Otros

Las 7 series de éxito de Netflix para este verano

Una propuesta del catálogo de Netflix para buscar series actuales o de hace unos pocos años que aseguran entretenimiento de calidad

Televisor conectado a la plataforma de streaming Netflix
photo_camera Televisor conectado a la plataforma de streaming Netflix

Desde hace once años, en España la informática resta tiempo al ocio en la calle; aumenta el tiempo de participación masculina en tareas domésticas; y crece también el de seguimiento de los medios de comunicación hasta alcanzar una media de casi cuatro horas diarias, ya sea como actividad principal o secundaria. Estos son algunos de los resultados que muestra la última Encuesta de Empleo del Tiempo realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las cadenas de televisión por cable han apostado tradicionalmente por “dosificar” semanalmente las series y otros programas de su parrilla de ofertas. La idea es que, manteniéndolos el mayor tiempo posible en su programación, perdurarán mucho más en la conversación cultural.

No es eso lo que piensan en Netflix.

Dicha plataforma apuesta por las entregas en bloque; por colgar de una vez toda la temporada de una serie. Es, al parecer, lo que le está garantizando la fidelidad de los consumidores, que se dan verdaderos “atracones” televisivos, según un análisis de la propia compañía.

Todo está medido. Netflix ha rastreado su base global de suscriptores y, durante siete meses, ha registrado el modo en que aquellos han visto la primera temporada de más de 100 series televisivas. La conclusión es que los usuarios destinan una semana a esa primera entrega, a razón de dos horas diarias.

Hay diferencias, sin embargo, en la rapidez con que los televidentes se “zampan” una serie y otra, en dependencia de las temáticas que estas desarrollen. Netflix muestra una gradación, desde “devoradores” a “saboreadores”, que se puede distribuir en tres categorías principales:

El adicto velocísimo. Tarda de media cuatro días en terminar una temporada, a razón de 2 horas y media diarias. Los géneros que se consumen a esa velocidad son el de terror, el thriller y la ciencia ficción.

El adicto veloz. Dedica cinco días a completar una temporada, al ritmo de dos horas diarias. Las series vistas así son las comedias, las policíacas y las de superhéroes.

El adicto ligeramente más relajado. Dedica una hora y 45 minutos diarios a una entrega, durante seis días. Los géneros incluidos en esta categoría son las comedias irreverentes y los dramas políticos e históricos.

 

Pensando en todos ellos hemos elaborado este ranking.

1. Better call Saul

Bob Odenkirk, en el papel del abogado Jimmy McGill, protagonista de la serie Better Call Saul. AMC

Su protagonista, Bob Odenkirk ha sido nominado a los Globos de Oro en cuatro ocasiones por su interpretación de este papel. 'Better call Saul' es la precuela de 'Breaking Bad' y se centra en la figura del abogado de baja estofa Jimmy McGill y en su reinvención en Saul Goodman, un letrado de muy poca moral.

Lo más interesante de la serie es que, a pesar de ser extraordinaria, intrigante y rara, lo que en principio podría ser un despropósito para la moralidad de cualquiera acaba convirtiendo en uno de los proyectos televisivos donde la moralidad y la ética están más presentes.

La serie se desarrolla varios años antes de los eventos de Breaking Bad y narra la transformación del estafador esencialmente decente que convirtió al abogado Jimmy McGill (Bob Odenkirk) en la sórdida personalidad de Saul Goodman. Saul también cuenta con otros habituales de Breaking Bad en Esposito (el capo de la metanfetamina Gus Fring) y Jonathan Banks (el taciturno reparador de Fring, Mike Ehrmantraut). Otra figura clave de Breaking Bad , Hank Schrader de Dean Norris, aparece en la quinta temporada del programa, al igual que Steven Michael Quezada como el compañero de la DEA de Hank, Steven Gómez.

Temporadas: 5.

  • 10 capítulos por temporada.
  • La sexta temporada está anunciada para este 2021 y tendrá 13 capítulos y será el final de la serie.
  • Acceso directo a la serie.

2. El niño Ciervo (Sweet Tooth)

Un fotograma de la serie donde aparece el protagonista, Christian Convery

El pequeño protagonista de esta historia tiene que descubrir quién es y de dónde han salido sus orejas y cuernos de ciervo. La esencia de la filosofía (“conócete a ti mismo) en ambiente distópico. Los creadores son un director que se estrena en esta producción (Beth Schwartz) y otro que tiene una cierta y poco defendible trayectoria: Jim Mickle (Somos lo que somos, Stake Land, El lado siniestro de la luna). Todo hacía presagiar una serie rutinaria más de apocalipsis en bucle, que poco tenía que aportar.

