Imprimir

Pablo Casado prepara una limpia en el PP aprovechando las derrotas de las autonómicas

Confidencial Digital | 28 de noviembre de 2018

Reunión de Pablo Casado con los presidentes autonómicos del PP.
Reunión de Pablo Casado con los presidentes autonómicos del PP.

Pablo Casado afronta este domingo, el primer desafío electoral desde que es presidente del PP. Las andaluzas serán una primera piedra de toque, aunque desde Génova afirman que los resultados no serán imputables al actual líder, ya que Juanma Moreno no era su apuesta. Lo mismo pasa en otras regiones, donde Casado prepara cambios si se confirman las malas perspectivas electorales.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes nacionales del partido, tras el congreso nacional extraordinario en el que fue proclamado presidente, Pablo Casado descartó celebrar congresos regionales por lo próximo de las elecciones autonómicas y municipales. No obstante, considera que hay “retoques pendientes” que habrá que afrontar tras los comicios de mayo.

En Génova 13 recuerdan que, históricamente, “siempre hemos celebrado estos congresos después de las autonómicas, y esta vez no va a ser diferente”. Casado, por tanto, va a ser totalmente respetuoso con el calendario orgánico, aunque en función de los resultados la dirección nacional puede respaldar, o no, a las actuales ejecutivas regionales y locales.

“El que pierda tendrá que irse...”

En ese sentido, las fuentes consultadas por ECD afirman que el nuevo presidente considera que el partido debe regenerarse no solo en la sede nacional, sino en toda España. Por eso, Casado lo tiene claro: “Aquí la consigna es que quien pierda en las autonómicas tendrá que irse...”

De hecho, el mensaje que se está enviando desde Madrid a las diferentes ejecutivas regionales es que “el candidato a las autonómicas que gane, seguirá. Y el que pierda deberá presentarse a un congreso donde puede irse, ya que habrá una alternativa para mejorar la situación del partido en esa comunidad autónoma”.

En la dirección nacional, de hecho, se empiezan a manejar diferentes nombres como futuros líderes regionales en algunas comunidades en las que Génova da por segura una derrota en las urnas el próximo mes de mayo.

Los actuales dirigentes que más están en la cuerda floja son Juanma Moreno, al que solo le salvaría una carambola que le permitiera gobernar Andalucía con Ciudadanos y VOX; la valenciana Isabel Bonig; y el extremeño José Antonio Monago, ya que en Génova se confía muy poco en sus victorias en las urnas.

Otros que lo tienen muy difícil el 26-M son la navarra Ana Beltrán y el aragonés Luis María Beamonte. No obstante, su reciente llegada ambas ejecutivas, en 2017, y el hecho de que los dos apoyaran sin fisuras a Pablo Casado podría salvarles.

Situación similar es la de Fernando López Miras, que accedió a la presidencia de la Región de Murcia, y del propio partido, el año pasado. No obstante, afirman las fuentes consultadas, “en su caso sí se confía en una victoria en las urnas y en mantener el Gobierno”.

Más difícil lo tiene Francisco Núñez en Castilla-La Mancha, pero su continuidad está asegurada: “Cospedal convocó el congreso extraordinario para su relevo antes de las autonómicas para blindar a su relevo, y Casado va a respetar esa decisión”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/politica/pablo-casado-prepara-limpia-pp-aprovechando-derrotas-autonomicas/20181127191603118694.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97