortes. Cinco de los expertos participantes creen que la oposición en el Congreso de los Diputados no está facilitando el trabajo del Gobierno, y seis de ellos consideran, además, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez “no está poniendo fácil” el apoyo a su gestión por parte del resto de los grupos políticos. Como se ve, el coronavirus también agrava la desconexión calle-política, y esa tendencia crece desde que empezaron los primeros síntomas de la pandemia.

Por otra parte, cinco de los politólogos consultados coinciden con la insistente reivindicación de Pablo Casado de decretar ya el luto nacional ante las dimensiones de la tragedia que ubican a España entre los países más golpeados por el virus. Diana Rubio, experta también en protocolo, acota que “decretar luto a nivel nacional no es solo una cuestión de banderas y crespones, ni de minutos de silencio, que son símbolos de esta expresión de apoyo y duelo institucional, sino que lleva asociado la celebración de actos solemnes de recuerdo a los fallecidos, y esos actos, ahora mismo, no tienen sentido, entre otras cosas porque siguen falleciendo personas diariamente”. En su opinión, “no es consecuente el luto nacional, pero eso no está reñido con que las autoridades políticas muestren cierto respeto a través del uso de colores neutros en la vestimenta, incluyendo la corbata negra para los hombres. No hay una normativa al respecto, pero sí existe una costumbre avalada por el derecho consuetudinario”.

Rubio considera que “puede decretarse un luto autonómico o local, como ya ha sucedido en algunos territorios del país. En esos casos se debe tener en cuenta que la bandera de España ha de permanecer inalterable hasta que el Gobierno central decida lo contrario. Podrán poner a media asta las banderas de las comunidades autónomas o de los municipios respectivos, pero nada más. También se tendrá que tomar en consideración la lógica de los crespones, que son una muestra de luto pensada solo para interiores”.

En el capítulo nacional, dos aportaciones positivas más: esta semana vuelve tímidamente a la palestra Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad y referente del comité de crisis sobre el que apoya su gestión el presidente del Gobierno. Por su parte, García Cumbreras ha incluido en la tabla “a los alcaldes de las ciudades más pobladas de España (G-10)”: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Bilbao, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, y Las Palmas de Gran Canaria. Ganan peso los ayuntamientos en esta fase que antecede la desescalada gradual. Diana Rubio destaca especialmente el papel de Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza desde las pasadas elecciones municipales.

Angela Merkel: hechos, no retórica

La canciller alemana, Angela Merkel, vuelve a ser la política extranjera mejor valorada por los expertos españoles. La mitad de ellos le dan el oro, y otros dos le otorgan la plata.

Según Juan Ríos, “comparte con Margarita Robles su manera de presentarse ante el mundo. De ella, canciller con experiencia en crisis y grandes liderazgos europeos, no se espera una retórica grandilocuente ni aspavientos en su gestión política. Su formación de científica le ayuda en la proyección de ese liderazgo analítico-pragmático que imprime en cada acto público, y su solvencia le acredita como una voz ineludible tanto a nivel económico como a nivel político en la gestión de la crisis en Alemania. Merkel no salva a nadie, pero lidera para que el país se salve. Comunica de forma clara y realista, y la efectividad en el diagnóstico corrobora que sigue en plena forma a pesar de que se acerca el final de su mandato. La premier alemana acierta usando la misma fórmula que le ha llevado a superar otras crisis europeas: rigor, templanza y racionalidad”.

García Cumbreras apunta que “en Merkel no hay atisbo de lirismo vacuo. Esta semana ha recibido críticas de la oposición germana por una supuesta contención excesiva frente a la pandemia, pero los datos la avalan. Crece en popularidad e impulsa también a su socio de coalición, el primer ministro de Baviera, Markus Söder (CSU)”.

Angela Merkel revalida el oro extranjero por su “rigor, templanza y racionalidad” y por tratar a los ciudadanos como adultos. Le sigue Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda. Son las dos referencias claves entre los liderazgos femeninos que ha consolidado el coronavirus

Allende Martín también apuesta por el liderazgo de la canciller alemana, entre otras cosas, por su racionalidad, su capacidad de escucha, su contundencia, su sinceridad, su claridad, su transparencia y su apelación a la unidad. Entre sus últimos ejemplos de liderazgo, destaca el respaldo de Merkel al secretario general de Naciones Unidas para que los beneficios de la vacuna contra el virus trasciendan Europa al ser “un bien común” sin fronteras.

Rodríguez Virgili, profesor de Comunicación Política de la Universidad de Navarra, resalta de la canciller alemana “su comunicación clara, concreta, sin esconder la dura realidad –llegaremos al 70% de contagios, estamos al inicio, etc.-, pero explicando las medidas y la importancia de su aplicación. Pese a la buena gestión, no solo huye de triunfalismos, sino que alerta de la relajación frente al virus”. Por su parte, Rafael Rubio destaca “su discurso para ciudadanos adultos”.

Jacinda Ardern revalida su medalla de plata en el podio mundial. Según Eduardo Bayón, la primera ministra de Nueva Zelanda “se ha mantenido una semana más como referente internacional. En un momento en el que los liderazgos femeninos están al alza, la neozelandesa ha vuelto a demostrar sus capacidades comunicativas. En esta ocasión lo ha hecho para anunciar la rebaja de la alerta sanitaria. Tras el atentado que sufrió su país hace un año, esta es la segunda crisis que le toca gestionar de la que sale de forma exitosa. Ardern se ha caracterizado por usar un mensaje en el que prima el valor de la comunidad y la anticipación”.

El resto de líderes foráneos aplaudidos en este quinto barómetro son, por este orden, Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York; Antonio Costa, primer ministro de Portugal; Giuseppe Conte, primer ministro de Italia; Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y Stefan Löfven, primer ministro de Suecia.

Los ocho elegidos por los ocho expertos

DIANA RUBIO

Nacional

1. Margarita Robles

2. José Luis Martínez-Almeida

3. Jorge Azcón

4. Juan Manuel Moreno Bonilla

5. Isabel Díaz Ayuso

Internacional

1. Jacinda Ardern (Nueva Zelanda)

2. Angela Merkel (Alemania)

3. Justin Trudeau (Canadá)

JUAN RIOS

Nacional

1. José Luis Martínez-Almeida

2. Margarita Robles

3. Juan Manuel Moreno – Juan Marín

 4. Alberto Núñez Feijóo

5. Ximo Puig

Internacional

1. Andrew Cuomo (Nueva York)

2. Jacinda Ardern (Nueva Zelanda)

3. Angela Merkel (Alemania)

FERNANDO G. CUMBRERAS

Nacional

1. Nadia Calviño

2. José Luis Martínez-Almeida

3. Margarita Robles

4. Los alcaldes del G-10 (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Bilbao, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria)

5. Alberto Núñez Feijóo / Ximo Puig

Internacional

1. Angela Merkel (Alemania)

2. Antonio Costa (Portugal)

3. Stefan Lövfen (Suecia)

ALLENDE MARTÍN

Nacional

1. José Luis Martínez-Almeida

2. Margarita Robles

3. Alberto Núñez Feijóo

4. Ximo Puig

5. Nadia Calviño

Internacional

1. Angela Merkel (Alemania)

2. Jacinda Ardern (Nueva Zelanda)

3. Andrew Cuomo (Nueva York)

PACO GUTIÉRREZ

Nacional

1. Alberto Núñez Feijóo

2. Juan Manuel Moreno Bonilla

3. José Luis Martínez-Almeida

4. Iñigo Urkullu

5. Ximo Puig

Internacional

1. Antonio Costa (Portugal)

2. Angela Merkel (Alemania)

3. Giuseppe Conte (Italia)

EDUARDO BAYÓN

Nacional

1. Margarita Robles

2. José Luis Martínez-Almeida

3. Yolanda Díaz

4. Ximo Puig

5. Iñigo Errejón

Internacional

1. Jacinda Ardern (Nueva Zelanda)

2. Antonio Costa (Portugal)

3. Giuseppe Conte (Italia)

JORDI RODRÍGUEZ VIRGILI

Nacional

1. José Luis Martínez-Almeida

2. Alberto Núñez Feijóo

3. Margarita Robles

4. Javier Lambán

5. Pablo Casado

Internacional

1. Angela Merkel (Alemania)

2. Andrew Cuomo (Nueva York)

3. Giuseppe Conte (Italia)

RAFAEL RUBIO

Nacional

1. José Luis Martínez-Almeida

2. Isabel Díaz Ayuso

3. Margarita Robles

4. Fernando Simón

5. Juan Manuel Moreno Bonilla

Internacional

1. Angela Merkel (Alemania)

2. Jacinda Ardern (Nueva Zelanda)

3. Andrew Cuomo (Nueva York)

Barómetro 1

Barómetro 2

Barómetro 3

Barómetro 4


 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?