Política

Manifestación ante el Congreso contra la Ley de Memoria Democrática el día de su aprobación

Los promotores denuncian que la nueva norma “le hace el juego a los asesinos de ETA”, es “revanchista” y “antiespañola”

El pleno del Congreso votará el jueves 14 de julio el proyecto de Ley de Memoria Democrática, que vendrá a endurecer la persecución de los vestigios de la dictadura franquista que quedan en España. Se prevé que los grupos de izquierdas y nacionalistas avalen el texto, que pasará al Senado.

El PSOE y Unidas Podemos han conseguido, en el trámite de comisión, el apoyo del PNV, PDeCAT, Más País, incluso EH Bildu, en este último caso a cambio de extender los efectos de las investigaciones sobre víctimas del franquismo hasta 1983, abarcan así a muertos por torturas policiales o por organizaciones de terrorismo de Estado.

La norma supondrá que se impulsen desde el Gobierno las exhumaciones de fusilados y víctimas de la Guerra Civil que siguen en fosas comunes, la persecución de asociaciones que humillen a las víctimas de la dictadura, la resignificación del Valle de los Caídos, incluido el traslado de los restos mortales del fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera.

La Ley de Memoria Democrática ha ido suscitando el rechazo de distintos sectores, que ya se opusieron a la Ley de Memoria Histórica aprobada en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, en 2007, por considerarla “revanchista”.

Confidencial Digital ha podido saber que ya está organizando una concentración ante el Congreso de los Diputados el mismo día que se votará -y previsiblemente se aprobará- el proyecto de ley en la cámara baja.

Ya circula un cartel de convocatoria, que llama a una “Concentración frente al Congreso de los Diputados”, en la Plaza de las Cortes, el 14 de julio a las 18:00, con el lema “No a la Ley de Memoria Democrática”, “en defensa de las libertades” y “frente al sectarismo revanchista”.

En el cartel se incluye, como la “o” de “democrática”, el anagrama de ETA. Se entiende que la acusación principal que utilizan los convocantes es el pacto con EH Bildu, que ha conseguido ciertas concesiones del PSOE a cambio de apoyar esta ley.

La llaman “Ley de Memoria Batasuna”, porque va a salir adelante “gracias al apoyo de la marca electoral de la banda terrorista ETA -en referencia a Bildu-”, por lo que denuncian que “vaya a ser ETA la que determine el relato histórico oficial”.

Convocatoria contra la Ley de Memoria Democrática.
Convocatoria contra la Ley de Memoria Democrática.

Los convocantes entienden que la Ley de Memoria Democrática -que viene a endurecer la vigente Ley de Memoria Histórica- “supone un atentado contra derechos y las libertades fundamentales de los españoles como son el derecho de asociación, la libertad de cátedra, la libertad religiosa, la libertad de imprenta, la libertad de expresión y difusión de ideas, etc.”.

 

Fuentes consultadas por ECD apuntan que distintas entidades están promoviendo esta concentración. Señalan que hay personas cercanas a la Fundación Nacional Francisco Franco, que en su día trató de frenar judicialmente la exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos, y también a algunos colectivos, asociaciones y medios de comunicación con vínculos con Vox.

Ya ha difundido el comunicado también ‘Patriotas’. Antes era una web, ahora sólo un perfil en Twitter con un buen número de seguidores, que se define como “digital de información de los patriotas de España”. Suele difundir actos, presentaciones de libros, artículos e iniciativas de La Falange, Falange Española de las JONS, Hermandad de la Vieja Guardia, y otros grupos falangistas, nostálgicos del franquismo y de extrema derecha.

 

El jefe nacional del Sindicato Español Universitario (SEU), vinculado a La Falange, Alejandro Mille, también ha difundido la convocatoria: "Por los caídos y en defensa de José Antonio", ha apostillado.

En estas páginas ya se contó que partidos y colectivos que se consideran herederos de la Falange Española que fundó en 1933 José Antonio Primo de Rivera tenían decidido no permanecer pasivos y en silencio ante los planes del Gobierno para exhumar y trasladar fuera del Valle de los Caídos los restos mortales de su fundador, quien fue fusilados por los republicanos el 20 de noviembre de 1936.

Tienen claro que piensa armar “mucho ruido”, mucho más que el que provocaron los nostálgicos de Franco cuando se sacaron los restos mortales del dictador en octubre de 2019. Llevan ya unos años tratando de movilizar a sus simpatizantes en las marchas al Valle de los Caídos el 20 de noviembre y en otras fechas señaladas.

La Ley de Memoria Democrática también pone en cuestión la presencia de los monjes benedictinos en el Valle de los Caídos, que será “resignificado” y eliminará los títulos nobiliarios que creó Franco.

Además, amenaza la pervivencia de determinadas denominaciones de unidades, cuarteles y otros espacios, efemérides, placas y símbolos en las Fuerzas Armadas. Eso incluye desde determinadas referencias u homenajes a los miembros de la División Azul que murieron combatiendo en Rusia, hasta la Iª Bandera ‘Comandante Franco’, del Tercio ‘Gran Capitán’ 1º de la Legión, ubicado en Melilla.

El Ministerio de Defensa asegura oficialmente que en los cuarteles no quedan símbolos franquistas, según los criterios de la Ley de Memoria Histórica de 2007. Pero las nuevas previsiones de la Ley de Memoria Democrática pueden obligar a renombrar unidades, retirar placas y realizar otros cambios. El departamento de Margarita Robles se ha adelantado, por ejemplo, con los nombres de las calles internas del Arsenal de Ferrol, de la Armada.

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?