Política

Yolanda Díaz se gana a Pedro Sánchez: pacta la comida semanal que Moncloa canceló con Pablo Iglesias

Se celebrará los jueves para desbloquear diferencias días antes de los Consejos de Ministros. El fracaso del 4-M les ha convencido para un cierre de filas

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.
photo_camera Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo.

La vicepresidenta Yolanda Díaz se ha ganado a Pedro Sánchez en menos de un mes. La nueva líder de Podemos en el Consejo de Ministros ha logrado recuperar la fluida interlocución con el presidente que había perdido Pablo Iglesias antes de abandonar el Gobierno.

Aunque la cita era para abordar la presentación de las reformas planteadas a Bruselas destinadas a mejorar el mercado laboral, la vicepresidenta tercera lanzó este lunes un claro mensaje político.

Tras el terremoto provocado por los resultados de las elecciones en Madrid, la nueva líder de Unidas Podemos en el Ejecutivo quiso dejar claro que “la legislatura empieza ahora” y que mantiene un diálogo fluido con Sánchez para asegurar que el mandato llegue a término en el plazo previsto, en el otoño del 2023.

Una comida semanal en La Moncloa

Hay que recordar que el equipo de Pedro Sánchez en Moncloa lleva tiempo poniendo en valor que Yolanda Díaz guarda una lealtad profunda al presidente del Gobierno. Apoya sus decisiones, aunque no siempre sean de su agrado. Una posición muy diferente a la mantenida por Pablo Iglesias quien, sobre todo en los últimos meses, se había distanciado cada vez más, para intentar marcar perfil propio en cuestiones sociales y políticas.

Así, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la nueva etapa que se abre en el Ejecutivo de coalición tras la salida de Iglesias, Yolanda Díaz ha logrado recomponer los puentes con Sánchez y ha pactado con el presidente celebrar una comida semanal en La Moncloa dirigida a relanzar la coalición.

El plan previsto es que se reúnan en privado los jueves para desbloquear diferencias antes de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos de los viernes y tratar asuntos que irán al Consejo de Ministros del martes siguiente. Por el momento, han acordado que sean encuentros discretos. No se informará de ellos.

Tras los almuerzos cancelados con Iglesias

Hay que destacar que, antes de su salida del Gobierno, Pablo Iglesias llevaba más de un mes sin mantener estos almuerzos con Pedro Sánchez, que también se celebraban habitualmente los jueves.

La mayoría de los contactos entre ambos líderes se venían realizando vía telefónica, cuando antes eran presenciales y semanales, al margen de la reunión habitual del Consejo de Ministros de los martes.

Más próxima a las tesis del PSOE

En Moncloa destacan además que la vicepresidenta Díaz no sólo tiene buena relación con Sánchez. Ha logrado un buen entendimiento con la mayoría de los miembros del Consejo de Ministros, según explican en varios departamentos del Ejecutivo.

Ha alcanzado en este tiempo mayor sintonía con los compañeros del PSOE que con sus colegas Iglesias, Montero, Garzón y Castells. En su entorno admiten que “se lleva estupendamente” con varios ministros socialistas, entre los que se encuentran José Luis Ábalos (Transportes) y la titular de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero.

La amistad de la ministra de Trabajo con Iglesias es sólida, aunque también es cierto que el acercamiento de Díaz a las tesis del PSOE en algunas materias ha puesto en evidencia en alguna ocasión importantes diferencias entre ambos.

Sánchez aparca las reuniones de ‘maitines’

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias llevaban también varias semanas sin celebrar las reuniones de ‘maitines’. Se trata de los encuentros fijados a primera hora de los lunes, junto a sus equipos más cercanos, jefes de gabinete, portavoces parlamentarios y responsables de comunicación, en los que consensuaban la estrategia para el resto de la semana, las líneas comunicativas y se definía la agenda política.

Los ‘maitines’ fueron desplazados el pasado mes de noviembre a la sede de Ferraz, donde Sánchez aborda ahora las estrategias a seguir sólo con el núcleo duro del PSOE.

Fuentes socialistas en el Gobierno confirman a ECD que Moncloa no tiene previsto por ahora retomar las reuniones de coordinación semanales que celebraba con Pablo Iglesias y su entorno más cercano, más allá de los citados almuerzos.

Se había deteriorado la relación personal

El escenario previo a la salida de Iglesias del Gobierno fue caótico. Mientras algunas fuentes de Podemos y algunos socialistas afirmaban que la coalición estaba engrasada y no corría ningún peligro de disolución, desde el equipo de Sánchez admitían que la relación entre los dos líderes se había enfriado bastante.

En Moncloa se quejaban: lo que estaba ocurriendo es que las tensiones internas con Pablo Iglesias que sacudían el Consejo de Ministros habían comenzado a afectar a la relación personal entre el presidente y su vicepresidente segundo y socio.

No se pasa por alto que la última reunión prevista entre ambos, y que se anunció durante quince días para abordar las líneas estratégicas de la coalición, nunca llegó a concretarse. Lo siguiente fue el comunicado de Iglesias desvelando que abandonaba el Ejecutivo y el pacto con el presidente de los nuevos nombramientos para sucederle.

Mientras tanto, se multiplicaban las tensiones entre los dos socios de gobierno y se mantenían los bloqueos en proyectos fundamentales como la Ley de Vivienda o el paquete legislativo en materia de Igualdad.

Manual de buenas prácticas de la coalición

Hay que recordar que, un día después de que Pedro Sánchez fuera investido presidente con el apoyo de Iglesias en enero del año pasado, PSOE y Unidas Podemos rubricaron un “protocolo de funcionamiento”: una suerte de manual de buenas prácticas que debía garantizar la unidad de acción y estratégica en la coalición.

Solo un año y medio después, el pacto había quedado prácticamente en papel mojado. La denominada “Comisión Permanente de Seguimiento del Acuerdo” que se creó entonces se fue reduciendo a contactos bilaterales que Sánchez y Pablo Iglesias mantenían directamente para resolver las discrepancias más importantes que surgían en el seno del Ejecutivo. Una nueva etapa que ahora afronta Yolanda Díaz.

El vídeo del día

Vox dará apoyo “gratis” a Ayuso para “que la izquierda no entre en Gobierno”
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes