Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

De cara a las elecciones del 21-D

Ada Colau “no es de fiar” ni para los constitucionalistas ni para los independentistas

C´s, PSC y PP asumen que se abstendrá para que gobierne Junqueras. ERC y PDeCAT creen que dará la Generalitat a Arrimadas a cambio de indultos a los condenados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ada Colau y su Catalunya En Comú tendrán, según todas las encuestas, la última palabra para dar el Govern de la Generalitat a uno de los dos bloques enfrentados: el de los constitucionalistas y el de los independentistas. La equidistancia que la alcaldesa ha mantenido entre ambas tendencias ha provocado que ningún partido se fíe de ella.

Ada Colau. Ada Colau.

Así lo confirman a El Confidencial Digital cargos del PP, PSC y de Esquerra, a los que ha tenido acceso este diario en los últimos días. Todos ellos, integrantes de las ejecutivas de sus respectivos partidos, coinciden en la misma conclusión: “Los Comuns y Ada Colau son absolutamente imprevisibles y, por tanto, poco fiables de cara a la investidura”.

Pese a ello, los representantes de ambos bloques, y teniendo en cuenta las encuestas que se llevan publicando desde que Rajoy convocó las elecciones del 21-D, han asumido que no habrá mayorías en el Parlament y, por tanto, deberán trabajar para “conquistar” al partido de la alcaldesa de Barcelona de cara a la investidura.

Ese trabajo, no obstante, se antoja “difícil” tanto para constitucionalistas como para independentistas. Entre otras cosas, porque los dos frentes coinciden también en dar por hecho que Colau se inclina por apoyar “a los otros”, en vez de a ellos mismos, si se confirma que no existe una mayoría en el Parlament tras el 21-D.

Los constitucionalistas temen un pacto ERC-CEC...

Así, las fuentes del llamado bloque constitucionalista (Ciudadanos, PSC y PP) consultadas por este diario aseguran que los tres partidos deben buscar una mayoría absoluta -que hace unas semanas no descartaban- porque “si tenemos que depender de Ada Colau y Catalunya En Comú estamos perdidos”.

En ese sentido, dirigentes de estas formaciones dan por seguro que si Esquerra Republicana es el partido más votado, y tiene garantizados los votos favorables, como todo hace indicar, del PDeCAT y la CUP, “los Comuns se abstendrán para que haya mas síes que noes y Oriol Junqueras sea investido presidente”.

Ese escenario, efectivamente, y teniendo en cuenta las encuestas publicadas en los últimos días, es totalmente factible, ya que el Estatut de Autonomía contempla que si en una primera ronda de votación el candidato a president no ha logrado una mayoría absoluta, “bastará una mayoría simple” para ser investido.

… y ERC un “sí” a Arrimadas a cambio de indultos

Los cargos de Esquerra Republicana consultados por ECD admiten que la situación pronosticada por los constitucionalistas es, a día de hoy, “la más normal y factible”. No obstante, recuerdan que, a día de hoy, “el único acuerdo que tiene Colau es con el PSC en Barcelona” y que “con nosotros no se ha sentado a negociar”.

Además, en ERC preocupa que, hasta la oferta, la única propuesta de cara al programa electoral que han lanzado los Comuns sea la de “amnistía e indultos” para los cargos políticos encarcelados y los que puedan ser condenados. Una exigencia que, pese a ser “positiva” para los independentistas, puede tener otras implicaciones.

En ese sentido, los republicanos temen que Colau, en su estrategia de hacer equilibrios entre los dos frentes, se incline por votar a favor de la investidura de Inés Arrimadas a cambio, eso sí, de arrancar un “compromiso político” para que ningún antiguo cargo del Govern y de la Mesa del Parlament sea condenado por la declaración unilateral de independencia.

De esa manera, la alcaldesa de Barcelona seguiría “sin mojarse sobre la independencia de Cataluña” pero realizaría un guiño hacia la causa soberanista. Una estrategia que desde Esquerra temen y que cada vez la ven más viable.




·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·