Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Muchos quioscos de prensa ya no abrirán tras las vacaciones de agosto. En septiembre no podrán pagar la reposición de periódicos y revistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este mes de septiembre va a ser especialmente crítico para los vendedores de prensa. Muchos han optado por cerrar en agosto y desde la asociación de quiosqueros temen que este año no puedan volver a abrir tras las vacaciones por no poder afrontar sus pagos a proveedores.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la Asociación de Profesionales de Vendedores de Prensa de Madrid maneja datos que apuntan a cierres masivos de quioscos tras el verano.

Calculan que en agosto más de la mitad de los quioscos han cerrado en Madrid por vacaciones. En septiembre tendrán que hacer frente a los pagos pendientes y la asociación que les representa teme que no tengan dinero para pagar.

Imposible hacer frente a los pagos

Según el presidente de la Asociación de Vendedores Profesionales de Prensa de Madrid, Enrique Fernández, un quiosquero percibe un porcentaje del 20% por la venta de un periódico, y el 25% por el de una revista. “Viven al día y, al final de cada semana, tienen que pagar a la empresa intermediaria que realiza el reparto”, asegura.

El presidente de la asociación teme que muchos se hayan ido de vacaciones y no puedan hacer frente a sus deudas. “Muchos cierran porque, para no vender, prefieren irse de vacaciones. Lo que yo me temo es que se hayan ido dejando pagos pendientes de dos o tres semanas y a la vuelta no tengan dinero para afrontarlos por no haber trabajado en agosto”.

Desabastecimiento en los quioscos

Las principales cabeceras de periódicos están perdiendo anunciantes. Hace unos años, cuando la crisis todavía no golpeaba tanto al sector, se realizaban tiradas demasiado grandes, lo que suponía que no se llegaban a vender todos los ejemplares. En la actualidad, las editoriales ajustan mucho más las tiradas por la crisis.

Según explica también Enrique Fernández, este hecho provoca, y más en periodos vacacionales, que “muchos quioscos a las 12 de la mañana hayan vendido ya todos sus ejemplares y tengan que cerrar”. Al final, lo que las empresas prefieren es vender menos periódicos a imprimir más ejemplares de la cuenta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·