Es verdad que la serie no termina de funcionar en los primeros capítulos. Es una presentación de personajes y del mundo desolado que no pasará a la historia. Pero a partir del tercer episodio, la aventura cobra fuerza y los personajes empiezan a tener interés, con un buen ritmo narrativo. Todo lo que sucede en la serie recuerda mucho la ansiedad mundial que hemos vivido en los últimos meses, y le añade un tono esperanzado y optimista que resulta muy necesario, siempre y cuando se gradúe el sentimentalismo de la historia (algo que felizmente sucede en un guion astuto y contenido).

Uno de los hallazgos de la serie es el protagonista, Christian Convery, un canadiense de 11 años al que habíamos visto en papeles menores en SobrenaturalLegión o Pup Academy. Su personaje es muy spielbergiano, con un arco dramático en el que hay ternura, audacia y una búsqueda de las raíces filiales conmovedoras.

El diseño de producción, las localizaciones y la fotografía tienen un altísimo nivel, así como la acertada selección musical, que incluye canciones tan populares e inmortales como Dirty Paws, de Of Monster and Men; Hello Miss Lonesome, de Marlon Williams; Never Going Back Again, de Fletwood Mac, o Wildflowers, de Tom Petty.

Netflix todavía no ha confirmado que habrá segunda temporada, aunque el éxito de crítica y público ha sido rotundo.

Temporadas: 1.

3. The Crown

Olivia Colman, es una actriz británica ganadora del premio Óscar a mejor actriz de 2019 en un fotograma de la serie

Drama histórico y biográfico basado en el reinado de Isabel II que se estrenó en 2016. Su gran ambientación, el despliegue de medios técnicos y la inclusión de temas de interés común son las claves que la convierten en una serie única, aplaudida tanto por la crítica como por la audiencia.

The Crown está creada por Peter Morgan (The Queen) con la ayuda de Left Bank Pictures y Sony Pictures Television como productoras, expresamente hecha para la plataforma Netflix. Inicialmente, la serie se planteó como un largometraje con unas ideas de casting claras que incluían a Michael Gambon (saga Harry Potter) o Carey Mulligan (Nunca me abandones). Más adelante, sin embargo, Morgan se dio cuenta de la cantidad de tramas que abarcaba el proyecto y la imposibilidad de plasmarlas en 90 minutos.

Posicionada como una de las series más caras de la historia con un presupuesto de 130 millones de dólares, The Crown cuenta con un equipo destinado específicamente a la investigación histórica y la consecución de recursos para que la recreación sea impecable. Esta factura no ha pasado desapercibida para la crítica y los espectadores, que le brindaron una recepción mayoritariamente positiva desde el momento de su estreno.

Para llevar a cabo la serie se contó con un reparto ya experimentado en la televisión británica, encabezado por Claire Foy (La pequeña Dorrit) en el papel de Isabel II. Junto a ella se encontraban Matt Smith (Doctor Who), Vanessa Kirby (Grandes Esperanzas) o Eileen Atkins (Cranford). En la tercera temporada, además, se incorporó la conocida actriz británica Helena Bonham Carter (Big Fish) como la princesa Margarita.

El éxito de The Crown se tradujo en varias nominaciones y galardones desde el principio, recibiendo un total de 26 candidaturas para las dos primeras temporadas en los premios Emmy. Además, en el año 2017 logró alzarse con dos Globos de Oro a Mejor Serie de Televisión en la categoría de Drama y a Mejor Actriz para Claire Foy.

Temporadas: 4.

4. Grace y Frankie

Serie protagonizada por Jane Fonda y Lily Tomlin

La serie, múltiple veces nominada a los premios Emmy y a los Globo de Oro y estrenada en mayo de 2015, retrata honesta e hilarantemente la vida de dos mujeres que tras descubrir que sus esposos son gays, tendrán que encontrarle de nuevo sentido a su vida a los 80 años.

La serie habla abiertamente de la vida de las personas de la tercera edad y sin estigmas visibiliza muchas de sus necesidades humanas, habla de la soledad, del amor, del sexo y de diferentes situaciones que viven. Sin embargo, la serie no está dirigida a un público adulto, al contrario es una serie que exuda humor, frescura y juventud.

El auténtico valor de esta serie es doble. No solo por contar como protagonistas con dos actrices de 84 y 82 años, Jane Fonda y Lilly Tomlin, respectivamente, sino porque es precisamente su edad y todo lo que lleva aparejado, el verdadero eje que construye cada historia en la serie. Y por eso Grace & Frankie, es una serie necesaria.

La trama gira alrededor de dos esposas que, pese a ser complemente diferentes, terminan viviendo juntas y superando el trauma de que sus maridos (Martin Sheen y Sam Waterston, ambos de 81 años) las dejen después de reconocer que son gais y llevan años manteniendo un affair.

A lo largo de sus seis temporadas, Gracie & Frankie aborda temas como la sexualidad a partir de los 70 años, las relaciones y el matrimonio de los mayores, la homosexualidad, el edadismo en diferentes ámbitos, el Alzhéimer, el derecho a una muerte digna o la soledad.

