Miércoles 24/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El ‘efecto Chicote’ complica la vida a los restaurantes. Los clientes exigen inspeccionar las cocinas y preguntan por la limpieza del establecimiento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alberto Chicote crea tendencia. La Federación Española de Hostelería ha detectado en las últimas semanas una preocupación creciente ligada al programa 'Pesadilla en la cocina'. Cada vez más clientes que acuden a restaurantes insisten en visitar las cocinas para comprobar su limpieza e incluso piden hablar con los chefs.

Los hosteleros ven el programa de Chicote como “un espectáculo, más centrado en la anécdota llevada al extremo que en lo que puede ser el día a día de un restaurante”. Pese a todo, en muchos locales registran un goteo frecuente de preguntas y aseguran que los clientes “se están volviendo suspicaces” tras el estreno del formato del polémico cocinero.

Para los profesionales de la restauración, en el formato de laSexta “todo se hace desde el guión, no deja de ser un reality show”.

Respecto a los casos extremos que se han visto hasta ahora en el programa de Chicote, manifiestan que “no son en absoluto representativos; de hecho, lo raro es que esos locales no estuvieran ya cerrados”.

Según comenta a El Confidencial Digital Rafael Gallego, presidente de la Federación Española de Hostelería (FEH), pese a las “sospechas” de algunos comensales, “la seguridad alimentaria española está entre las más exigentes del mundo”.

En el gremio hostelero se dice que los comensales españoles “son famosos en todo el mundo por su exigencia”, de modo que ante la más mínima suspicacia suelen abandonar el local “para no volver”, explica el presidente de la FEH. Esta situación se ha acentuado debido al programa de laSexta.

Inspecciones frecuentes

A quienes se muestran preocupados por la higiene de los locales españoles, desde la FEH les invitan a comprobar que “los procedimientos de inspección de Sanidad son sin aviso previo, de oficio, o como respuesta a una denuncia”. Rafael Gallego explica que con ese sistema “los niveles de higiene que se exige a los locales españoles están entre los más estrictos del mundo”.

En España hay 222.000 bares, aunque han cerrado 18.000 por la crisis en los últimos 12 meses, y 85.000 restaurantes. La tónica general y mayoritaria en todos esos locales es que son “100% salubres” y que cumplen todos los requisitos para abrir al público.

“Cada año visitan España 60 millones de turistas, especialmente en verano. Con el peligro de proliferación de virus y plagas aún hay que ser más cuidadosos respecto a las normativas”, explica Rafael Gallego.

Además, el portavoz de los hosteleros indica que la tendencia actual es hacer las cocinas “cada vez más expuestas al público”, para que el comensal vea de forma transparente cómo se trabaja entre fogones. Según la FEH, ése es “el ideal” hacia el que convendría orientar cada nuevo local de hostelería que abra sus puertas y así superar el “temor infundado” de los clientes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··