Defensa

Los submarinos S-80 interesan a más de una docena de países: Canadá, Polonia, Brasil...

Un documento de Defensa revela que también han causado buena impresión en Perú, Turquía, Chile, Egipto, Taiwán y Sudáfrica

Puesta a flote del submarino S-81.
photo_camera Puesta a flote del submarino S-81.

El programa de submarinos de la clase S-80 completó recientemente un par de hitos. El submarino ‘Isaac Peral’ (S-81) ha sido puesto a flote de nuevo, después de meses de varada programada, y realizará en los próximos meses navegaciones en superficie y en inmersión a cota máxima.

El segundo hito es la primera unión del casco resistente del segundo submarino de la serie, el ‘Narciso de Monturiol’ (S-82), que Navantia está construyendo en los astilleros de Cartagena.

Sin embargo, tal y como contó Confidencial Digital, en la “ficha de programa” de los S-80 que actualiza periódicamente la Subdirección General de Programas del Ministerio de Defensa, ya no se concreta la fecha de entrega del S-81 a la Armada, que antes era abril de 2023.

“Debido a problemas técnicos hallados durante la varada programada, Navantia está pendiente de emitir una nueva línea base que incluya el desfase derivado de los trabajos necesarios a realizar durante la varada programada, que recogerá la entrega del S-81 a lo largo del año 2023”, se podía leer en ese documento fechado en noviembre.

Doce países

En la misma “ficha programa”, el Ministerio de Defensa incluyó un apartado final: “Interés internacional”.

Se citan doce países, aunque se apunta a que son más los interesados en los S-80 españoles: “Holanda, Perú, Polonia, Turquía, Sudáfrica, India, Brasil, Chile, Malasia, Taiwán, Egipto, Canadá, etc.”.

Ficha programa de los S-80.
Ficha programa de los S-80.

Navantia evita dar detalles

ECD se puso en contacto con Navantia para tratar de recabar más detalles sobre el interés que cada uno de las marinas de estos países han mostrado por los submarinos S-80.

La empresa pública naval indicó que ellos no pueden hablar públicamente de sus acciones comerciales, “por confidencialidad del cliente, y sobre todo por prudencia hacia la competencia”.

Añaden que el caso de India es público, porque se conoció que presentaron una oferta a un concurso que ya está en marcha. “Pero sobre otras acciones comerciales debemos guardar silencio. Así se establece además en las condiciones del cliente”, apostillan.

India

Navantia sí hizo pública su oferta al concurso que el Ministerio de Defensa de India abrió para construir seis submarinos.

Competía con otras ofertas de Naval Group-DCNS (Francia), Rosoboronexport Rubin Design Bureau (Rusia), ThyssenKrupp Marine Systems (Alemania) y Saab (Suecia).

 

La empresa pública española se asoció con decenas de empresas indias, para así tratar de hacer más atractiva su oferta ante las autoridades de ese país, de forma que la inversión de dinero público repercutiría también en la economía local.

Pero sobre ese proyecto comenzaron las dudas. El concurso del Ministerio de Defensa indio ha sufrido numerosos retrasos, y se ha publicado la retirada de algunas ofertas: la rusa y la francesa.

En algunas noticias se menciona que sólo queda la oferta surcoreana de DSME, el modelo Dosan Anh Changho, mientras que en otras se menciona también a Navantia con el modelo S-80 como finalista.

Sin éxito en Países Bajos

En cuanto a Países Bajos, en diciembre de 2019 Navantia quedó fuera del corte del concurso para construir cuatro submarinos para la marina holandesa, que sustituirán a los sumergibles de la clase Walrus.

Países Bajos prefirió optar por modelos ya probados, mientras que los S-80 españoles por entonces aún se estaban construyendo en los astilleros. Además, los problemas que había arrastrado el programa de submarinos de Navantia lastraron la oferta.

Pese a ello, el documento del Ministerio de Defensa de noviembre de 2022 cita a Países Bajos en el punto sobre “Interés internacional” por el programa S-80.

Negativa sobre Marruecos

El semanario económico francés La Tribune publicó en 2020 un artículo que analizaba las compras de armamento de Marruecos. Sobre su plan para adquirir submarinos, aseguró que “ya ha consultado a los principales fabricantes como TKMS, Navantia y Naval Group”.

Sin embargo, Navantia aseguró entonces que no había recibido ninguna consulta de Marruecos sobre la posible construcción de submarinos para su marina.

Filipinas

Por esas mismas fechas, a principios de 2020, el entonces Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), hoy JEMAD, almirante general Teodoro Esteban López Calderón, visitó Filipinas.

Periódicos filipinos especializados en temas militares contaron, a raíz de esa visita, que “la Marina Filipina expresó su interés por el programa de submarinos de la Armada española”. Aunque no lo concretó, esa referencia sólo podía entenderse como un interés por los nuevos S-80.

Este país del sudeste asiático llevaba desde 2016 interesado en adquirir submarinos, y se conoció el posible interés por los Scorpene de la francesa Naval Group. La visita del AJEMA y lo que se dijo en la prensa local apuntaba a que también interesaban los S-80 como los que Navantia construye para la Armada española.

Sin embargo, Filipinas no aparece mencionada en la “ficha programa” del Ministerio de Defensa.

Turquía

Sobre otros países que sí se mencionan -Perú, Polonia, Turquía, Sudáfrica, Brasil, Chile, Malasia, Taiwán, Egipto, Canadá-, hay que señalar que en varios casos Navantia ya tiene relaciones comerciales con ellos.

La posibilidad de que Turquía encargue al menos un submarino a Navantia ya se apuntó en una cumbre entre Pedro Sánchez y Recep Tayyip Erdogan en noviembre de 2021.

Hay que tener en cuenta que Turquía ya construyó su primer buque portaaeronaves, el LHD Anadolu, con la colaboración de Navantia y con el buque insignia de la Armada ‘Juan Carlos I’ como modelo. En la cumbre de 2021 se apuntó la posibilidad de que encargara otro portaaeronaves y un submarino.

Malasia, Egipto, Perú, Polonia...

Navantia ya construyó submarinos para Malasia. En 2008 entregó el segundo submarino construido junto al astillero francés DCN (actual Naval Group)

Con Egipto habría tenido conversaciones para venderle buques de asalto anfibio y patrulleras.

Perú le encargó recientemente modernizar la flota de la marina de guerra, y en cuanto a Polonia, Navantia ha tratado (sin éxito) de hacerse con un contrato para diseñar fragatas.

A Canadá trató de venderle 15 fragatas, pero el contrato fue adjudicado a la británica BAE Systems.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes