Política

Pedro Sánchez teme una venganza del CNI contra él utilizando los negocios de su suegro

Los servicios de inteligencia acusan al Gobierno de “dejarles al pie de los caballos” con el caso Pegasus y el cese de la directora Paz Esteban

Marlaska, Sánchez y Robles.
photo_camera Marlaska, Sánchez y Robles.

Miedo en Moncloa a que el CNI se vengue de Pedro Sánchez filtrando los negocios de su suegro. Ministros y altos cargos del Gobierno vinculados con la seguridad han advertido al equipo del presidente de que debe “tener cuidado” con el trato que se está dando a los servicios de inteligencia porque “puede volverse en su contra”.

Según explican a Confidencial Digital fuentes con acceso a La Moncloa, Presidencia ha sido alertada del malestar que su gestión de la crisis del caso Pegasus ha generado dentro del Centro. Los funcionarios se sienten maltratados, víctimas de una operación política que les ha colocado en el centro de la diana y que debilita su operatividad y eficacia.

Con pies de plomo

Pedro Sánchez se ha movido (y se está moviendo) con pies de plomo para encarrilar la crisis de las escuchas a independentistas, singularmente en lo que afecta al Centro Nacional de Inteligencia, a las medidas ya adoptadas y las que se van a tomar. 

Durante dieciséis días tuvo encima de la mesa el cese de la directora del CNI, Paz Esteban, porque, según fuentes conocedoras de las conversaciones, ese fue el compromiso que adquirió el presidente con Esquerra en las primeras horas del escándalo con el objetivo de evitar la ruptura de la mayoría de Gobierno.

Pero Sánchez ha querido gestionar ese movimiento con especial cuidado, buscando el momento y las formas, tratando en lo posible de que no pareciera un ‘castigo’ a Paz Esteban y con ella al conjunto del servicio de inteligencia. 

Petición de cuentas a Robles 

Durante el Consejo de Ministros en el que se acordó la “sustitución”, que se celebró el pasado martes, Pedro Sánchez calificó de “inaceptable” que Paz Esteban no hubiera informado al Gobierno de los espionajes a independentistas y a miembros del Gobierno, como él mismo, y ministros como los titulares de Defensa, Interior y Exteriores (González Laya).

Margarita Robles, que tiene a su cargo el CNI, contestó que tampoco sabía nada, con lo que quedó en evidencia que la titular de Defensa no controlaba el Centro, lo cual políticamente le ha dejado en mal lugar.

Una persona de dentro 

Robles intentó ‘vender’ la destitución de Esteban, también hacia dentro del CNI. Primero, con el nombramiento de una persona que procede de ‘La Casa” (como también es conocido el Centro), Esperanza Casteleiro, hasta ahora número dos en el Ministerio de Defensa. 

De 65 años, licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación, en 1983 entró en el CESID (actual CNI), donde ha sido responsable de la división de Contrainteligencia, ha estado destinada en Cuba y Portugal, y de 2004 a 2008 fue secretaria general y mano derecha de Alberto Saiz, nombrado por José Bono director del Centro. 

 

Desempeñó después labores de inteligencia en otros países, y en 2014 fue nombrada jefa de la unidad de inteligencia del CNI en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), de donde pasó a jefa de Gabinete de Margarita Robles.

“Un paso adelante” 

El segundo factor que manejó Robles fue extenderse en elogios hacia la directora saliente “por su entrega y sacrificio”. Afirmó que era “una funcionaria ejemplar” y que “ha actuado siempre bajo la legalidad”. 

En esa línea, otro mensaje iba dirigido al interior del Centro Nacional de Inteligencia, a sus integrantes, insistiendo en que la nueva directora era alguien “de dentro”, y anunciando que se va a articular “un paso adelante” en su actividad, apuntando incluso que contará con más medios. 

Una venganza contra Sánchez

Fuentes con acceso al Palacio de la Moncloa revelan a Confidencial Digital que al presidente le preocupa estos días enormemente que, como consecuencia de las decisiones adoptadas sobre el Centro Nacional de Inteligencia y su actual cúpula, pueda desatarse una “venganza” contra él desde el CNI. 

El cambio de dirección provocará, lógicamente, movimientos de personas y posibles desplazamientos, y consideran que dentro de “La Casa” hay personas especialmente capacitadas para generar una guerra de filtraciones contra el presidente, a partir de informaciones delicadas que guardan sobre su persona y que no se han dado a conocer. 

Los clubs del suegro 

Además de la tesis plagiada, una de las líneas de ataque que teme es, concretamente, la persona y negocios de su suegro, Sabiniano Gómez Serrano, padre de Begoña Gómez, dueño en su día de “saunas sexuales” y que también aparece relacionado con el comisario Villarejo.

Dos de esos establecimientos se situaban en el entorno de la Gran Vía madrileña, y en uno se rodó parte de la serie ‘Maricón perdido’ de Bob Pop. 

Según se ha publicado, existe un papel manuscrito de Villarejo en el que se señala a Sánchez con nombre y apellidos para hacer referencia a un extraño episodio sucedido en una de las saunas de su suegro. 

Abundante y detallado 

Fuentes de la seguridad del Estado afirman a ECD que el CNI tiene “material abundante y detallado” sobre el caso de las saunas sexuales. 

Se ha contado que la primera casa que tuvo el matrimonio Pedro Sánchez-Begoña Gómez fue pagada por Sabiniano, lo mismo que una casa de verano. 

Esas informaciones, y otras más, convenientemente suministradas y dosificadas, sobre todo a partir de ahora cuando se abre un intenso periodo electoral, con andaluzas en un mes, y municipales, autonómicas y generales el próximo año, pueden causar daños políticos graves a la figura de Pedro Sánchez. 

Malestar interno 

También preocupa en Moncloa la reacción que pueda tener la directora saliente, que se ha negado a presentar su salida como una dimisión voluntaria y por tanto ha obligado al Gobierno a “sustituirla”. 

Pero, además, tal como se ha contado en ECD, el malestar interno dentro del CNI por los últimos sucesos es ya muy alto: consideran que el Gobierno no les ha defendido y que, al contrario, “les ha dejado a los pies de los caballos” ante la opinión pública del país y también internacional.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes