Política

El Gobierno traslada toda la presión al rey: la vuelta a España de Juan Carlos I ya solo depende de Felipe VI

Félix Bolaños cambia la estrategia de Carmen Calvo y deja la decisión completamente en manos de Zarzuela

El Rey Felipe VI y Pedro Sánchez
photo_camera El Rey Felipe VI y Pedro Sánchez.

Se acaba de cumplir un año de la salida de Juan Carlos I de España y el Gobierno no espera su inmediato regreso. Pero desde el equipo más cercano a Pedro Sánchez consideran ahora que es La Zarzuela y el rey Felipe VI quienes deben de tratar este asunto y decidir si vuelve o no y en qué condiciones.

Por lo pronto, Sánchez ha evitado pronunciarse sobre si vería justo un posible regreso del rey emérito a España cuando se cumple un año de su marcha. Ha negado además que esta cuestión haya sido objeto de debate en el despacho de verano que mantuvo este martes con Felipe VI en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente rehuyó una pregunta sobre la posible vuelta de Juan Carlos I. No hizo ninguna referencia explícita al tema y únicamente puso en valor el “compromiso” del actual jefe del Estado con la “actualización y la transparencia” de la Casa Real.

Reconoció, eso sí, que “han cambiado muchas cosas” desde que el rey emérito se marchara del país rumbo a Emiratos Árabes, pero lo que no ha cambiado, según las palabras del presidente del Gobierno, es el compromiso del Ejecutivo con “las instituciones constitucionales”.

Bolaños lo deja en manos de Zarzuela

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes con acceso a La Moncloa, la posición del presidente responde a la nueva estrategia marcada por el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, que considera que la decisión sobre la vuelta de Juan Carlos I compete ahora fundamentalmente a la que tome el jefe de la Casa Real, que es el Rey Felipe VI.

Defiende que el Gobierno debe trabajar para que las instituciones funcionen de forma democrática y valora que la institución de Felipe VI hace su trabajo constitucional de manera ejemplar. Sin embargo, la decisión sobre el retorno del rey emérito, un año después de su marcha, ya solo debe depender de La Zarzuela.

Hay que recordar que, como se ha venido publicando en los últimos meses en diversos medios, el posible regreso de Juan Carlos I no era bien visto ni desde La Zarzuela ni tampoco desde Moncloa, donde hasta ahora se oponían a una vuelta en las actuales circunstancias. Carmen Calvo era una de las defensoras de frenar ese retorno.

Juan Carlos I está “deseando” volver

Don Juan Carlos está deseando volver a España, tal y cómo han venido confirmando desde hace meses a ECD personas que hablan con él. Pero querría hacerlo con el “visto bueno” tanto de La Zarzuela como del Gobierno. No quiere provocar distorsiones de ningún tipo.

De acuerdo con sus allegados, el rey emérito se ha planteado una vuelta al país en varias ocasiones durante el año que lleva residiendo en Abu Dabi, donde además empieza a encontrarse incómodo. Hasta el punto de que también estudió en su momento la posibilidad de marchar a la República Dominicana.

 

Juan Carlos I ha recibido allí la visita en los últimos meses de sus hijas, las infantas Elena y Cristina, y de algunos empresarios amigos.

Podemos reclama la vuelta del “rey huido”

En Moncloa, además, tampoco se pasan por alto los ataques de Unidas Podemos contra el rey emérito. La líder de los morados y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, calificó este martes de “indigna” y “grave anomalía democrática” la salida de Juan Carlos I en agosto de 2020 por “sus escándalos de corrupción e impunidad”.

A preguntas de los periodistas, Sánchez se limitó a decir hasta en dos ocasiones que su Gobierno “está comprometido con todas y cada una de las instituciones constitucionales”, alabando y “valorando muy positivamente” la transformación “en favor de la transparencia y de la actualización de la Corona” que está realizando Felipe VI.

Antes, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, tuvo que recordar a Podemos que la posición del Ejecutivo sobre el rey “la marca el presidente del Gobierno”. “Cada uno es responsable después de sus declaraciones”, insistió Rodríguez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Unas opiniones que vuelven a poner sobre la mesa las diferencias en el seno del Ejecutivo en lo que respecta a la relación con la Monarquía.

Podemos ha acusado a los socialistas en varias ocasiones en los últimos meses de pertenecer al “bloque monárquico” al impedir la tramitación de las iniciativas para investigar a Juan Carlos I. Desde la formación morada insisten: “no vamos a cambiar nuestros planteamientos”.

“Sobre el rey, hacen lo que les da la gana”

Por si esto fuera poco, la posible vuelta o no de Juan Carlos I desde los Emiratos Árabes también se ha convertido en un punto de discrepancia entre Pedro Sánchez y Pablo Casado, aunque el líder del PP siempre ha preferido trasladar al presidente su queja en privado.

Desde el principal partido de la oposición, Pablo Casado también está siguiendo con atención todas las novedades que afectan al rey emérito, un año después de su salida de España.

Sin embargo, fuentes de la dirección nacional del PP a las que ha tenido acceso ECD, explican que el Gobierno ha mantenido al líder popular absolutamente al margen de cualquier información o petición de opinión sobre la situación de Juan Carlos I. Antes y ahora.

No se le preguntó, ni se contó con él, cuando se ‘negoció’ su salida de España el pasado verano. Ni tampoco se ha hecho en este momento. “En este asunto, hacen lo que les da la gana”, se quejan.

“Es una tremenda falta de humanidad”

Pero la opinión de Pablo Casado es que prohibir, por parte del Gobierno, el retorno de don Juan Carlos es “una tremenda falta de humanidad. Y así ha aprovechado para transmitírselo directamente a Pedro Sánchez en algunas conversaciones telefónicas que han mantenido en los últimos meses, por ejemplo, para la renovación del CGPJ.

Así lo confirman a Confidencial Digital fuentes próximas al líder del PP, quienes aseguran que Casado planteó al presidente que no ponga obstáculos a la vuelta a España del rey emérito, como ha manifestado que es su deseo.

“¿Por qué no va a poder venir un español a España? Es su casa”, le argumentó a Sánchez durante una de las llamadas que mantuvieron hace ya varios meses, aseguran las mismas fuentes cercanas a Pablo Casado.

500 personas evacuadas por el avance de la lava en La Palma

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable