Medios

Movistar se negó a “ser el altavoz de ‘Tsunami’” y ocultó la lluvia de balones en el Barça-Madrid

El realizador de Mediapro cumplió el protocolo establecido para evitar mostrar imágenes con reivindicaciones políticas

Camp Nou.
photo_cameraCamp Nou.

‘Tsunami Democràtic’ alardeó de improvisar una acción con pelotas de goma en el Barça-Madrid del pasado miércoles pero lo cierto es que, pese al fracaso, parecía bastante ensayado ya que los balones lucían mensajes y consignas independentistas xerografiados. Pero las imágenes no pudieron verse en directo a través de la televisión.

El vídeo del día

Los PGE incluyen una inversión pública social histórica de 239.765 millones.

El partido se vio suspendido durante alrededor de dos minutos para que los empleados retiraran las pelotas lanzadas. Todo transcurrió sin más incidentes dentro del Camp Nou.

La acción de ‘Tsunami Democràtic’ llegó en el minuto 56. En ese momento, fueron lanzados una quincena de balones hinchables amarillos al césped y miles de aficionados volvieron a mostrar las pancartas azules repartidas por todo el estadio.

La realización del encuentro, a cargo de Mediapro, cambió inmediatamente de plano y Movistar +, la cadena que estaba emitiendo el Clásico en directo, comenzó a mostrar una toma aérea del Camp Nou.

Fuentes del sector televisivo, consultadas por Confidencial Digital, explican que esa práctica es la prevista en este tipo de situaciones por parte de los medios de comunicación.

Se trata de no ser utilizados como “altavoz”, en este caso por ‘Tsunami Democràtic’, que trataba de aprovechar un evento que siguen por televisión más de 650 millones de espectadores en todo el mundo para amplificar sus reivindicaciones.

Destacan que también resulta habitual evitar mostrar imágenes, por ejemplo, de un espontáneo que salta al terreno de juego con una reivindicación concreta. Se busca alejarse de cualquier asunto conflictivo, por tanto, de todo aquello que sea ajeno a lo ordinario en un campo de fútbol.

Movistar contó lo que estaba pasando

Pese a ello, Movistar ofreció imágenes de una agente de seguridad explicando que habían encontrado un inflador dentro de un bocadillo y que por eso los estaban revisando. Tsunami había animado a los aficionados a acudir al Camp Nou con balones hinchables.

El comentarista del partido, Carlos Martínez, también narró con normalidad durante unos segundos lo que estaba sucediendo en el campo, aunque no se estaban emitiendo en ese momento imágenes en directo de la lluvia de pelotas que se estaba produciendo en el interior del estadio.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?