Política

Pablo Casado se queda sin rival: sabe que Feijóo está de salida

El presidente de la Xunta ha asumido que su momento para entrar en la política nacional ha pasado y tampoco se presentará a la reelección en Galicia. Alfonso Rueda y Diego Calvo, posibles sucesores

Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo.
photo_cameraPablo Casado y Alberto Núñez Feijóo.

Hace poco más de un año, cuando Mariano Rajoy anunció que no continuaría al frente del PP tras prosperar la moción de censura de Pedro Sánchez, todas las miradas dentro del partido se dirigieron a Alberto Núñez Feijóo. El gallego, sin embargo, no dio el paso, y apoyó la candidatura de Alberto Casado. Sin embargo, hoy es uno de los más críticos con el líder popular.

A nivel oficial, tanto desde el PP nacional como desde el PP gallego insisten en que la relación entre Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo es totalmente cordial y no existe ningún tipo de tiranteces entre ellos. 

Un verso suelto

No obstante, y aunque el trato entre ambos sea bueno, resulta evidente que lo ocurrido en las elecciones generales y autonómicas han provocado un distanciamiento.

El presidente de la Xunta, único líder del PP que gobierna con mayoría absoluta, se ha ganado el derecho a tener voz propia dentro del partido y, tras los últimos desafíos electorales, se ha convertido en un “verso suelto”. 

Después de las generales, Feijóo exigió “la vuelta al centro” del PP y vetó a Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz. Y, tras las municipales, achacó la recuperación electoral a su estrategia. Casado, por su parte, desmintió públicamente que el partido hubiese “virado” a posiciones más centristas, y mantiene su apuesta por convertir a Cayetana en portavoz.

Feijóo “no es una amenaza”...

Este cruce de declaraciones resucitó viejos fantasmas en sectores oficialistas del PP, que temían una “Operación Feijóo” para relevar a Pablo Casado si los resultados en las urnas, tal y como finalmente pasó, no eran los esperados.

Los partidarios del presidente de la Xunta, de hecho, empezaron a movilizarse, con duras críticas al actual presidente nacional del partido.

Tal y como se publicó en estas páginas, los dirigentes afines a Feijóo empezaron a difundir contundentes mensajes contra Casado, acusándole, entre otras cosas, de intentar “Vender ‘valor seguro’ recurriendo a toreros, experiencia con la responsable de redes sociales en Madrid, y coherencia mandando a Cayetana a Barcelona y Sánchez Camacho a la capital”.

Qué ha pasado en Galicia

En Génova 13 no permanecieron callados ante estas críticas, y, en la jornada electoral de las municipales y autonómicas, miembros destacados del equipo de Pablo Casado pidieron a los periodistas que, en sus crónicas, destacaran la fuerte caída del PP de Galicia en las principales ciudades de Galicia.

Ahora, más de un mes después de esos comicios, las fuentes consultadas por Confidencial Digital aseguran que “las cosas ya están más calmadas” y que, de hecho, Pablo Casado se ve “con las manos libres” para tomar decisiones de calado en las próximas semanas, como cesar a la gallega Marta González del cargo de vicesecretaria de Comunicación y a Andrea Levy como responsable de Estudios y Programas.

El presidente nacional del PP, además, considera “imposible” que Feijóo ponga en marcha ahora una campaña para intentar relevarle del partido: “Estamos en un proceso de recuperación y nadie quiere guerras civiles. La idea de crear una gestora, como defendía alguno, ha quedado en nada”, aseguran desde Génova 13.

… “porque está de salida”

Más allá de la situación actual del PP, Casado y su equipo también descartan que Feijóo sea una amenaza porque, según los datos que manejan, el presidente de la Xunta “está de salida de la política”.

Altos cargos de la ejecutiva nacional explican a ECD que el dirigente gallego ha asumido que “el tren de la política nacional ya pasó”. A la vez, “tiene decidido” no presentarse a la reelección en la Xunta: “Va a cumplir doce años de gobierno, y él admite que ya está cansado y debe dejar paso a gente nueva”.

Además, las expectativas electorales del PP gallego no son hoy demasiado buenas: “Es verdad que quedan 15 meses para las elecciones, pero ahora no está garantizada la mayoría absoluta, y la poca fuerza de Ciudadanos y Vox allí le impediría llegar a pactos para mantener el gobierno”.

Dos posibles sucesores

Con ese escenario electoral, y tras doce años como presidente autonómico, “Feijóo quiere irse”. Y, de hecho, ya está impulsando, a nivel interno, a algunos cargos regionales del partido en Galicia para que sean candidatos a la Xunta en 2020 y, además, tomen su relevo al frente del PP regional en el próximo congreso.

El primero de los candidatos a la sucesión es Alfonso Rueda. Vicepresidente de la Xunta desde 2012, secretario general del PP gallego hasta 2016, y desde entonces presidente del PP en Pontevedra, ha sido la mano derecha de Feijóo durante gran parte de su carrera profesional. Además, abarca un poder territorial que será clave en la pelea de la sucesión.

Rueda es, por tanto, el claro aspirante a tomar el mando el año que viene. No obstante, las fuentes consultadas por ECD advierten de que, de cara a la sucesión del presidente de la Xunta, hay un tapado: Diego Calvo.

Actual presidente provincial del PP de A Coruña y Vicesecretario del PP regional, es también  vicepresidente del Parlamento de Galicia desde septiembre de 2016. Además, en el congreso extraordinario del PP el pasado verano fue designado Secretario Territorial del partido a nivel nacional, por lo que es conocido, y bien valorado, en Génova 13

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?