Defensa

Desfile de la Fiesta Nacional: pitada a Pedro Sánchez, corrillo judicial y felicitaciones al nuevo JEME

Los insultos al presidente empañan la llegada del rey. Gritos de “¡Ayuso, Ayuso!” al final. Irene Montero luce una mascarilla con la bandera trans. Sin incidentes en el salto paracaidista con la bandera de España

Pedro Sánchez, en el desfile de la Fiesta Nacional (Foto: Eduardo Parra / Europa Press).
photo_camera Pedro Sánchez, en el desfile de la Fiesta Nacional (Foto: Eduardo Parra / Europa Press).

El acto militar por la Fiesta Nacional del 12 de octubre ha vuelto a celebrarse en su formato habitual, con un desfile por el eje del Paseo de la Castellana, en Madrid. Tras un año de celebración reducida, en 2020, por la pandemia del coronavirus, el desfile presidido por el rey ha tenido como prólogo una sonora pitada a Pedro Sánchez.

Al llegar el presidente del Gobierno a la tribuna presidencial, donde se ubicaban las principales autoridades del Estado, se han escuchado silbidos, pitadas y gritos de “¡Fuera, fuera!” contra Pedro Sánchez.

Es habitual que el presidente socialista sea recibido con abucheos y pitos, desde que acude a estos actos como jefe del Ejecutivo, desde 2018. Lo mismo ocurría con José Luis Rodríguez Zapatero.

Minutos antes se ha escuchado otra enorme pitada, al llegar un coche oficial. Sin embargo, no era el de Sánchez. El presidente ha llegado apenas un par de minutos antes que el rey, y ha vuelto a escucharse una salva de pitidos.

Los gritos de “¡Dimisión!” y los pitos se han extendido cuando la megafonía ha anunciado que “el presidente del Gobierno recibe a Su Majestad el Rey”. Por ello, la llegada de Felipe VI junto a la reina Letizia y la infanta Sofía se ha visto empañada por estos abucheos a Pedro Sánchez.

Durante el saludo a los ministros, los insultos y gritos se han escuchado especialmente fuertes: “¡Sánchez, hijo de puta!”, “¡Parásito!”, “¡Okupa!”, “¡Payaso!”, “¡Paleto!”, “¡Fuera!”, “¡Dimisión!”, aprovechando el silencio que se ha oído al terminar la música que sonaba al pasar revista el rey a la Guardia Real.

También se han oído insultos contra Irene Montero, ministra de Igualdad: “¡Montero, cornuda!”.

Al acabar el acto, cuando los reyes y Sánchez se han despedido de los mandos militares, han vuelto a sonar gritos contra el presidente. Se han sucedido gritos como “¡Ayuso, Ayuso!”, de apoyo a la presidenta de la Comunidad de Madrid, “¡Viva el rey!”, y de nuevo pitos e insultos contra Pedro Sánchez: “¡Fuera, fuera!”, ha coreado parte del público.

La marcha de los coches oficiales se ha producido entre una gran pitada.

 

La ministra de Justicia, con Lesmes

Pese a tratarse de un acto esencialmente militar, el desfile del 12 de octubre tiene también su vertiente política, al reunirse ministros, presidentes autonómicos y responsables de autoridades del Estado.

En los minutos previos al inicio del acto, con la llegada del rey, se han visto algunos corrillos. Uno de los más significativos ha sido el que ha reunido a la ministra de Justicia, Pilar Llop, con el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y con Juan José González Rivas, presidente del Tribunal Constitucional.

Hay que recordar que continúa pendiente la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuando mandato se encuentra caducado. Por eso, la conversación entre Llop, Lesmes y González Rivas (el TC también tiene varios miembros pendientes de renovación) atrae la atención.

El JEME, felicitado

El desfile del 12 de octubre es el primer gran acto al que acude el general de Ejército Amador Fernando Enseñat y Berea, nombrado Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) hace una semana por el Consejo de Ministros.

Enseñat tomó posesión hace unos días, y durante el acto en el Paseo de la Castellana ha recibido las felicitaciones de los representantes políticos e institucionales. El rey se ha detenido unos momentos con él, como también ha hecho con el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. Cabe señalar que anoche llegó a Torrejón de Ardoz un avión con nuevos afganos evacuados.

Sin incidentes en el salto paracaidista

El desfile de 2019 estuvo marcado por el accidente del militar de la Brigada Paracaidista (Bripac) del Ejército de Tierra que bajaba con la bandera de España. El paracaidista se enganchó con una farola del Paseo de la Castellana, y tuvo que ser auxiliado para bajar.

De inmediato surgió un movimiento de apoyo al paracaidista, un cabo primero con mucha experiencia en saltos tanto o más complicados que este. Una investigación posterior apuntó que un golpe de viento provocó el accidente.

Este 12 de octubre de 2021 los responsables de descender desde un avión militar a tierra con la enseña nacional han sido los militares de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire (Papea).

