Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rebelión en las confluencias de Podemos

Mónica Oltra y Ada Colau apuestan por Íñigo Errejón frente a Pablo Iglesias

Consideran que el secretario general es un político de “regate corto” y que el partido necesita un proyecto de largo plazo. Apuestan por un entendimiento de verdad con el PSOE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras los malos resultados cosechados el 26-J, la dirección de Podemos consultó a sus bases sobre los motivos de la pérdida de 1,2 millones de votos, en una consulta en la que, sin embargo, no se cuestionaba la gestión del líder, Pablo Iglesias. El secretario general está perdiendo apoyos entre las diferentes confluencias, que cada vez más apuestan por un relevo en la dirección del partido a nivel nacional.

Íñigo Errejón, Mónica Oltra, Ada Colau y Pablo Iglesias. Íñigo Errejón, Mónica Oltra, Ada Colau y Pablo Iglesias.

Según cuentan a El Confidencial Digital dirigentes de Podemos, Pablo Iglesias se encuentra, a día de hoy, “blindado” por su ejecutiva nacional en Madrid, que cierra filas con él, y también por las federaciones territoriales del partido. No obstante, el secretario general se muestra preocupado por la pérdida de apoyos entre las confluencias.

El líder de la formación morada ha sido advertido de que, entre otras, Mónica Oltra y Ada Colau están, a nivel interno y en sus respectivas regiones, consultando sobre su liderazgo a nivel nacional. Y algo más: ambas “mueven” el nombre de Íñigo Errejón como el dirigente que necesita el partido para consolidarse a medio y largo plazo.

Califican a Iglesias de líder de “regate corto”...

Tanto Oltra como Colau han acabado muy decepcionadas por lo ocurrido en Podemos desde las elecciones generales del 20 de diciembre. Ambas, y especialmente la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, apostaban por a un acuerdo con el PSOE que permitiera a Podemos ser clave en un Gobierno progresista. Por eso, no entendieron la negativa de Iglesias.

La líder de Compromís, de hecho, tomó la iniciativa y se reunió en abril con Íñigo Errejón para sacar adelante, in extremis, el llamado “Acuerdo del Prado”, que garantizara la investidura de Pedro Sánchez. La iniciativa fue rotundamente rechazada por Iglesias que, de esa forma, dio el portazo definitivo a la formación de ese "Gobierno de progreso", lo que provocó, como resultado, la convocatoria de nuevas elecciones.

Ada Colau, por su parte, protagonizó durante esos meses un acercamiento al PSC en Barcelona, que se ha materializado con la entrada de los socialistas en el gobierno municipal. Además, después de las elecciones del 26-J, ha acusado a Iglesias de querer convertir a En Comú Podem en un nuevo PSC, y de defender a nivel nacional un discurso distintos al que utiliza cuando viaja a Cataluña.

Tanto la valenciana como la catalana coinciden en calificar a Iglesias como un líder de “regate corto”. Consideran que la estrategia del secretario general de Podemos consiste en “pelear en el barro para ganar pequeñas batallas”, lo que supone un gran desgaste. Errejón, sin embargo, garantizaría el futuro de la formación: “Es un gran ideólogo”, coinciden las dos.

...y apuestan por la “transversalidad” de Errejón

Errejón, actual número dos del partido, se ganó el apoyo de las dos dirigentes autonómicas al apostar decididamente por la “transversalidad” tras las generales del 20 de diciembre.

Su defensa de un acuerdo con el PSOE, a pesar de la oposición de Iglesias y de los ataques procedentes de otros compañeros -especialmente de Irene Montero y Rafa Mayoral-, “conquistó” a Ada Colau y Mónica Oltra, que vieron en Errejón a un dirigente con “tablas y visión” para un futuro próximo.

Una visión que comparten miembros de otros partidos, incluido el PSOE, que prefería negociar con Errejón que con Iglesias. El secretario general de Podemos, consciente de ello, apartó a su portavoz del equipo negociador con los socialistas, para liderar él mismo unas conversaciones con el equipo de Sánchez que no llegaron a nada.

Íñigo espera y Pablo desespera

Errejón y sus colaboradores más próximos son conscientes del apoyo de Colau y Oltra, así como el de cargos intermedios de toda España (Málaga, Granada, País Vasco...), que le prefieren a él antes que a Iglesias en la dirección de Podemos.

No obstante, según confirman a ECD fuentes próximas al número dos del partido, Errejón opta, por ahora, por no dar ahora ningún paso en contra de Iglesias: “Ha perdido todas las pequeñas batallas internas que ha tenido, como ocurrió con la marcha de Pascual. Prefiere esperar acontecimientos y mantenerse, como hasta ahora, en segundo plano”, añaden.

Pablo Iglesias, por contra, ha decidido abrazarse a Izquierda Anticapitalista para garantizarse más apoyos a nivel interno: “Teme dejar de tener control sobre el partido y que las diferentes corrientes se rebelen. Por eso Echenique advirtió sobre las malas hierbas. Los dos Pablos se han propuesto cortar cualquier intento de escisión”, concluyen dichas fuentes.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··