Temporadas: 6.

  • 13 capítulos cada temporada
  • Habrá 7ª y última temporada, es posible que se lance en enero de 2022
  • Acceso directo a la serie.

 

5. Master of none

Los coprotagonistas de esta serie

La serie fue creada por Aziz Ansari y Alan Yang, y con Ansari como protagonista en el papel de Dev, un actor indio de 30 años que intenta hacerse camino en la vida en la Ciudad de Nueva York. 

Aziz Ansari, un cómico de origen hindú que saltó a la fama gracias a su papel en Parks and Recreation, Master of None trata desde su mirada temas como el racismo, el sexismo, la inmigración o la homofobia con humor e inteligencia para dotarla de gran trasfondo social.

Master of None es una de las comedias más aclamadas de los últimos años. Sus diálogos, su estética, su banda sonora, sus personajes… han sido piezas de peso para que esta ficción que narra las vivencias y desencuentros de las relaciones sociales del siglo XXI se haya convertido en uno de los bastiones de Netflix en cuanto a sitcoms se refiere. Además, la corta duración de sus dos temporadas posibilita que el espectador las consuma en un visto y no visto.

Su éxito se ha traducido en dos Emmy al Mejor Guion de Comedia, así como un Globo de Oro en 2018 para Aziz Ansari por su papel en la serie. Aunque precisamente a su creador su interpretación no le costó en exceso, ya que algunas de las escenas están basadas en historias reales. Incluso sus padres participan en Master of None interpretándose a sí mismos. Lo que es menos conocido es que Shoukath Ansari, su progenitor, tuvo que pasar un casting con unas 18 personas para conseguirlo.

Otra que también se auto interpreta es Lena Waithe, actriz que da vida a Denise. El motivo es que para un capítulo en el que se trata la homosexualidad, los creadores plantearon a la actriz que fuese ella quien contase cómo fue su propia salida del armario para darle un mayor realismo a la trama. Así se construyó 'Thanksgiving', uno de los episodios más aclamados.

La parte negativa se la lleva el propio Ansari, que, pese a tratar el abuso sexual en uno de sus episodios, fue acusado por excederse con una joven de 23 años tras una cita. Un suceso que ha ensuciado el futuro de la serie y de su creador. Es conocida la doble moral americana respecto al sexo.

En la tercera temporada, el centro de la narración de Master of None cambia de rostro. Aziz Ansari, cocreador de la serie junto a Alan Yang, abandona el rol principal de la comedia autoral para que se luzca Lena Waithe como Denise, la mejor amiga lesbiana del protagonista. Toca centrarse en el día a día de su vida en pareja con la propia Waithe a cargo del guion con Ansari, que juntos ya se llevaron un Emmy en 2017 por el episodio de Acción de Gracias de la segunda temporada. 

Master of None también destaca en términos estéticos. No sólo por la apariencia del formato Cinemascope, propio del cine, sino por los guiños hacia el séptimo arte que se desprenden de sus imágenes. Desde el Nueva York de Woody Allen hasta el renacimiento italiano y la figura de Vittorio de Sica como exponente del movimiento, varios de sus capítulos se predisponen como un homenaje a la gran pantalla.

En definitiva, esta serie se plantea como una narración de las relaciones humanas del siglo XXI que busca crear conciencia de una realidad cambiante pero todavía arraigada a costumbres antiguas que, de un modo u otro, se han quedado desfasadas.

Temporadas: 3.

6. Atípico

Sam en la primera temporada de 'Atípico'

Atípico sigue a Sam, un adolescente con un trastorno dentro del espectro autista, y muestra cómo se adapta a los retos de un joven de su edad: socializar, pensar en la universidad, las relaciones románticas o el primer trabajo. Su condición nunca es tratada en la serie como fuente de humor y tampoco como un problema, sino como una diferencia, y así intenta hacérselo entender a los demás su familia.

En el proceso, su madre tendrá que aprender a darle espacio e independencia, porque a pesar de su temor a que otros le hagan daño, sabe que no puede protegerlo toda su vida porque ya no es un niño pequeño. Con el paso de las temporadas, la representación del autismo se va ampliando con la incorporación de nuevos personajes interpretados a su vez por actores en el espectro. 

El elenco es uno de los puntos fuertes de esta serie. Es imposible no quererlos a todos, especialmente a tres personajes cercanos a Sam: Casie, su hermana menor; Paige, su novia; y Zahid, su mejor amigo. La relación de cada uno de ellos con el protagonista tiene una dinámica diferente, pero todas son igualmente adorables. Un buen villano siempre es muy entretenido, pero ver buenas personas en las series es reconfortante. 

Combina con destreza drama y comedia en episodios de 30 minutos, y en ellos siempre encontraréis situaciones que os sacarán una sonrisa y otras que os conmoverán con ternura.

Aunque su protagonista es Sam, un adolescente, la serie también usa con acierto a los personajes de sus padres interpretados por Jennifer Jason Leigh y Michael Rappaport, dos actores en estado de gracia, con los que se exploran temas más adultos. 

Aunque podría haber continuado una temporada más, Robia Rashid, la creadora de Atípico, supo que la cuarta entrega sería la última antes de empezar a rodar, por lo que tuvo tiempo de preparar el cierre. Al ser una serie de personajes, que no depende de giros de la trama ni necesita atar cabos sueltos, en los últimos episodios pudo centrarse en lo realmente importante. La temporada de despedida es bonita y el final es satisfactorio, lo único negativo es que cuando acabéis la serie ya los echaréis a todos de menos. 

Temporadas: 4.

7. Un lugar para soñar

El elenco principal de actores: Alexandra Breckenridge (This is Us) como Melinda Monroe y Martin Henderson (Grey’s Anatomy) en el papel de Jack Sheridan

En diciembre del año 2019 se estrenó la serie Un lugar para soñar (Virgin River en su versión original), una ficción romántica en la que acompañaremos a su protagonista en una nueva etapa de su vida que le pondrá a prueba en más de un sentido. La trama gira en torno a Melinda Monroe, una joven enfermera recién divorciada que se muda de Los Ángeles a una remota comunidad del norte de California para comenzar una nueva vida. En su nuevo destino, la protagonista conocerá a Jack Sheridan, el dueño de un bar local que pondrá su vida patas arriba y le hará volver a creer en el amor.

Al frente de esta ficción se encuentra Sue Tenney, una guionista y productora que cuenta con una destacada trayectoria en la pequeña pantalla, habiendo participado en títulos como Cedar Cove o Good Witch, además de la exitosa 7th Heaven, donde pudimos ver a una joven Jessica Biel (The Sinner).

La historia que se nos narra en esta serie tiene su origen en la extensa saga de novelas escrita por Robyn Carr, cuyo primer título es precisamente Virgin River. Además, algo que tiene en común la escritora de nacionalidad americana con la protagonista de sus libros es que ambas estudiaron la carrera de Enfermería. Sin embargo, Carr decidió aparcar esta faceta y centrarse en su afición literaria de manera profesional, destacando sobre todo por sus relatos románticos.

Para trasladar la historia a la pequeña pantalla se contó con un reparto encabezado por Alexandra Breckenridge (This is Us) como Melinda Monroe y Martin Henderson (Grey’s Anatomy) en el papel de Jack Sheridan. Junto a ellos se encontraban Colin Lawrence (The Killing), Annette O’Toole (Smallville), Tim Matheson (Hart of Dixie), Lauren Hammersley (Mr. D) y Jenny Cooper (Open Heart).

Además de intervenir como intérprete, es relevante señalar que Matheson desempeñó también la labor de director en algunos episodios, un rol que había asumido anteriormente en ficciones como Criminal Minds, Psych, Burn Notice, Suits o Lucifer, entre otras.

A pesar de que la serie apenas fue promocionada, en el momento de su estreno gozó de una gran acogida por parte del público, obteniendo un número considerable de reproducciones. Y es que, tal era la confianza de la plataforma en este producto, que comenzó a trabajar en una segunda entrega antes incluso de su lanzamiento.

A modo de curiosidad, merece la pena hacer referencia al hecho de que, a pesar de ambientarse en un pequeño pueblo de California, el rodaje de la serie se trasladó a Vancouver y la Columbia Británica, en Canadá. Los paisajes boscosos de estos parajes se convirtieron, sin duda, en uno de los elementos más atractivos de la ficción, consiguiendo transmitir esa sensación de aislamiento y calma que caracteriza al lugar en el que se desarrolla la trama.

A medida que se suceden los capítulos, los espectadores serán testigos del viaje no solo físico sino también emocional de la protagonista, que con su llegada a la localidad de Virgin River deberá aprender a sanar las heridas de su pasado en un entorno que le ofrecerá nuevas oportunidades. Y es que, tal y como uno de los personajes enuncia en un momento de la serie, su nuevo hogar podría definirse con la siguiente frase: “Small towns. The internet is slow, but the gossip is fast.”

Si estás buscando un lugar de ensueño o simplemente una historia con la que volver a creer en el amor y pasar los días navideños desde el calor del sofá, visita Virgin River y descubre cómo este paraje y sus peculiares habitantes cambian la vida de Melinda Monroe para siempre.

Temporadas: 3.

  • 10 capítulos cada temporada.
  • Habrá 4ª temporada, prevista su salida 2022. Más bien en el segundo semestre del año.
  • Acceso directo a la serie.

 

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?