Seguridad

Hay doce detenidos

Desarticulada en Madrid una banda que robaba joyas para invertir en criptomonedas

Operación de la Policía Nacional contra ciudadanos españoles, bosnios y colombianos en el barrio de Salamanca que fundían el oro para transformarlo en lingotes

Fiscalía anticorrupción
photo_cameraFiscalía anticorrupción

Las unidades de delincuencia económica y de delincuencia especializada de la Policía Nacional están llevando a cabo desde esta mañana en el madrileño distrito de Salamanca una operación para desarticular una trama de ciudadanos bosnios, españoles y colombianos que se dedicaba a robar joyas para invertir en criptomonedas.

La operación, coordinada por la Fiscalía anticorrupción y el juzgado de instrucción número 1 de Marbella, va dirigida contra al menos doce sospechosos de formar parte de la banda, camuflada bajo distintas sociedades.

Estas empresas pantalla les permitían dotarse de cierta apariencia de legalidad y desligarse de los robos que llevaban tiempo cometiendo. Una de ellas, a nombre de dos ciudadanos colombianos, es Eywa Traders, sociedad de “compra y reciclaje metales preciosos”, según consta en el registro mercantil.

El objetivo de la banda eran precisamente joyas, en concreto, las de oro, para poder fundirlas y transformarlas en lingotes. Su modus operandi era siempre el mismo: asaltos a viviendas en las que sabían que podrían encontrar su botín gracias a la vigilancia que habían llevado a cabo previamente. No se dirigían a joyerías u otros establecimientos similares.

Los lingotes de oro les permitían más tarde invertir en criptomonedas o avalar la compra de bitcoins a los servidores que las fabrican, prometiéndoles una alta rentabilidad.

Fuentes de la investigación consultadas por El Confidencial Digital apuntan a un ciudadano bosnio como presunto cabecilla de la banda. La operación continúa desarrollándose en el distrito de Salamanca, en el barrio de Fuente del Berro, cerca de la plaza de Manuel Becerra.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo