Confidencialmente

Blog

España tiene miedo

La Gran Vía de Madrid, con luces de Navidad.
photo_camera La Gran Vía de Madrid, con luces de Navidad.

¿Estamos condenados a pasar las Navidades asustados?

Lo ocurrido en Estrasburgo, es decir, el tiroteo que ha causado tres muertos, una cuarta persona en muerte cerebral, y una docena de heridos, ha resucitado todos los fantasmas del miedo. Esos que se alzaron de manera extrema hace dos años, con el atentado masivo de Berlín.

Aquel 19 de diciembre de 2016, un camión de gran tonelaje irrumpió en un mercadillo navideño junto a la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, en Breitscheidplatz, y mató a 11 personas e hirió a otras 56​.

Esas Navidades se vivieron en toda Europa, y también en España, con psicosis de amenaza y en medio de fuertes medidas de seguridad, que incluyeron la colocación de bolardos en calles y plazas, cierre de vías urbanas, y despliegues policiales en zonas peatonales, mercadillos, fiestas masivas y cabalgatas.

El año pasado se rebajó algo la psicosis, aunque permanecía el recuerdo de los atentados de Barcelona y Cambrils.

Ahora, como digo, ha revivido de nuevo el temor, por lo ocurrido en Estrasburgo. Y con el tremendo vídeo islamista amenazando concretamente a Barcelona, que contiene imágenes espeluznantes, intolerables de ver. Tal como ha contado ECD, hay una alerta de Estados Unidos por el riesgo terrorista en España durante la Navidad.

Interior acaba de enviar a todas las comisarías de España el plan para las fiestas navideñas aprobado por la secretaría de Estado de Seguridad, que incluye un “reforzamiento de especial intensidad” de las medidas correspondientes al nivel 4 de alerta antiterrorista, en el que ya nos encontramos.

Anuncia un “robustecimiento” de los dispositivos de seguridad y de las “capacidades de inteligencia, de control, y de seguimiento antiterrorista por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Recuerda que las “particulares y especiales condiciones” de las fiestas navideñas aconsejan que las medidas estén dirigidas a garantizar la protección y la vigilancia en medios de transporte, acontecimientos religiosos, de ocio o lúdicos, con alta concentración de personas.

Habrá controles aleatorios de vehículos y personas en todos los lugares en los que se produzca una elevada presencia o tránsito de ciudadanos.

El ministerio cita plazas, paseos, vías comerciales, acontecimientos masivos, espectáculos, mercadillos, edificios e instalaciones emblemáticas. Medidas también en grandes centros y en instalaciones y medios de transporte aéreo, terrestre y marítimo, especialmente aquellas que han de soportar una mayor afluencia de tráfico.

O sea, que otra vez iremos a las fiestas de fin de año y a las cabalgatas de reyes mirando de reojo a nuestro alrededor por si observamos algo sospechoso. Y no pocos se quedarán en casa, sin salir.

Lamentablemente, el terrorista de Estrasburgo ha conseguido su objetivo: nos ha metido el miedo en el cuerpo.

¿Cuánto tiempo estaremos así? ¿Nunca terminará la pesadilla? ¿Dónde está el remedio, si es que lo hay?

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?