El escenario era también complicado, ya que la tribuna del rey se había colocado prácticamente en el mismo lugar, frente al Estadio Santiago Bernabéu. El estadio del Real Madrid se encuentra en obras, cubierto y rodeado de grúas muy altas, lo que añadía nuevos elementos a evitar por los paracaidistas.

En esta ocasión, los saltadores de la Papea no han sufrido incidentes y han tomado tierra sin problemas en la calzada del Paseo de la Castellana.

Se estrena el NH90

El Ministerio de Defensa había diseñado un desfile reducido en número, con algunas limitaciones, pero ya muy similar a los actos previos a la pandemia del coronavirus. No han pasado por La Castellana vehículos de cadenas, ni alumnos de las academias militares.

Sin embargo, se ha recuperado el desfile aéreo. Han sobrevolado Madrid cazas F-18 y Eurofighter, aviones A400M como los que han evacuado a españoles y afganos de Kabul tras la toma por los talibanes, apagafuegos del 43 Grupo...

Una de las novedades del acto ha sido la presencia del NH90, el nuevo helicóptero de transporte que están incorporando el Ejército de Tierra y el Ejército del Aire.

La cabra de la Legión y el perro de Montaña

La marcha a pie por el Paseo de la Castellana la han cerrado las unidades con un paso específico: los Regulares (más lentos) y la Legión (más rápida).

Los legionarios suelen ser una de las unidades más aplaudidas y ovacionadas en este desfile. Este año han participado el Mando y Plana Mayor del Tercio “Gran Capitán” 1º de La Legión (Melilla), la bandera de la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de la Legión, la Escuadra de gastadores del Tercio “Gran Capitán” 1º de La Legión, la Banda y Música de la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de la Legión y dos Compañías del Tercio “Gran Capitán” 1º de La Legión, entre otras, de la I Bandera ‘Comandante Franco’.

Junto a los legionarios, ha marchado una cabra, ‘Puzzle’.

La mascota tradicional de la Legión no ha sido el único animal de compañía que ha desfilado este año. La Compañía del Regimiento de Cazadores de Montaña “Galicia” 64 ha desfilado con un perro de raza San Bernardo.

Por la Armada, ha participado el Tercio de Armada de la Infantería de Marina; por el Ejército del Aire, el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), que fue clave en la evacuación de Kabul, y el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC); por la Unidad Militar de Emergencias (UME), el Batallón de Intervención en Emergencias I; y por la Guardia Civil, una compañía de la Agrupación de Reserva y Seguridad.

El Ejército de Tierra ha estado representado también por el Regimiento de Infantería “Zaragoza” 5 de Paracaidistas, el Regimiento de Infantería “Inmemorial del Rey” nº 1 y el Regimiento de Caballería “Alcántara” 10.

Mascarilla trans y ausencias autonómicas

-- Ausencia de cuatro presidentes autonómicos: al acto no han asistido cuatro presidentes de comunidades autónomas. Además de los nacionalistas Pere Aragonès (Cataluña) e Íñigo Urkullu (País Vasco), han faltado Alberto Núñez Feijóo, que el miércoles 13 tiene un debate en el Parlamento de Galicia, y Emiliano García-Page, que se encuentra de viaje en Bruselas.

-- Irene Montero ha elegido para este acto una mascarilla que en un lateral mostraba los colores de la bandera transexual. La Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI es uno de los empeños de Montero, que ha provocado fricciones dentro del Consejo de Ministros, y todavía está tramitándose en las Cortes Generales.

-- El rey canta ‘La muerte no es el final’: pese a llevar mascarilla, se pudo ver cómo Felipe VI cantaba la letra de ‘La muerte no es el final’, el himno fúnebre en recuerdo a los caídos por España.

-- Santiago Abascal, madrugador: el presidente de Vox fue uno de los primeros en llegar a la tribuna de invitados, que en esta ocasión estuvo menos nutrida para garantizar distancias de seguridad.

-- El sucesor de Iván Redondo: entre los invitados a esa tribuna estuvo Óscar López, director del Gabinete de la Presidencial del Gobierno, mano derecha de Pedro Sánchez tras el cese de Iván Redondo.

-- Los colores de la Patrulla Águila: uno de los momentos más llamativos del acto del 12 de octubre es la pasada de los aviones de la Patrulla Águila, que dibujan con humo en el cielo los colores de la bandera de España. En 2020 hubo cierta polémica, porque uno de los aviones echó humo blanco en vez de amarillo. Este 12 de octubre, algunas personas que han visto la retransmisión por televisión han apuntado que uno de los aviones de los extremos echaba un humo, más que rojo, morado. De inmediato, se ha comentado que así se habría dibujado no la rojigualda, sino la tricolor de la Segunda República.

-- Hacia el final del acto, se produjo cierta agitación en un sector del público, que seguía el desfile a ambos lados de la Castellana, detrás de unas vallas. Se escuchó un grito de "¡Viva la república!", e incluso se comentó que había aparecido una bandera republicana. Algunos policías acudieron al lugar del incidente.

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?