Política

Moncloa da seis meses a los barones del PSOE para liquidar el movimiento ‘España vaciada’

Les ha ordenado que se reúnan en secreto con los líderes para incluir sus demandas en el programa socialista y evitar que se presenten a las elecciones autonómicas

Pedro Sánchez, durante el cierre de campaña del PSOE en Castilla y León.
photo_camera Pedro Sánchez, durante el cierre de campaña del PSOE en Castilla y León.

Pedro Sánchez se ha puesto en guardia y ha llamado al PSOE a una profunda reflexión sobre el auge de las plataformas provinciales de la ‘España vaciada’, a cuya existencia atribuye en buena medida la derrota en Castilla y León porque se han llevado mucho voto socialista. Ha dado la orden expresa de liquidar el movimiento.

Tres días después del 13-F, el presidente del Gobierno reafirmó su apuesta por “crear oportunidades para los territorios, crear empleo y empresa y reindustrializar el país”, durante una visita a las instalaciones del Centro Nacional del Hidrógeno en Puertollano (Ciudad Real). 

La visita de Sánchez se enmarcó en la agenda que viene desplegando desde hace meses para “pisar” el territorio y evidenciar la diversificación y descentralización de sus proyectos y planes de recuperación e inversión, que le están llevando de una punta a otra de la España interior. 

Pero ni esa intensa agenda, ni sus planes para luchar contra la despoblación y dinamizar la España rural, las inversiones territorializadas y sectoriales o incluso el proyecto agroalimentario aprobado por el Consejo de Ministros en plena campaña electoral, y dotado con 1.000 millones, impidieron el “mordisco” electoral que plataformas como Soria Ya! y Unión del Pueblo Leonés asestaron al PSOE el 13-F, reconocen en Ferraz.

Trasvase de votos

Las elecciones en Castilla y León han supuesto un notable fracaso para el PSOE, que no solamente ha dejado de ser mayoritario en la región, sino que ha perdido hasta siete escaños, merced a la fuerte subida de Unión del Pueblo Leonés (UPL) y la irrupción de Soria Ya!

Los análisis concluyen que, además de un voto de castigo a la coalición de gobierno a nivel nacional, formada por PSOE y Podemos, los electores de izquierda han trasladado sus votos a los partidos regionales.

Se extienden por España

La plataforma ‘España vaciada’ va creciendo. Cada vez más provincias se suman a este proyecto que lucha contra la despoblación que se vive en territorios sobre todo del interior peninsular. La organización propone un “nuevo modelo de país” en el que no haya una “España vaciada” y una “España saturada”, sino una España única.

Tal cómo contó ECD, la plataforma trabaja en presentar candidaturas en diez nuevas provincias de cara a los comicios del año que viene. Con este objetivo, se están organizando agrupaciones en Lugo, Orense, Huesca, Zaragoza, Cuenca, Ciudad Real, Albacete, Guadalajara, Cáceres y Badajoz.

Una grave amenaza

Los socialistas están preocupados por la aparición de más plataformas con vistas a las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023.

 

El fenómeno de ese trasvase de votos constituye una grave amenaza para el PSOE, según los datos que manejan en Ferraz también de cara a las elecciones generales. Se han publicado encuestas que otorgan 15 escaños en el Congreso a los partidos de la España vaciada. 

Si la tendencia se mantiene, y puesto que las cifras de Castilla y León ofrecen opciones a esas formaciones a concurrir a elecciones a nivel nacional, su presencia en las candidaturas de 2023 podría provocar un destacado descenso en los votos a los socialistas.

Acabar en seis meses

Según ha sabido Confidencial Digital por fuentes con acceso a La Moncloa, Pedro Sánchez ha dado orden a la dirección del PSOE para que ‘acabe’ con el fenómeno de la ‘España vaciada’ en el plazo máximo de seis meses. El encargado de realizar esa operación tiene que ser principalmente el secretario de organización, Santos Cerdán.

De acuerdo con el análisis que se realiza en Moncloa, el procedimiento puede ser sencillo y rápido. Ha ordenado a los barones del PSOE en toda España que se reúnan en secreto con los líderes provinciales de esas plataformas para incluir sus demandas en el programa socialista y evitar así que se presenten a las elecciones autonómicas

Consistiría en celebrar encuentros directos con todas las fuerzas locales identificadas, preguntarles cuáles son sus reivindicaciones más destacadas, y comprometerse con ellos a solucionarla (“es solo un problema de dinero”, se escucha en fuentes de la dirección socialista) a cambio de su retirada.

Liquidarlas antes de las andaluzas

La cuestión, como se comprobó el 13-F, no es menor para el PSOE. Estas formaciones regionales o provinciales se sienten con fuerzas para presentarse a las elecciones generales, siguiendo el ejemplo de Teruel Existe, que ya tiene un escaño en el Congreso desde el 2019, tras haber sido la candidatura más votada en esa provincia en las generales de aquel año. 

La próxima convocatoria electoral, que permitirá comprobar la magnitud de su irrupción por toda España, serán las elecciones andaluzas, que se celebrarán como muy tarde en enero de 2023, puesto que se prevé que concurran dos plataformas provinciales, en Jaén y Huelva, mientras que “en el resto está todavía muy verde”, aseguran.

Aunque en el PSOE advierten que el apoyo electoral que cosechen podría distar mucho del logrado en Soria y León, debido a su escaso arraigo en el territorio, se reconoce que el resultado es hoy toda una incógnita. 

Pero alertan de que precisamente Jaén y Huelva son dos provincias donde los socialistas concentran “mucho voto”, por lo que están “muy pendientes” de la evolución de esas plataformas.

Hay que simplificar el mensaje

Las tres formaciones provinciales que esgrimieron con éxito ante las urnas las reivindicaciones de la ‘España vaciada’ –UPL, Soria Ya! y Por Ávila– lograron en total siete procuradores en las nuevas Cortes de Castilla y León. 

Aunque el trasvase de votos no sea matemático, el PSOE perdió justo siete escaños el 13-F respecto a las elecciones autonómicas del 2019.

En un primer análisis de daños durante la semana posterior a los comicios, en la dirección del PSOE reconocen que “la acción del Gobierno es muy amplia y muy ambiciosa”, para hacer frente a los problemas enquistados en estos territorios

Pero admiten que tienen un problema con el mensaje que se traslada a la ciudadanía en la denominada ‘España vaciada’. “Debemos simplificar el mensaje”, concluyen.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?