Política

Golpe de efecto de Pedro Sánchez para impulsar la Semana Santa: rebajará siete euros el depósito de gasolina

Anunciará en dos semanas una reducción en el precio del combustible, en vez de una bajada de impuestos, para relanzar el primer periodo de vacaciones tras dos años de pandemia

Coche repostando combustible en una gasolinera.
photo_camera Coche repostando combustible en una gasolinera.

La invasión rusa de Ucrania ha asestado un duro golpe a las perspectivas de la economía mundial. Todos los pronósticos apuntan a que los precios seguirán subiendo y sobre todo el de la electricidad y los carburantes. Pedro Sánchez prepara un golpe de efecto que incluye anunciar una rebaja del precio de la gasolina en vísperas de la Semana Santa.

Desde que Rusia invadió Ucrania, el pasado 24 de febrero, el precio medio de la gasolina 95 en España ha pasado de 1,61 euros el litro a 1,86. Es un incremento del 16% en sólo tres semanas.

En el caso del gasóleo A, los precios han pasado de los 1,494 euros el litro cuando comenzó la guerra a 1,833 en los últimos días (+31%), según datos del Geoportal del Ministerio para la Transición Ecológica, que recopila en tiempo real los precios de los carburantes en más de 11.000 gasolineras del país.

Hasta ahora, el Gobierno se negaba a rebajar el coste de los carburantes porque perseguía una reducción del uso del vehículo particular. Pero los precios desbocados han provocado un incremento desorbitado: llenar un depósito de tamaño medio (50 litros) se va por encima de los 90 euros en los últimos días. Y Moncloa se ha visto obligada a rectificar.

Bajar los precios de los carburantes

Ahora, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los planes del Ejecutivo, el objetivo pretende emplear la fórmula más efectiva para bajar los precios de los carburantes, la luz y el gas, los más castigados por la inflación. 

A la prórroga de las rebajas fiscales a la electricidad, el Gobierno ha trasladado durante el arranque de las negociaciones con los grupos parlamentarios que está dispuesto a promover “ayudas del Estado” para abaratar los costes del combustible.

La titular de Hacienda, María Jesús Montero, ya había avanzado que el Ministerio estaba estudiando diferentes “alternativas” para la bajada de precios, poniendo en duda que la propuesta del PP de bajar impuestos sea una “solución mágica”

Se calcula que la prórroga de las rebajas fiscales en la factura de la luz ya supondrá una merma en la recaudación de entre 10.000 y 12.000 millones de euros.

Descuento de 15 céntimos por litro

Por ello, fuentes próximas Moncloa explican a Confidencial Digital que el Gobierno ha puesto sobre la mesa la propuesta de subvencionar la gasolina.  

 

Se estudia la aprobación de una reducción sobre el precio de los combustibles de 15 céntimos por litro, en línea con la decisión que ha tomado Francia en los últimos días. Una medida que tiene previsto que entre en vigor a partir del mes de abril y se mantendrá solo de forma temporal.

Se insistirá en que no se trata de una bajada de impuestos. El dinero, que pagará el Estado, se reembolsará después a los distribuidores encargados de aplicar la norma. Otro de los mensajes que se lanzará es que “gravar menos las energías contaminantes es antiecológico”.

Otra de las razones por las que el Estado se hará cargo de los gastos será que este descuento ayuda a todos, incluidos a los profesionales que están exentos de impuestos.

Ahorro de unos 7 euros por depósito

Al aplicarse una reducción temporal de 15 céntimos por litro sobre el precio del combustible llevará a que cada depósito de gasolina se abarate 6,82 euros. En el caso del gasóleo, se traduciría en un ahorro de 6,2 euros por cada depósito lleno.

Esta medida, de sencilla aplicación y con el precedente de la rebaja temporal de la fiscalidad sobre la electricidad a la que el Gobierno dio luz verde en septiembre, tendría un impacto muy positivo en las economías domésticas y ayudaría a mantener la competitividad de un sector esencial para España, como es el transporte de mercancías.

No poner en peligro la recuperación

Fuentes del Ejecutivo explican además a ECD que la situación económica se encuentra cerca de un punto de inflexión que determinará el comportamiento de los consumidores a medio plazo, teniendo en cuenta además la incertidumbre creada con la guerra de Ucrania.

La vacunación ha funcionado y los ciudadanos están deseando dejar la pandemia atrás y recuperar sus vidas, lo que debería traducirse en una mejora del consumo. Pero no se pasa por alto que, en un mundo globalizado que va saliendo poco a poco de la parálisis, la guerra de Ucrania está agravando un calentamiento de la economía que amenaza con tener consecuencias negativas para la recuperación. 

Todas las materias primas están disparadas (alimentos, madera, metales y por supuesto, el petróleo) y ello disparará la inflación, contrayendo el consumo y truncando la recuperación económica que busca Moncloa.

Impulsar el turismo en Semana Santa

En Moncloa se considera que una medida extraordinaria como ésta resulta muy necesaria en vísperas de la Semana Santa, con los precios de la electricidad y de los carburantes en máximos históricos y con la economía española tratando de sacudirse los últimos coletazos de la pandemia. 

“Es el momento de que las familias tengan más renta disponible para que el consumo despegue definitivamente y España sea capaz de volver cuanto antes a la senda de la normalidad en el primer periodo vacacional tras dos años de pandemia”, defienden en la cúpula económica del Gobierno.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?